27 de marzo de 2019

Una calle

-Imagen tomada de la red-
Tantas veces pasé por esta calle,
llena de nostalgia,
llena de indiferencia,
llena de pasos sin huella.
Una tarde,
el cielo, se vistió
de ese gris que ahoga.
Lloraba, frío e insistente.
La ciudad, despoblada.
Qué silencio tan maravilloso.
Cuánto noviembre avanzado.
Y yo, caminando esta calle,
mojándome y riendo
-llevaba una ilusión
en el corazón-,
me atreví a reconocer
que la primavera era grata.
Una primavera
en el que inverna,
es como un milagro;
aunque sepas que va a durar poco;
aunque sepas que volverá la escarcha.

Y ahora esta calle del milagro
-o espejismo, o engaño-,
la encuentro desabrida.
Nada en ella es bello,
resaltable o notable.
Es una calle ancha,
como tantas en Madrid.
Solo que ahora,
a veces cuando me detengo,
un olor a hierba fresca,
me recorre el recuerdo.


-Verónica Calvo-

15 de marzo de 2019

10 de marzo de 2019

Luces y sombras

-Imagen Elena Baca-
Entre las sombras
que proyectan los árboles,
mi silueta.

Ente mi silueta
y las ramas del almendro,
un resquicio de luz.

Entre la luz,
se mece esta sombra.

Juegos
de luces y sombras;
juegos
de huida hacia la luz,
para volver a ser sombra.


-Verónica Calvo-

4 de marzo de 2019

A veces

-Imagen Brooke Shaden-
A veces
quiero ser viento.
Levantar a mi paso,
el polvo del camino.
Sepultar a manipuladores,
mentirosos convulsivos,
farsantes de medio pelo,
mediocres que se venden
robando la creación del otro,
políticos, soberbios,
envidiosos, inapetentes
de vida y muerte, indecisos,
psicópatas y codiciosos.

A veces quiero
despeinar olvidos,
enredar entuertos.

-Verónica Calvo-