6 de diciembre de 2012

Leteo






Venga el Leteo a mi vida
y llévese tu imagen,
los besos que no me diste
y esta piel que despreciaste.
Quiero flotar en sus aguas,
borrar el perfume que tu sexo dejase,
marchitar por entero este deseo,
hundirme como cobre
y extinguirme en el olvido.
No ser sol en la memoria,
beber en su orilla amapolas
dejándome dormir plácida
en brazos de la amada Nada.
Venga el Leteo,
llévese los versos que libres nos hicieron,
acabe con el frescor que revive
y ahogue en sus abrazos todo lo que dije.



(Imagen: Brooke Shaden)

123 comentarios:

Melvin dijo...

Y si el Leteo no viene y si el olvido no se cierne sobre las heridas, sobre la memoria... que podamos cerrar los ojos y dejar que se escape el dolor en su manto negro y que las lágrimas que nunca se derramaron discurran lejos del Hades... Porque ese no es su lugar natural...que lleguen a verdes y frondosos valles donde poder edificarnos. A mi modo y como te puedo querer, así desde mi percepción y desde nuestros viajes extra-dimensionales... pues eso, que te quiero.

Lichazul dijo...

que bien emplazadas las palabras , su combinación y posición me deja sabor a los clásicos
ese hiperbaton están muy bien utilizado
borrar el perfume que tu sexo dejase

felicitaciones VERONICA es un poema precioso y musical por excelencia

besitos y buenas vibras

Delion La Barge dijo...

Hoy vienes fuerte,querida Verónica.
Es un poema de antología.
Está lleno de fuerza,de ritmo y de firmeza.

Cuantas veces no quise sumerjirme en sus aguas,cuantas veces no clamé a gritos por un olvido.
Es por ello que este poema me encanta.

Besos,tesoro,te felicito

Lapislazuli dijo...

Querida amiga, si fuera posible que Leteo trajera el olvido.....
Maravilla poema
Abrazo

Verónica C. dijo...

Mi queridísimo Melvin, ¿tu querrías olvido? Yo no.
Calmar el dolor, si, pero olvidar, no.
Al fin y al cabo todo lo que nos sucede nos hace.

Edifiquemos sobre las bases de la reflexión y la conciencia y dejemos que las aguas fluyan hasta los verdes prados de la serenidad.

Yo también, a mi modo, como puedo y como la antimateria me deja, te quiero.

Un beso enorme querido mío

Verónica C. dijo...

Entonces, Elisa, hoy me pongo una medalla :)
Eso quise cuando lo escribí hace meses, que tuviera eco de clásico por el Leteo.

Y me alegra especialmente que seas tú quien lo aprecie.

Besos y gracias

Verónica C. dijo...

Ah, mi querido Delion... no me hables de clamar por un olvido ni de querer sumergirme en sus aguas... Cuántas veces no lo deseamos.
Y sin embargo todo nos ha hecho en quienes somos en este momento.

Gracias por tus palabras, también por le comentario que dejaste en "poetas andaluces de ahora", eres un sol.

Besos mi querido amigo

Verónica C. dijo...

Lapislazuli, si fuera posible... ¿te bañarías en sus aguas?
Al fin y al cabo todo acabará diluido en otro Leteo.
Y mientras, a llevarlo :)

Abrazo y gracias por tu presencia

Rafael dijo...

"...Venga el Leteo a mi vida..."
Quiero beber de sus aguas y olvidarme de todo, "de la vida y de la Nada..."
Un abrazo en la noche.

fus dijo...

Impresionante poema lleno de simbologìa y sensualidad. Enhorabuena

un abrazo

fus

carlos Niederheitmann dijo...

Si bebiste de las aguas de Leteo, tengo miedo a dejar un comentario. Son cosas que me asustan. Esas de no encontrar la memoria.

Y me viene la pregunta, inevitable, estrepitosa, andante, no podría decir inolvidable porque me aferro a recordar la pregunta, sabes aún quién soy?

Lindo poema, un beso.

TriniReina dijo...

Por ahora me niego al agua del Leteo. Todo mi afán en contra. prefiero el dolor del recuerdo al vacío del olvido. En este caso: prefiero la sed del recuerdo al agua del olvido.

Besos

aris dijo...

Bellísimas palabras .. quién pudiera borrar el dolor de lo vivido .. la dejadez y el olvido inmerecido! ..

