25 de julio de 2012

La Villa, Ayamonte





Casas blancas encaladas en primavera
lucen banderolas de colada en sus azoteas.
Siempre presente el cielo despejado,
cual cúpula inmensa y perenne,
protege y desprotege la vida en la frontera.

El viento mece cabellos sueltos
escapados de los altos moños
de muchachas adormiladas
que en pijama arrastran a sus hijos
de la mano a la escuela.
Se saludan cantarinas mientras
pisan charcos de relente,
y arrebujadas en la bata,
regresan a sus casas parando antes
en la panadería donde compran
un sabroso pan portugués.

Escapa un murmullo de misterio
bajo las adoquinadas calles estrechas
donde dicen emerge bajo el pozo,
calle Galdames arriba,
un pasadizo que lleva bajo el río
a Castro Marim majestuoso,
el mismo que pintara Sorolla de fondo
cuando pescaban atunes en abundancia.

Olores de puchero, Don Diego y azahar
acompañan al solitario caminante
que no encuentra más placer en estas calles
que admirar patios llenos de geranios,
atelier de pintores y leyendas de brujas
que escapan con orgullo y aviso,
de las alzadas voces ayamontinas.

La Villa, vericuetos de subidas,
gente que saluda y sonríe
allá arriba del cabezo,
donde el viento húmedo
divisa la desembocadura del río,
mirando alegre el algarve portugués,
sin entender de contrabando ni rencillas.

(Publicado en “Poetas andaluces de ahora” el 13 de septiembre de 2011)

(Pintura del pintor ayamontino Caste, el pozo de la Villa)

101 comentarios:

Gala dijo...

Preciosa la villa, dan ganas de perderse en sus calles.
Siempre me han gustado estos pueblitos pequeños y cargados de encantos.
Son paseos maravillosos, donde en cada rincón se encuentra algo sugerente y mágico. Desde los olores a los colores, todo allí tiene otro significado.

Besitos mediterráneos.

Luna dijo...

Paisajes, aromas y sabores. Esa Villa, encandila.

Buenas noches, Verónica.

Verónica C. dijo...

La Villa está en lo alto de un cabezo (cerro) en Ayamonte.
Es un barrio antiguo que mira al Guadiana y a Portugal.
Gala, seguro que te gustaría :)

Besos atlánticos desde la desembocadura

Verónica C. dijo...

Si que encandila, Luna, no conozco a nadie que no se enamore de sus calles, de sus patios y de sus gentes.

Buenas noches, que sean mágicas :)

Amanecer Nocturno dijo...

Tan tú y tan blanco todo. Casi me ciega la belleza del encalado.

Un beso.

Delion La Barge dijo...

La Villa y sus gentes estarán orgullosos de verse pintados en este poema que escribiste para "Poetas andaluces de ahora",Verónica.
¿Sigues soñando con la pequeña casa de la calle Cuna?

Un beso

Verónica C. dijo...

Es un lugar muy bello, Amanecer.
Yo tenía una deuda con La Villa.

Besos

Verónica C. dijo...

Gracias Delion.

Si, ya ves... cada tanto me subo a mirarla :)

Otro beso

María dijo...

Una villa de ensueño para perderse.

Me ha encantado esta frase: "El viento mece cabellos sueltos
escapados de los altos moños".

Un beso.

Juan Antonio dijo...

Miradas y perfumes, misterio, blanco radical, añil, aroma de pan recién horneado... Casi desearía uno no ser un vampiro para poder disfrutar con los placeres mundanos.

Besos atlánticos.

Verónica C. dijo...

La Villa tiene cal, flores, viento, sol, luna, estrellas, pasión y sonrisas por todas partes, María.

El viento mece cabellos sueltos escapados de los altos moños y también te acuna llenándote de fragantes aromas de flores :)

Besos

Verónica C. dijo...

Pero qué cosas dices, Juan Antonio... Ya sabes que los vampiros disfrutan con los placeres mundanos :D

Miradas, perfumes (ah, siempre acabamos envueltos en ellos tu y yo), blanco radical donde hacer contraste y ese añil que se confunde con el Guadiana y el Atlántico... y mi castillo.

