2 de octubre de 2017

Volví a algunos lugares

-Imagen tomada de la red-

Volví a nuestro cine
y me senté en la última fila,
bien centrada con la pantalla.
También a ti te gustaba el cine,
la última fila y la butaca centrada.

En la oscuridad de la sala
comencé a añorarte,
a sentirme muy sola y triste.
Miré la butaca vacía a mi derecha
e imagine tu presencia.
Extendí mi mano y acaricié allí
donde debía estar la tuya
y solo arañé el aire.

Bendita soledad de algunos cines
con sus extraños horarios,
que dejan intimidad para secar lágrimas.

La película no te habría terminado de gustar,
pero luego, en nuestro rincón del bar,
habríamos desgranado su estructura:
los planos, la luz, el vestuario,
la interpretación, el guion…
Concluiríamos, como siempre,
comentando nuestros puntos de vista
en cuanto a su mensaje.

Y salí de la sala a paso lento
por no importunar a mis fantasmas.
Pasé delante de nuestro bar
y supe, conteniendo la emoción,
que había ganado otra batalla
a esos lugares a los que, sin ti, no había vuelto.


-Verónica Calvo-

36 comentarios:

Mª Jesús Muñoz dijo...

Verónica, me encanta la valentía que muestras enfrentándote a recuerdos y sentimientos del pasado...Esa entereza y dignidad, que te lleva hacia adelante, guardando como un tesoro lo vivido...Y es que en realidad pasado y presente caminan juntos, ellos nos proyectan al futuro.
Mi abrazo y mi cariño, amiga.

Verónica Calvo dijo...

Querida María Jesús, soy de enfrentar las situaciones cuanto antes, aunque quedan algunas pendientes.
No hay otra. La vida sigue y nos otros con ella.

Muchas gracias por tus palabras.
Un abrazo enorme.

Maite Lorenzo dijo...

¡Ay,Verónica! Qué hermoso poema has escrito. Una ausencia muy cercana y una presencia añorada...
Eres una gran poeta. Este me ha llegado al alma.
Un beso, un abrazo y mi sentimiento.

Verónica Calvo dijo...

Muchas gracias por tus palabras, Maite.
Me alegra que este poema te haya gustado.

Besos grandes.

Rafael dijo...

Tu protagonista se enfrenta a los recuerdos en ese cine.
Un abrazo.

Verónica Calvo dijo...

Sí, Rafael, así fue.

Un abrazo grande.

Noelplebeyo dijo...

Al cine hay que ir sin miedo, aún con fantasmas

Besos

Alicia dijo...

Que bien describes la nostalgia y los recuerdos. Me gusta mucho tu poema. Besos

Verónica Calvo dijo...

Jamás fui con miedo, ni siendo una peli de terror.
Aquí es la sombra que deja una pérdida sin posibilidad de nada.

Besos, Profe.

Verónica Calvo dijo...

Gracias, Alicia.
Hay poemas que se escriben solos porque nacen del sentimiento profundo.

Besos.

TORO SALVAJE dijo...

Jo...
No sé qué decir.
Es un poema tan íntimo que no quiero ensuciarlo con mis palabras.

Todo mi cariño, mi ánimo y mi admiración para ti.

Besos.

Verónica Calvo dijo...

No hace falta que digas nada, Toro Salvaje porque sabes.
Y no ensucias.
La admiración entonces, mutua.

Gracias... abrazo.

lunaroja dijo...

Es impecable.
Un viaje por una vida,por un instante,por ese momento que queda plasmado a través de estos versos que nos llegan al alma-

Mª Socorro Luis dijo...


Volver a vivir, a sentir emociones, aunque duelan...

Bello y entrañable, Vero. Besos

Tracy dijo...

¡Ay si los cines hablaran de las lágrimas que se vierten en soledad!

Verónica Calvo dijo...

Un instante. Es eso, lunaroja.

Besos y gracias por tu presencia.

Verónica Calvo dijo...

Aunque duelan, Soco, tal como dices.
Las heridas son menos dolorosas en un poema.

Besos.

Verónica Calvo dijo...

Qué verdad, Tracy...

Un abrazo.

Lola Barea dijo...

Que bonito, Verónica. " Y arañé el aire" Precioso poema. Mis felicitaciones poeta.
Abrazos grandote para ti.

Lola.

TORO SALVAJE dijo...

Hola Verónica.
Vengo a despedirme.
Durante un tiempo escribiré únicamente para mí.
Creo que lo haré con más libertad.
Mientras eso ocurra no se podrá acceder a mi blog.
En el futuro ya decidiré si vuelvo a publicar lo que escribo.
Muchas gracias por todo este tiempo compartido.
Que te vaya muy bien.
Un abrazo.

Espero que todo, todo, todo te vaya muy bien.

Un muackkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkk para ti.

Verónica Calvo dijo...

Xavi...
Disgusto es poco lo que tengo. Y a pesar de ello, te comprendo.
Te escribo.

Un hasta pronto con un beso de amistad y gratitud...

José Valle Valdés dijo...

Qué buen poema has logrado, amiga. Estupendo. Te felicito!

Abrazos

Verónica Calvo dijo...

Agradecida, Pichy.

Abrazo.

Rosa dijo...

Verónica querida, un poema emocionante que llega al alma.

Un beso y mi cariño, querida amiga.

Verónica Calvo dijo...

Muchas gracias, querida Rosa.
Este poema se ha escrito solo desde un nudo en el corazón.

Besos, querida amiga.

Frontera Esdrújula dijo...

Un nudo en el corazón y un desgarro. Es lo que dices y es lo que hay detrás de lo que dices. Cualquier comentario al respecto casi parece una profanación. Tiene el ascendente de venir de una verdad amarga.

Mi solidaridad y mi abrazo.

Soy Marian.

Patty dijo...

Un poema que se visualiza y se siente en cuanto lo lees.....bello me ha encantado :* besos Verónica.

Verónica Calvo dijo...

Muchas gracias, Mirian, por todo.
Hay poemas así, que son un grito a liberar.

Un abrazo grande

Verónica Calvo dijo...

Gracias, Patty.
Si visualizaste y sentiste, entonces, me siento contenta de haberlo publicado.

Besos.

Marisa dijo...

Mi querida Vero,
el recuerdo de
todo lo que se ha amado
que ayude a ganar
mil y una batallas.

Un grandísimo abrazo.

LA ZARZAMORA dijo...

Al cine, siempre...
Excelente metáfora de la vida, del amor, de lo pasado y por venir...de lo gótico ;) y lo onírico.
La vida es una larga secuencia, primerísimos planos, flashback, analepsis, un gran montaje creativo y poético, y con algunos fundidos en negro esperando el definitivo... y algún the-end feliz.

Mil besos, mi Corsaria poeta.

Verónica Calvo dijo...

Otro grandísimo abrazo para ti, querida Marisa.
Gracias!!!

Verónica Calvo dijo...

Tal cual lo has dicho, mi querida Eva.
Entre el gótico y lo onírico la vida va pasando hasta que legue el último y definitivo fundido a negro.
Hay momentos que el recuerdo es luz zenital y acaba en un poema, que es donde mejor debe estar.

Besos, mi Corsaria!!!

Verónica Calvo dijo...

Querida Lola, que te salté!!!
Muchas gracias.

Un beso grande.

Magdeli Valdés dijo...

Valentía en tu mirada de la vida

así se trabaja de apoco el desapego.

gusto de leerte.

Verónica Calvo dijo...

Gracias, Magdeli y bienvenida.

No sé si es valentía. Es mi manera de enfrentar las grandes pérdidas.

Abrazos.