Un cálido abrazo

TORO SALVAJE dijo...

He tenido que recurrir a la wikipedia porque desconocía lo que significaba Leteo.

Ahora que lo entiendo me gusta mucho el poema.

Besos.

Verónica C. dijo...

Así dice el poema, Rafael, olvidar todo lo que tenga que ver con un momento de la vida, mas no de toda la vida.

Aunque a veces quisiéramos olvidar, qué terrible, ¿no te parece?

Abrazo desde la frontera

Verónica C. dijo...

Gracias fus.

Me alegra verte.

Abrazo

Verónica C. dijo...

No, Carlos, no lo haría aunque pudiera.
Todo lo vivido es mío, personal e intransferible.
Lo bueno me ha dado energía y empuje para llenarme de vitalidad y lo que no me gustó o me dolió me fortaleció.

Besos

Verónica C. dijo...

Tampoco yo iría al Leteo, Trini.

Hay veces que se quiere olvidar, pero todo acaba pasando y va haciéndose liviano, incluso lo más terrible.
También yo prefiero que duela a tener un hueco vacío.
Lo que vivimos es nuestro tesoro.

Besos

Verónica C. dijo...

Yo no lo haría, aris.
El dolor es parte de la vida y forma parte de nuestra memoria.
En nosotros está ese Leteo, que no llega al olvido pero calma.

A veces se quiere olvidar y se desespera en ello, pero pasa.
No, no olvides. Incluso el dolor más grande te ha hecho fuerte.

Me gusta ese cálido abrazo, me reconforta y me agrada :)

Te dejo otro, cálido y apretaíto

Verónica C. dijo...

Me alegra enormemente que este poema te haya mostrado un lugar donde reposar la mente.
Bueno, no te llevará al olvido, pero sus aguas te calmarán cuando lo necesites :)

Besos

Marinel dijo...

No sé si Leteo tiene el poder de diluir vivencias intensas,de amor que se alejó,pero que yergue su rastro a cada poco,avivando su recuerdo.
No sé si puede...ni si tampoco sería producente borrar algo hermoso de la memoria.
Besos.

Verónica C. dijo...

Yo no lo haría, Marinel, ni para olvidar un amor ni para olvidar otras partes de mi vida.

Besos

paco kali dijo...

Me encanta la fuerza de ese río
de olvido que nos propones.
hacer poesía, y darle sentimiento
está al alcance de muy pocos, a ti
te sale sola, te desborda y entonces
te salen poemas como este.
Un placer y gracias por tus visitas
lo de anudando, ahora comprendo tu
comentario, lo siento no había caído
antes.

MAR dijo...

Digo lo que Toro, no sabia que era Leteo
Verónica: ES PRECIOSO LO QUE ESCRIBES.
Y sin venir el Leteo, no se puede olvidar?
Bss, mi buena Verónica

Darío dijo...

En la furia del instante queremos olvidar. Pero todo olvido es ignominioso, indigno. Hay que soportar los clavos de nuestra cruz.
Un abrazo.

Alicia Fernández dijo...

Yo creo que Leteo no podra borrar los recuerdos, el dolor, porque es vida que hemos vivido y ahi esta. Hermoso poema vero. Besos
Yo tambien tuve que buscar la palabra Leteo jeje

lunáticasuicida dijo...

Qué sensual.

Verónica C. dijo...

Paco, ese río está bien para la literatura.
De hecho, si no es las letras, ¿dónde podemos dramatizar, morir de amor, vivir grandes aventuras y darnos el gusto de vivir otras vidas y otros sentidos?
De haber un Leteo yo no iría :)

No te preocupes, es imposible retener tanto y más con tantos blogs que leemos :)

Gracias por tus piropos, me los prendo de la medalla por hoy.

Besos, y gratitud

Verónica C. dijo...

Mar, no olvidemos.
La memoria ha de servir para crecer, nunca para querer borrarla.
Aquello que nos gustaría olvidar ha de ser llenado de serenidad, perdón y trascendencia.
Casi nada...

Besos mi querida Mar

Verónica C. dijo...

Así también opino yo, Darío, quitando los clavos y la cruz, que es como habitualmente decimos.
Yo prefiero llamarlo tendencias :)

Pero en un poema bien podemos dramatizar y el Leteo da mucho juego.