Besos en sombras

ReltiH dijo...

BELLISIMAS IMÁGENES!!!
BESOS

Sarco Lange dijo...

Esa es la magia, eso es, el salirse para adentrarse.
Y también es la idea.

Un beso.

guille dijo...

Entre Ayamonte y el Algarve voy a tener que montarme una excursión.

A ver si es como dices, o nos engañas.

Lapislazuli dijo...

Paisajes donde perderse, escuchar sus sonidos y degustar sabores.
Verdadera belleza donde deambular
Un abrazo

MORGANA dijo...

Dan ganas de perderse entre sus casas y sus gentes...
Bella descripción de un hermoso lugar,Verónica.
Un abrazo gigante.

MarianGardi dijo...

Muito bonito Veronica.
Has dibujado esas calles de tal forma que he paseado en ellas junto al silencio y los perfumes que de ellas brotan en el poema.
Muy bello.
Un gran abrazo desde la otra frontera francesa

Ramonika dijo...

La villa es hermos y tu poema mucho mas.
saludos Veronica..

Poetiza dijo...

Hola, que bello recorrido por La Villa en tus letras. Un placer. Cuidate.

TORO SALVAJE dijo...

Esta Villa merecía ser republicada.
Ahora y en el futuro.
Magnífico poema.

Besos.

mj dijo...

Los pueblos más bonitos que he visitado son los fronterizos, los que lindan con Portugal.
El poema es impresionante, hermoso por su descripción, pleno de imágenes preciosas. Y la pintura me he quedado enganchada a ella....
Un abrazo

MAR dijo...

Empiezo el día soñando.
Ese sueño, lo tengo que cumplir,Portugal? me gusta...
Besos Verónica,ha sido muy bonito leerlo.

Jon Igual dijo...

Dan ganas de ir a esa Villa para no salir de ella nunca más. Calles adoquinadas, casas blancas...
Un beso.

José Manuel dijo...

Preciosa descripción de un pueblito marinero de casas encaladas. Tus palabras me transportan hacia la luz y el aroma de esa villa.

Besos

Verónica C. dijo...

La Villa si que es bella, ReltiH

Más besos ***

Verónica C. dijo...

Quien no se sale para adentrarse acaba saliendo para no retornarse; pero si te sales y no te adentras, la magia desaparece tras un velo de humo celeste que siempre es fantástico, coloca y no te lleva a esta idea.

Besos, Sarco, qué haría hoy sin ti :)

Verónica C. dijo...

guille, y yo te acompaño y te enseño rincones únicos por un módico precio :D

Ahora, ENTRE Ayamonte y el Algarve hay mucha agua caudalosa, si vas en barco voy también.

Verónica C. dijo...

Es un barrio auténtico, lleno de sabor y encanto.
Deambular por sus calles y sus leyendas es una gozada, Lapislazuli.

Besos

Verónica C. dijo...

Era una deuda, Morgana.
No es un gran poema, de hecho es más prosa, pero bueno, ahí queda reflejada mi pasión y gratitud por este lugar que me acoge y abraza.

Besos con mi cariño

Verónica C. dijo...

Muito obrigada, querida Marian :)

Entonces habrás visto pintores con sus lienzos capturando la luz de esta costa en con sus pinceles :)

Disfruta de la France, yo, si todo va bien, lo haré en septiembre.

Besos con mi cariño

Verónica C. dijo...

Gracias Ramonika.

La Villa es luminosa y tiene un enclave privilegiado.

Saludos

Verónica C. dijo...

Gracias Poetiza por recorrer sus calles :)

Cuídate también y disfruta

Verónica C. dijo...

Toro Salvaje, gracias.

Para mi no es un gran poema, de hecho lo siento ajeno, mejor hubiera escrito un relato, pero... ahí está :)

Besos

Verónica C. dijo...

mj, hay pueblos fronterizos muy bonitos, si.
No sé si conoces Sanlúcar del Guadiana.
Es uno de esos lugares bellísimos.
Cruzas el río en barca y estás en Alcoutim en menos de cinco minutos.
Y ambos merecen un buen paseo, pausado y relajado.

