15 de abril de 2018

Haikus a la montaña


30 comentarios:

Elisa Alcántar dijo...

que lindos :)
dan ganas de escaparse un rato allí
escapar de los giros citadinos

besos de sol

Rafael dijo...

Se huele el aroma de la montaña...
Un abrazo querida amiga.

Conchi dijo...

Si la montaña hablara seguro que sería para darte las gracias por tan bellos haikus Verónica. Gracias por compartir.

Un beso de Espíritu sin Nombre.

lunaroja dijo...

Elegantes son tus versos, sentidos,emocionales...poesía pura.
Un abrazo!

Noelplebeyo dijo...

me hacen gracia, pero reconozco que son composiciones que no me llaman demasiado

eso sí, transmiten

besos

TORO SALVAJE dijo...

Para elegancia, la tuya....

Seguro que te mueves en carroza.

A tus pies.

Besos.

Verónica Calvo dijo...

Muchas gracias, Elisa.
Escapar a la naturaleza siempre es bueno. Con tu comentario me llevaste a mi lugar en la cordillera.

Besos de sol para ti también.

Verónica Calvo dijo...

Y tanto que la montaña tiene olor, Rafael...
Lo sabes muy bien pues también las llevas en el ADN, junto a tu mar.

Abrazos!!!

Verónica Calvo dijo...

Menudo piropo, Espíritu sin Nombre.
Gracias a ti, siempre, por todos estos años.

Besos.

Verónica Calvo dijo...

Muchas gracias, lunaroja.
Reconozco que sin montaña me quedo en menos de la mitad :D

Besos!!!

Verónica Calvo dijo...

Para gustos y sentimientos... la Poesía :)
Así que gracias, Profe, por leerlos y comentarlos.

Besos.

Sergio dijo...

Parece que no soy el único que ha leído los tres y le ha entrado hambre de montaña. Ganas de ese silencio milenario. Magníficos los tres creando imágenes de paz y belleza. Un abrazo.

Verónica Calvo dijo...

No, en carroza nooo, jajaja
En nave a propulsión, más bien.
A mis pies, no, que parezco la Cenicienta :D

Gracias, Toro Salvaje, bss.

Verónica Calvo dijo...

Pues tienes unas montañas llenas de paz, silencio y hasta misterio a un tiro de piedra, Sergio. Yo las extraño.
Si te escapas, disfrútalas un poquito por mi.
No me quejo, que tengo Guadarrama bien cerca.

Gracias por tus palabras.

Abrazo.

Maite Lorenzo dijo...

Este fin de semana he gozado, he estado cerca de la montaña, y también de mar.
Un fin de semana intenso, pero gozando de la Naturaleza. Tus haikus son un eco permanente.
Besoss, Verónica.

Verónica Calvo dijo...

Vamos, que has tenido un finde de lujo, Maite :)
Me alegro mucho, porque sé que la naturaleza es también parte de tu misma esencia.
Espero poder ir esta semana a la sierra. Necesito mi lugar en La Pedriza urgentemente.

Besos.

Anónimo dijo...

Me encantan. Al final del esfuerzo la mejor panorámica.
Buena semana.Besos.LDV.

Alicia dijo...

Que bonitos. Soledad y silencio. Lo que a veces tanto necesitamos...besos

José Valle Valdés dijo...

Me resultan estupendos, amiga. Mucha la belleza de sus imágenes.

Abrazos

LA ZARZAMORA dijo...

Ese testigo de los siglos, en su silencio recogido: respiro, paz y alma.

Son preciosos los tres.

Besos, mi querida Corsaria.

Rosa dijo...

Me encantan, y cuánta verdad.
El primero, de "Japonismo" nº 49, lo dejé en la montaña.
Y es así lo que siento.
Precioso, elegante, fino, y contiene mucha verdad.

Un beso, querida poeta.

Verónica Calvo dijo...

Ya te digo, LDV... hay esfuerzos (y retos) que merecen la pena solo por llegar y contemplar la belleza que se ofrece.

Buena semana y besos.

Verónica Calvo dijo...

Muchas gracias, Alicia.
La soledad y el silencio son necesarios en esta época de ruido.

Besos.

Verónica Calvo dijo...

Muchas gracias, Pichy.
La belleza de las montañas siempre inspiran.

Abrazos.

Verónica Calvo dijo...

Muchas gracias, Eva.
Las montañas son algo así como templos de recogimiento.Ante su imagen, qué pequeños somos.

Besos, mi querida Corsaria Rebelde.

Verónica Calvo dijo...

Muchas gracias, Rosa.
Como tienes ADN de montaña, te ha de llegar todo lo referente a ellas.
El haiku de Japonismo al que aludes, lo escribí en Las Torres de La Pedriza, sierra de Guadarrama.
A mi una montaña me dice mucho, seguro que me entiendes :)

Besos, querida amiga.

Carmen Silza dijo...

Me han ecantado los tres, y que casualidad que esta tarde he estado por la montaña, hacía tiempo que no paseaba por esos lares.
Ha sido una gozada.
Feliz noche Veroníca.
Besos.

Verónica Calvo dijo...

Me alegra que te hayan gustado estos haikus, Carmen.
Un buen paseo por la montaña es salud. Tienes mar y montaña, qué suerte :)

Buen día y besos de vuelta para ti.

Luna dijo...

Como mis montañas, en tus bellos versos.


Saludo enorme!

Verónica Calvo dijo...

Alegría leerte, Luna :)
Montañas bellas y majestuosas.
Gracias por venir y por tus palabras.

Abrazo.