Abrazo

Verónica C. dijo...

Alicia, pues hoy conociste un lugar mítico donde muchos irían encantados.
Yo no.
No iría. Mi vida con sus acciones y resultados son mis capítulos.
Y no lo quiero perder, ni los realmente vergonzosos.

Besos

Verónica C. dijo...

Un cuerpo dejándose mecer por el agua, lo es, lunáticasuicida, y si además ese cuerpo se abandona al olvido es ya toda una invitación.

ALBORADA dijo...

Leteo...

Pues la verdad de la verdad que a veces me digo, contra si fuera posible me dieran unos cuantos electroshock de esos que hacen se olviden las cosas, pero noooooo, prefiero recordar, lograr levantarme ante esos recuerdos, dejar anclados los buenos y saber que los malos fueron parte de un crecimiento necesario (aunque si sigo creciendo con los palos, llego al cosmos), pero lo dicho, son parte de la vida, aunque de vez en vez se nos antoja la canción de Silvio:

Si me dijeran
pide un deseo
le pedriría un rabo de nubes
que se llevara lo feo
y nos dejara el querube

Un tremendo poema, como todo lo que escribes.

Un abrazote muy grande, querida Vero

Alicia Fernández dijo...

Vero, yo tampoco iría, nuestros actos, acciones, todo es parte de nuestra vida, ¿para qué perderlos?
Besos

S. dijo...

Desde que descubrí las virtudes del Leteo lo he buscado en sitios diversos o al menos sus efectos. En el alcohol, en las distracciones, en el deporte... Al final el verdadero río en el que si bebes olvidas se llama tiempo.

María dijo...

Flotar en las aguas para sentir las caricias húmedas de los sentimientos y dejarlos abrigados para siempre en la memoria para no olvidar lo que se ha sentido, lo que se ha vivido, y sentirse acariciada en la playa de los sueños.

Precioso, querida amiga Verónica, cuando me haces volar entre tus letras.

Un beso enorme.

guille dijo...

Yo debo tener en algun lado -cercano- un botecito con agua de ese rio, porque me es facilisimo olvidar a los cretinos que rozan mi vida.

MAJECARMU dijo...

Verónica,tu poema invoca a Leteo...en un momento que se diluye en el tiempo...La memoria es sagrada y mientras halla memoria somos...sabes que es así,aunque duela y agonicemos en el dolor...
Mi felicitación por la belleza y el ritmo del poema.
Mi abrazo inmenso por la magia de tu inspiración y el sentimiento,que nos dejas en él.
FELIZ TARDE NOCHE,Verónica.
M.Jesús

Pedro Luis López Pérez (PL.LP) dijo...

Ese leteo, ese río del olvido de momentos que no están presentes y que se han quedado en el meandro de nuestra memoria...unos como sedimentos visibles y otros erosionados, arrastrados por la corriente del Tiempo.
Precioso Poema, Verónica C.
Un abrazo.

xiana dijo...

El olvido... olvidar es morir en parte, o en todo.

Has visto la película "olvídate de mí" (Sunshine of the spotless mind)?

La foto atrapa.

Besos

Carlos Negrón dijo...

Hola Verónica, navego el Leteo y me sabe a nuevo comienzo. Allí donde todo es fuego. Un poema digno y contundente el que nos concedes. Te sigo desde ya y te dejo un abrazo desde mi isla querida.

Verónica C. dijo...

Querida Mayra, querer olvidar es renegar de la propia vida.
No, ni atada me bañaba en sus aguas.

Qué hermosa es esa canción de Silvio, la de compañía que me hizo :)

Besos mi querida amiga, muchas gracias por tu cercanía y cariño

Verónica C. dijo...

Perderlos nunca, Alicia, hasta los dolorosos son nuestra estructura.
Y siempre podemos sanarnos en unas letras.

Besos

Verónica C. dijo...

Si S.
Ahí es donde acaba el olvido.
Lo demás, dispersar la mente.

Ya era de hora, estoy que me subo por las paredes... ahora voy :)

Verónica C. dijo...

María, en esas aguas si que me baño, en las de Leteo sólo lo hago en letras.

Gracias mi cálida María, eres serenidad y siempre dejas tu estela.

Besos!!!

Verónica C. dijo...

Hay algunas personas facilísimas de olvidar, guille.