Un abrazo

Verónica C. dijo...

Mar, Ayamonte, Huelva.

Aquí tienes tu casa.

Besos

Verónica C. dijo...

Jon, y algo que te va a encantar: leyendas!!!

Pasear en invierno por sus calles y acordarte de algunas de ellas, inspira :)

Una pena que una de las más interesantes, precisamente la que cuenta que existe un pasadizo bajo el río que lleva a Castro Marim, se ha desmentido totalmente, pues apareció el famoso pasillo pero no, no iba a Portugal.
Y hay quien dice que han llegado!!!

Besos

Verónica C. dijo...

José Manuel, La Villa mira al Guadiana y al Atlántico rozando el sol y la luna con la yema de los dedos.
Sube el cabezo desde la llanura, donde discretamente se encuentra el astillero, y arriba encuentras la imponente torre de El Salvador, que tiene algo que engancha.

Como ves, La Villa se mete en las venas con fuerza :)

Besos, me alegra verte

Darío dijo...

En verdad dan ganas de un paseo...y el aroma de puchero que nos lleve... Un abrazo.

una chica de ojos marrones dijo...

tus letras hoy dan ganas de paseos por esa villa...
que me ha encantado!!
muchos besos!!!!

Verónica C. dijo...

Siempre es agradable pasear por sus calles y dejarse embriagar por los aromas, incluso el de puchero.

Abrazo, Darío

Verónica C. dijo...

chica de ojos marrones, pero sin tacón, hay cuestas!!!

Besos y sueños

Verónica C. dijo...

De patricia H por correo electrónico:

No has podido retratar mejor “La Villa “con su misterio. Has descrito lo cotidiano de una forma sencilla; las mañanas con sus olores de azahar y puchero. Los patios con sus flores y de fondo las aguas transitadas del Guadiana. Qué llevarán esas aguas...
Música tranquila y cuadro típico de la villa.

Verónica:

y tu que conoces La Villa, que la has recorrido, sabes muy bien de esos olores, esos misterios y los patios llenos de flores.
Y sabes muy bien lo que dijo el juez Garzón de las aguas del Guadiana...

La pintura de Caste,te habrás dado cuenta, es de antes de la reforma del pozo y de la calle Galdames.

Besos, tesorillo, te has ido y me he tirado a la poca vergüenza :D

Elcaligrafista dijo...

El tiempo vive en esas calles....
mi beso

Osvaldo Rene Alberto dijo...

Lugares que conservan su historia y sus costumbres pareciendo haberse quedado dormidas en el tiempo.
Bonito retrato en letras Vero.
Hermoso.
Un beso

Luján Fraix dijo...

Tus palabras son un lienzo de colores que nos muestran la maravilla de una forma de vida, siento el calorcito de la siesta, el sosiego de esas almas apacibles...

Precioso querida Verónica.
Pd Yo no soy muy practicante de la religión pero algunas historias como la de Moisés me gustan. Recuerdo la película, una maravilla.

Besoooooooooooos

Verónica C. dijo...

En esas calles, Caligrafista, viven y conviven el tiempo y los tiempos :)

Beso y susurro

Verónica C. dijo...

Qué buen observador eres, Osvaldo :)
Y fíjate, ElCaligrafista también comenta del tiempo y su comentario y el tuyo estaban sin moderar aún.

Hay lugares donde el tiempo y los tiempos se palpan, incluso sin conocerlos.

Gracias. Si, es eso, un retrato :)

Besos

Verónica C. dijo...

Querida Luján, el lienzo es cada casa blanca, cada maceta reventando en colorido, cada azulejo y cada farolillo en la pared.
Una siesta en esos patios bajo las parras es una delicia...

Ya sabes que yo no quiero nada con las religiones (a excepción de Sor Cecilia, que es una filósofa, poeta y mujer guerrera bajo un hábito), pero esa película me gustaba, no por el tema religioso, por la magia que tiene.

Beso grande, mi querida amiga bella *

Lichazul dijo...

es toda invitación a recorrer la villa, has bordado sus calles con tus palabras de alondra

besitos y felicitaciones Verito

Verónica C. dijo...

Gracias Elisa.

