10 de marzo de 2019

Luces y sombras

-Imagen Elena Baca-
Entre las sombras
que proyectan los árboles,
mi silueta.

Ente mi silueta
y las ramas del almendro,
un resquicio de luz.

Entre la luz,
se mece esta sombra.

Juegos
de luces y sombras;
juegos
de huida hacia la luz,
para volver a ser sombra.


-Verónica Calvo-

34 comentarios:

CarMen Silza dijo...

Hola Verónica, así es la vida, entre luces y sombras, unas veces somos almendro en flor, y otras en su pose deshojada...
Bello siempre leerte.
Factoría Poética ha dejado de actualizar las entradas, ahora estoy en mi primer bloc, es este

https://rodaryvolar-carmen.blogspot.com/

Siento molestarte, pero si no es así no os vais a enterar de cuando publico.
Gracias de corazón, lo siento de veras.
Feliz domingo.
Un beso

Rosana Martí dijo...

Así es la vida, entre sombras y luces según nos hallemos sumergidas, un buen juego de palabras, así nos movemos.

Un beso Vero y feliz domingo!!

Verónica Calvo dijo...

Carmen, ahora voy a leerte. Te dejé un comentario en Factoría poética, por si te ayuda a solucionarlo.

Somos, como bien dices, almendro en flor, y otras, en su pose deshojada. No vivimos en la luz ni en la oscuridad eternamente. Somos sombra, a veces densa, otras luminosa.

Besos y buen domingo.

Verónica Calvo dijo...

Así es.
Tan desequilibrado es estar en la luz, como en la oscuridad. Son lugares a los que vamos según nos vaya.

Buen domingo, Rosana, besos.

Mª Jesús Muñoz dijo...

Como bien dices,vamos alternando la sombra y la luz...La sombra nos prueba, nos pule y nos fortalece. La luz nos alienta y nos eleva. Asi estamos siempre, buscando el equilibrio entre tierra y cielo,amiga. Cuando nos damos cuenta de ello,lo aceptamos y encontramos la lógica interna que nos permite seguir adelante.
Mi abrazo por tu profundidad, Verónica.
Feliz domingo, amiga.

Verónica Calvo dijo...

Totalmente de acuerdo contigo, María Jesús.
Todo forma parte de la vida, es decir, de nosotros.
Que no nos falte la calma para discernir y fluir en horas bajas.

Abrazo y buen domingo.

lichazul dijo...

felicitaciones Verito
es un poema redondo y que mágicamente comulga con este palabreo mío https://plabrdelcamino.blogspot.com/2018/07/elemental.html

besitos de sol y feliz comienzo de semana

Rafael dijo...

Las luces y sombras es una combinación de ese laberinto del alma del poeta llevado a los versos.
Un abrazo y feliz domingo.

Verónica Calvo dijo...

Pues me sumo a ese poema que acabo de leer :)
Y es que los años nos van depurando y aunque nos vaya  dando soledades, las sombras son llevaderas y enseñan.

Buen domingo, Elisa. Besos.

Verónica Calvo dijo...

También, Rafael y más, cuando la Poesía, vibra.

Buen domingo. Abrazo.

Marian Ruiz dijo...

Que es como decir que la vida es puro vaivén. Que somos puro vaivén. Ir y volver es nuestro oficio. ¡Buen domingo, poeta! Un abrazo de lluvia desde donde me encuentro.

Oscar Guapeton dijo...

Siempre presente

Besos

Verónica Calvo dijo...

Tal cual, Marian. Incluso en la  quietud no paramos.
Disfruta de esa lluvia; aquí seguimos en primavera. Como sigamos así, me exilio a los fiordos.

Abrazo enorme.

Verónica Calvo dijo...

Espero tu vuelta, Profe :)

Besos.

Pitt Tristán dijo...

No hay luz sin sombra. No hay poesía sin Vero.

Besos.

lunaroja dijo...

Siempre somos presencia, desde la luz o la sombra.
Ambas forman también parte de nosotras mismas.
Un gustazo leerte Verónica,en este juego tan interesante de palabras y versos.
Un besazo!

TORO SALVAJE dijo...

Un poco más... y te veo!!!

Besos.

Laura dijo...

Una vez mi madre me dijo: no tienes muchas luces pero tampoco tienes sombras.
Y la verdad, es que me gustó el cumplido (porque era un cumplido) 🙂 besos bonita

Maite dijo...

La sombra existe gracias a la luz. La vida es un gran cuadro claroscuro.
Abrazos

Verónica Calvo dijo...

Muchas gracias, Pitt, por el cumplido :D

Besos.

Verónica Calvo dijo...

Así somos, lunaroja, aunque muchas personas renieguen de la sombra y de la oscuridad, ni te digo. Ser, justo eso, como dices, porque somos allí donde hay silencio y soledad. Ahí cae la fachada, y viene el asombro.

Un beso fuerte.

Verónica Calvo dijo...

Es que sabes, Toro Salvaje...

Bss :)

Verónica Calvo dijo...

En ese cumplido que te hizo tu madre, Laura, hay mucha sabiduría.
No somos tan luminosos ni tan opacos como creemos.

Besos y buena semana.

Verónica Calvo dijo...

Y viceversa, Maite.
La luz alarga sombras y también las diluye. Todo es cíclico en ese cuadro metafórico.

Besos, y buena semana :)

Sergio dijo...

Sin ese juego de luces y sombras no hay obra ni teatro. Ni objetivo ni diversión. No hay nada. Las sombras no suelen gustarme pero admito que hacen que la luz brille más cuando llega. Un abrazo, Verónica

Verónica Calvo dijo...

Sergio, cuando llegan, es verdad que nos hacen apreciar. A veces hay que quedarse incluso a oscuras para apreciar.

Abrazo.

Carlos Augusto Pereyra Martínez dijo...

JUgar a la sombra entre las luces. La vida estila entre penumbras y sol, para saber que existimos. Un abrazo. Carlos

Verónica Calvo dijo...

Somos seres que suelen vivir en la sombra. Vivimos en un frágil equilibrio.

Abrazo, Carlos.

Loola dijo...

He venido desde lejos a visitarte.
Escribes hermoso.
Ya te sigo.
Te hago una cordia invitacion a mi blog
te dejo el enlace por si deseas pasearte por alli.
https://www.passionwithoutregrets.com

Verónica Calvo dijo...

Bienvenida, Loola, y agradecida.
Pasaré a conocerte.

Saludos.

LA ZARZAMORA dijo...

El vaivén de la existencia hecho carne y poesía.

Besos, Verónica.

Verónica Calvo dijo...

Un vaivén que nos da vida, incluso en la sombra.

Gracias, Eva, besos van.

Rosa dijo...

Sí, así es, no podemos apreciar la luz si no existiera la oscuridad.
Las dos son necesarias.

Un beso.
Y gracias por tu compañía, siempre.

Verónica Calvo dijo...

Cierto, Rosa.
Además, son un círculo se retroalimentan. De la luz a lo oscuro y viceversa. Y en ese recorrido, tantos tonos.

Gracias a ti. Por tofos estos años y los que vendrán.

Besos.