Esas no marcan, no dejan huella, no calan hondo.
No se prenden, bien dices: rozan tu vida.

Verónica C. dijo...

Querida María Jesús, ni loca me bañaba en el Leteo.
No, olvidar no es la solución.
Un día todo será olvido.
Un día... :)

Besos con mi cariño

Verónica C. dijo...

Pedro Luis, los recuerdos tienen aristas, otros se deforman y otros están intactos.
Pero querer olvidarlos es querer borrar capítulos de la biografía.

Abraz, querido poeta

Verónica C. dijo...

Xiana, querer olvidar debe ser una muerte, si.
A veces quisiéramos olvidar para no sufrir, pero, ¿nos bañaríamos en el Leteo de existir?
Yo no.

No vi la película, me la anoto.

Brooke Shaden, atrapa :)

Besos

Verónica C. dijo...

Bienvenido Carlos.

Quien se baña en el Leteo si tiene un nuevo comienzo.
Y una nueva vida, desde luego, porque no sabrá ni quien es.
¿Merecerá la pena entonces, perder todo por un recuerdo entre todos?
;)

Gracias por llegar y quedarte.
Luego paso a conocerte.

Abrazo desde la frontera

Juan Antonio dijo...

Las aguas del Leteo no dan el olvido, pero son un bálsamo que nos permite transformarnos numerosas veces para seguir siendo.

Besos perfumados de memoria.

Verónica C. dijo...

En la mitología si dan el olvido completo al beber sus aguas. De hecho creían los griegos que las almas bebían de él para no recordar nada al reencarnar.

Juan Antonio, yo no quiero olvidar, ni lo trágico. Es mi historia :)

Esos besos me gustan.

Yo te beso y te abrazo

Inma_Luna dijo...

Ufff SUBLIME POEMA.
Yo no quiero olvidos, si quiero tiempos no sufridos.
Besos

Mariangeles Ibernón Valero dijo...

Que bonito lo que escribes y quien bien lo haces jodia!!! ( con perdón y cariño)
Yo nunca quiero olvida, no puedo permitirme ese lujo, el de renuciar a una historia, una vida, mi vida.
Tu poema es algo especial para mi en esta triste noche, donde los recuerdos invaden mi ser por completo.......gracias cariño por compartir.
Un beso en el alma :)*

Marisa dijo...

Querida Verónica,
creo que nunca hay olvido,
asumiremos la vida
aunque no siempre
haya sido navegar
por aguas plácidas.

Un precioso poema.

Mil besos

ohma dijo...

Un poema que parece llevar ritmo, una lira de fondo creo que le vendría bien,Verónica.
Me has recordado a la leyenda del rio Limia que dice que los romanos temian cruzarlo por temor a olvidarse de quienes eran.
Muchos besos.

Lyliam dijo...

Bueno, ya veo no soy la única, los recuerdos son míos y están en mi, y no, no quiero que se vayan. Tu poema es hermoso como siempre poeta, no hace tanto que se sobre el río del olvido, me gustas clásica amiga, me gustas siempre, un abrazote.

Menteinvisible dijo...

Resumo...
Olvidar es olvidar, no es recordar lo que se quiere olvidar, el poema consigue el efecto contrario que pretende.
Es el lenguaje del amor, que engaña a la razón.
Simbolo universal...el agua representa a la memoria y al olvido..las fuentes murmuran antiguas memorias o el agua purifica y limpia al igual que el fuego.
Me cuesta resumir,
Tu poema es sensacional toca lo mas hondo de la mente humana.
Un abrazo,
m.i.

Verónica C. dijo...

Tampoco quiero olvidos, Inma.
Los tiempos sufridos también son nuestros. Ellos nos hacen mejores o amargados.
Ojalá aprendiéramos desde la felicidad.

Besos

Verónica C. dijo...

ohma, una lira... Luego escucharé música de lira y leeré el poema, no se me había ocurrido :)

Entonces la historia se repite una vez más con distinto nombre y escenario.
Las aguas, por aquello de estar asociadas a los sentimientos, siempre han tenido una influencia poderosa.
¿De dónde sacarían en sus comienzos la idea de que traían olvido?

Besos grandes

Verónica C. dijo...

Querida Lyliam, debe ser terrible vivir sin memoria por propia voluntad como lo es tener tanta que no te deje ver la belleza y plenitud de los instantes gozosos de la vida.

No, no nos bañemos nunca en aguas de olvido.
Aunque duela, es nuestra vida.

Gracias por tus palabras mi querida amiga.
Se te extrañaba :)

Besos ***

Verónica C. dijo...

m.i. las aguas también están asociadas a los sentimientos.
Tantas veces queremos olvidar algo doloroso que beberíamos de esas aguas pero también es verdad que una cosa es recordar y otra olvidar, como bien dices.
Dejar de recordar es posible, basta cortar el recuerdo cuando aparece. El olvido lo traerá el tiempo.
Ahí estamos todos destinados, no hay otra.

Me agrada que este poema te llegue, especialmente.

Abrazo

Verónica C. dijo...

:D Mariangeles!!! :D

Tampoco yo quiero olvidar nada, aunque duela, es mío, parte de mi experiencia y vivencia y todo lo que me pasa es mi tesoro. Todo guardado, para que pueda seguir caminando con lo que buenamente pueda aprender.

Anoche debió haber un influjo de nostalgia, sólo eso :)

Besos grandes ***

Verónica C. dijo...

Querida Marisa, lo realmente importante no se olvida. Imposible.
De todas maneras todo quedará en algún lado de nuestro ser pues todo lo que nos sucede, queda, por insignificante que sea.

Besos con mi cariño

José Manuel dijo...

Olvidar si, pero no todo, hay recuerdos que aunque duelan no se pueden evitar porque se han vivido.
Felicidades por este poema firme y con ritmo.

Besos

Plebeyo Sir dijo...

yo aunque beba, no olvido

privilegio o castigo?


Por cierto, si eres seguidora de The Church, me tienes en tus manos

Amanecer Nocturno dijo...

Tus poemas siempre tan sabios, siempre enseñándome tantas cosas que desconozco.
Yo también quiero que venga el Leteo y me deje saborearle. Quiero olvidar el dolor, y de forma natural es imposible.

Un abrazo.

Verónica C. dijo...

José Manuel, querer olvidar es humano ante un dolor reciente, pero todo es parte de nuestra historia.
Querer olvidar es en si mismo renegar de nuestra vivencia.

Gracias por la felicitación :)
Este poema me satisface.

Besos

Verónica C. dijo...

Realmente crees en privilegios y castigos, Plebeyo???

;) Yo no creo en casi nada ya porque la vida me lleva cada tanto a no creer ni en lo que creía profundamente arraigado.

Estás en mis manos, como la misma arena que se desliza entre mis dedos :D
Y me gusta tenerte así, yeah!!!

Verónica C. dijo...

Amanecer, no quieras beber el olvido, deja que el dolor te abarque por entera porque es la única forma de dejar que pase.

Todo es parte de nuestra existencia, incluso el dolor insoportable que acabará pasando aunque posiblemente dejara cicatriz.
Y te fortalece :)

Abrazo con bálsamo para el alma

Amapola Azzul dijo...

Muy bello, muy bello.

besos.

Lichazul dijo...

FELIZ FIN DE SEMANA VERITO!!!!
muchas gracias por tu huella
abrazoooo grandeee
acá el sol reluce esplendoroso

Verónica C. dijo...

Gracias Amaopla Azzul :)

Verónica C. dijo...

Feliz finde Elisa!!!

Acá disfruto de puente, una gozada.
El día anda raro, hay sol, nubes, se pone pálido... Hoy no llueve. Dos días de lluvia, maravillosos e inspiradores.

Disfruta de ese sol, que crezcan las semillas de la musa!!!

Besos!!!

Verónica C. dijo...

De Patricia H por correo electrónico:

Que preciosidad de poesía.
Con qué delicadeza describes estos versos que te hacen sentirte libre y desaparecer en la Nada.
(Bienvenida esta inspiración, bella y profunda de las aguas de Leteo).

Verónica:
Gracias tesorillo.
Pero no está bien desaparecer en la Nada.
Hay que plantar cara, eso es lo que nos hace libres, no cerrar los ojos hasta adormecernos en el limbo.

g dijo...

Para lo bueno y para lo malo, no me gustaría arrebatarme mi propia vida.

Verónica C. dijo...

Yo no bebería sus aguas, g.

Incluso el dolor nos ha hecho llegar a hoy siendo quienes somos.

ReltiH dijo...

SE SIENTE UNA DECEPCIÓN PROFUNDA.
BESOS

Luján Fraix dijo...

OJALÁ PUDIÉRAMOS OLVIDAR ALGUN MOMENTO DE LA VIDA, PERO CREO QUE ESO NO ES POSIBLE, EN MI CASO SON TERRIBLEMENTE MEMORIOSA Y CAIGO MÁS DE UNA VEZ EN RECUERDOS TRISTES Y ALEGRES.

BESOS QUERIDA VERÓNICA.
SIEMPRE ME SORPRENDES CON TUS MARAVILLOSAS JOYAS.

virgi dijo...

Nada calma el dolor, puede que sólo el tiempo.
De Leteo sé poco, voy a informarme, besitos, linda.

mentalhesitation dijo...

No hay que olvidar...hay que recordar, para aprender..y para la siguiente vez, ser más fuerte.
Lo de las bolas de mi post ajajajja me parto!!!!!!!!!!!!! la frase es "bolas Navideñas doradas" releo, y me dscjno!!!!!!!!!!!!!!!!!!!
Yo estoy muyyyyyyyyyyyy a favor de las velas...me encntan!!!!!!!!!!y sí, es modo ahorro total ajajja!
solo pongo velas y eso, unas bolas, esta vez no digo mas jajajaja,
muakssssssssssssssssssss

Osvaldo Rene Alberto dijo...

El olvido no llega solo, para el olvido hay que prepararse, tener esa dispocisión para nadar en ese río y que nos limpie la memoria.
Un poema extraordinario Vero, muy sutíl, muy delicado.
te dejo un beso

Cari Jiménez dijo...

Precioso... Bss

Verónica C. dijo...

Así te llega este poema, ReltiH.
Qué bueno que un poema llegue con sentimiento incluido :)

Besos

Verónica C. dijo...

Querida Luján, todos queremos olvidar algún momento, pero bueno, es parte nuestra y debemos trascenderlo, nunca borrarlo.
Si lo hiciéramos repetiríamos, no emprenderíamos.

También tengo mucha memoria, así que sé lo que es verte asaltada por recuerdos (generalmente inoportunos) a la mínima.
Lo bueno es que con los años la memoria se vuelve selectiva y quita peso.
Aunque hay cosas que jamás podremos olvidar y que permanecen intactas.

Gracias mi querida amiga por tu compañía y cariño.

Besos

Verónica C. dijo...

Si virgi.
El dolor emocional solo se calma con el tiempo y durmiendo.

Besitos :)

Verónica C. dijo...

No hay que olvidar...hay que recordar, para aprender..y para la
Mentalhesitattion, opino igual, yo no querría sus aguas.

No dices "Mis bolas Navideñas doradas??? o_o
Voy a ir a comprobarlo porque si has puestos MIS voy a tener que hablar conmigo urgentemente y seriamente :S

Sabes otro punto para estar a favor de las velas??? que pueden hacer que se persone el cuerpazo de bomberos en casa!!!
Tampoco diré nada de bolas ahora ;)

Besos guapísima!!!


Verónica C. dijo...

Todo está destinado al olvido, Osvaldo, inevitablememte. Así es.
Olvidar... no, no lo hacemos.
Lo importante no se olvida, lo superficial quedará en alguna parte del subconsciente.

A veces queremos olvidar, pero es el tiempo quien se encarga de ello.

Me alegro que aprecies este poema :)

Besos grandes

Verónica C. dijo...

Gracias Cari :)

Besos

LA ZARZAMORA dijo...

Nunca hay que alejar a Leteo...
Es un camino de aprendizaje, siempre.
Sin memoria y sólo olvido...
a dónde iríamos, Vero???
Cuidemos las sombras del olvido, y preservemos siempre la memoria....
Es cierto, hoy ya es sábado, pero nos queda una luna por conquistar esta noche.
No la desperdiciemos.
;-)

Besos, grandes et enoooormess, ma grenouille.

Verónica C. dijo...

Eso, ¿dónde iríamos, Eva?

Nunca querría el olvido.
Para bien y para mal es mi vida y querer olvidar es renegar de nosotros.

Llenemos la noche de boleros, luna y besos de penumbras.
Siempre.
Y si no puede ser, soñemos.
Total, nos despertaremos y calzando las botas guerrearemos igual.

Je suis une grenouille?
Et moi qui pensais moi une chèvre putain :D

Besos!!!

Evanir dijo...

Estamos a poucos Dias do Natal
agradeço seu carinho no decorrer de mais um ano ,
que esta chegando ao Fim.
Só tenho que agradecer a Deus por sua amizade,
agradecer acima de tudo Deus por ter preservado
minha vida por mais um ano.
Em meio a tantos obstáculos passando
por cada um deles movida pela fé e esperança de Dias melhores.
E para encerrar o Ano com chave de ouro coloquei
mais um livro em sorteio no meu blog.
Para participar basta ser seguidor colocar o selinho de participação que esta na postagem do meu blog
manter seu blog atualizado pelo menos 8 dias no Dia do sorteio.
Conto com sua participação.
Uma abençoado final de semana beijos no coração,Evanir..
Mesmo sendo de outro Pais todos terão o direito de participar,
pois todos são amizades que respeito e amo de coração.

Lichazul dijo...

gracias VERITO por tu huella
ten un fin de semana precioso y fructífero
besitos y energías desde los 33°C por esta latitud

Amapola Azzul dijo...

Gracias por tu visita.

Saludos.

Todos los infiernos son interesantes, vistos desde fuera y bueno también desde dentro.

Un abrazo.

Pero desde dentro menos, solo un poco menos.

Pitt Tristán dijo...

Me da la impresión que hoy, ocho de diciembre, no desearías beber de las aguas del Leteo.
Besos y brindo por tu felicidad.

Jerónimo dijo...

Algunos también hemos sentido ese deseo de bañarnos en las aguas del Leteo para olvidarnos de todos nuestros errores del pasado.Pero entonces dejaríamos de ser nosotros y seríamos,como creían los griegos,la reencarnación de lo que fuimos.Tampoco es mala fórmula para intentar ser felices.

Un poema sereno,redondo en su forma y en su decir.Mi enhorabuena Verónica.

INMA dijo...

Los momentos sufridos son parte de nuestra vida, pasada o presente, y creo que es mejor retenerlos, beberlos, habitarlos .. que sean parte de nosotros. Suena pelín masoquista. Pero claro, hay que seguir y eso es lo difícil.

Es una belleza de poema, una verdadera belleza..

Muchos besos guapa

Verónica C. dijo...

Hola Evanir,

Un año más, si, con todo lo vivido.
Lo bueno, que quedé, lo que hicimos bien que sirva para crecer y lo que no supimos hacerlo de otra manera que nos sirva para a prender.

Te lo agradezco de corazón, pero apenas tengo tiempo para nada.
Si hasta me está costando visitaros y atender mi propio blog...

Besos!!!

Verónica C. dijo...

Igualmente Elisa, que sea estupendo :)

33ºC... disfrútalos.
Acá ya de noche la temperatura baja, pero aún no tenemos frío en la costa.
Las casas son otra cosa, eso si :D

Besos!!!

Verónica C. dijo...

Amapola Azzul, hay infiernos donde es una delicia perderse.
Otros no, pero esos... esos... hummmm!!!

Besos ;)

Verónica C. dijo...

Me da la impresión, Pitt, que has sacado unas conclusiones que no van para nada acertadas :)

De todas maneras nunca bebería las aguas del Leteo, por mal que se pusiera todo.

Besos

Verónica C. dijo...

Jerónimo, yo no me acercaría por le Leteo no me fuera a resbalar, a caer y a liarla :D

No. Para nada.
Somos todo lo que nos pasa.
Y eso a mi me parece estupendo.
Siempre podemos aprender y rectificar.

Gracias por la enhorabuena.

Besos

Verónica C. dijo...

Querida Inma, no es masoquismo,es puro entendimiento de vida.
Todo lo que no pasa es lo que nos hace, así que querer borrar los momentos que no nos agradan es renegar de nuestras acciones.
No, yo no lo hago.
Ni de mis más vergonzosos episodios, te lo aseguro...

Besos preciosa, gracias por tu cercanía

INTEGRAL DE MIM E DE MEU TEMPO ! dijo...

Qe puedo yó decir de un post que tiene 103 comentários???
Nada. Sólo elogiar y decir que estaré siempre por acá...

Verónica C. dijo...

Agradecida INTEGRAL.

Gracias a todas las personas que venís, leéis y comentáis se va haciendo posible avanzar en este Mundo Blog donde impera un cierto nerviosismo por tener muchos seguidores y comentarios.
Esa no es mi meta.
Escribo.
Sin más.

Siempre serás bien recibido.

Saludos

Alicia Fernández dijo...

Hola vero, queria darte las gracias por felicitarme, me ha hecho ilusion. Beos

Verónica C. dijo...

Besos, Alicia, y que la felicidad se prolongue :)

moderato_Dos_josef dijo...

Es un certero e inspirado poema de desamor.
Creo, que no solo los poemas de amor pueden ser apasionados; a veces, incluso, lo son mucho más los de desamor. No hay más pasión o rabia apasionada, que cuando uno se da cuenta de que ha sido utilizado y despreciado. A todos nos sucede alguna vez, o más de una vez...

Un abrazo.

Verónica C. dijo...

josef, los poemas tristes personalmente me gustan más, aunque no soy triste en mi vida, no creas.
Pero me gusta la literatura densa, sombría, oscura y dramatizar.

Encuentro más interesante versar al desamor que al amor.
Pero son gustos, nada más que eso.
Me alegra que opines que a veces los poemas de desamor tienen más pasión que los de amor.

Abrazo

Luján Fraix dijo...

HOLA VERONICA
ES CIERTO QUE HAY RECUERDOS QUE PERMANCEN INTACTOS. YO CREO QUE NO TENERLOS SERÍA COMO NO HABER VIVIDO.

UN BESITO QUERIDA AMIGA.
FELIZ DOMINGO POR ALLÁ, ACÁ HACE MUCHO CALOR.
SALUDITOS

Verónica C. dijo...

Querida Luján, es verdad.
Cuando conoces a alguien que va olvidando todo y ves que nada puedes hacer valoras la memoria.
Lo malo es cuando nos dejamos arrastrar por recuerdos que nos dañan.

Cuídate del calor, refréscate.
Acá en la costa estamos mejor en la calle que en casa.

Besos, que tengas una buena semana

Neuriwoman. dijo...

Una creación sublime, el ritmo y la cadencia que le has imprimido nos hacen flotar junto a ti en esas aguas del olvido y porque no también del renacer al recuerdo.


Besos.

Verónica C. dijo...

Gracias Neuriwoman.

Olvidar no, calmar si y renacer, siempre.

Besos

Tracy dijo...

Debe doler mucho cuando se desea un olvido tan letal.

Verónica C. dijo...

Si, Tracy.
Pero más vale dolerse que olvidar, en este caso, literalmente.

Luna dijo...

Copmo refrescanos la vida. quitarnos algún peso...

Verónica C. dijo...

Si así fuera, Luna, hacer más liviana la carga, pero este Leteo acabaría con todo.
En ese caso, prefiero la carga ;)

poppy dijo...

Bellisimo! este deseo es tan fuerte
o mas que el amor que se siente,
de todos modos el recuerdo siempre
quedará y es tan perfecta nuestra
mente que con el tiempo solo se recuerda lo mas bonito!

Por eso tropezamos tantas veces =)

Besitos corazón! Que grande eres!!
Pasa una excelente semana =)

poppy dijo...

Vero! olvidaba decir que tienes en mi blog un regalito,desearía de corazón que lo aceptes,es un humilde MIll
GRACIAS !!!!!

Besitos de luz

Verónica C. dijo...

Pero no en este poema, poppy.
Quien bebe las aguas del Leteo olvida absolutamente todo.
Un drama :D

Si tropezamos es porque no aprendemos.
Esos tropiezos son los que nos enseñan, qué buenos.

Que tengas una semana fluida.

Besos

Verónica C. dijo...

Gracias de corazón, poppy.

Mi mejor regalo y premio es tenerte aquí leyendo :)

Besitos

Jon Igual dijo...

Increíble poema Verónica, me ha gustado mucho. Tan triste como bello. Como nos gustaría a veces poder olvidarlo todo...
Un beso.

Verónica C. dijo...

Jon, a veces quisiéramos y lo decimos por decir porque no creo que nadie quiera de verdad olvidar toda su vida, por dolorosa que sea.

Ni los momentos dolorosos deberíamos querer olvidarlos, son parte de nuestra existencia.

Me alegra que te guste este poema.

Otro beso