La Villa se presta a ello, a describir, a poetizar,a pintar, a soñar...

Besitos ***

Princesa Nadie dijo...

Con tu poema has conseguido llevarnos hasta ese lugar,pasear por sus calles,sentir sus olores...
Un Beso

Verónica C. dijo...

Espero que el paseo sea de tu agrado, Princesa nadie :)

Me alegra verte.

Un beso

ALBORADA dijo...

Una imágen y las letras de una poeta le dan vida a las calles y mientras leemos podemos ver a sus mujeres con sus chicos de la mano, la vida que se respira con su olor a pueblo...

Una belleza mi querida Vero, siempre los pueblos tienen su encanto, su magia y tú lo bordas.

Un abrazo muy grande

Sor.Cecilia Codina Masachs dijo...

Buenas noches vero,me alegro de haber entrado este tu otro blog, no lo había visto nunca.
Me ha gustado cómo describes la vida cotidiana de un pueblo, así es,sencillo y sin muchas cosas en que perderse.
Gracias.
Te dejo un beso de mi ternura
Sor.Cecilia

Lyliam dijo...

Una belleza Vero preciosa, que de sentimiento que le pones al describirla. Viví en un pueblo un tiempo y ahora vivo en un balneario rural al ladito del mar, nunca he escrito nada de lo que me emociona aqui y sin embargo ahora mismo siento las olas contra la rocas , el viento entre los pinos el silencio en medio , no sabes lo que es de día, un paraiso amiga, doy gracias a Dios por traerme aquí. Seguramente le escribiré algún día. Gracias por compartir poeta, montón de abrazos.

Verónica C. dijo...

Tienen su encanto, si, querida Mayra, como la vida misma.
La vida es más tranquila y te cambian conceptos.
Yo vengo de una gran ciudad y aquí llevo cerca de nueve años.
Hay magia y también pesadillas, la vida misma, en definitiva :)

Besos!!!

Verónica C. dijo...

Querida Sor Cecilia, me imagino que te refieres a "Poetas andaluces de ahora", donde participo como invitada.

Es verdad, en un pueblo es todo más sencillo y no hay mucho en que perderse.
Pero también puede resultar agobiante si no sabes entender la vida de otra manera y disfrutar del privilegio de vivir así, conectada a la naturaleza y expuesta a tanto cielo.
Aquí la voz interna habla muy clara :)

Besos con cariño ***

Verónica C. dijo...

Lyliam, eres una privilegiada :)
Una gozada el balneario.

Cuando veo a la gente apiñarse en la playa (yo voy a un lugar donde apenas somos cuatro gatos que miramos a la derecha y vemos un mar de sombrillas aglomeradas)y les veo hablar de lo que les cuesta el apartamento o el hotel, me siento una privilegiada por vivir aquí, en este lugar que geográficamente tiene un enclave envidiable (imagínate, Portugal al lado), por poder vivir de otra manera y por saber que también me puedo ir en cualquier momento a mi ciudad llevándome en el corazón la libertad con que planeo sobre la sombra y que se instala.

Este poema, o mejor dicho, como dice Osvaldo, retrato, lo escribí para "Poetas andaluces de ahora"

Besos y abrazos ***

Ana dijo...

Preciosa con mayusculas...Invita a conocerla...

Buen finde Vero.

Besos.

Verónica C. dijo...

Buen finde, Ana, gracias cariño :)

Amapola Azzul dijo...

Verónica, precioso, alucino con tu relato, poema o lo que sea, Gracias.

Ian Welden dijo...

Las villas y los recovecos de los pueblitos siempre me han fascinado. Será porque aún que yo ya sea adulto creo en que las paredes y los caminos son seres vivos que absorben nuestras penas y alegrías.
Cuando chico yo hablaba con las paredes de mi villa.
Abrazos desde una Copenhague embrujada,

Ian.

Verónica C. dijo...

Bienvenida Amapola Azzul.

Lo que sea!!! :D

Gracias!!!

Besitos ***

Verónica C. dijo...

También lo creo, Ian, de hecho este barrio antiguo está lleno de historias, leyendas, ecos de otras épocas y sombras que dicen, misteriosamente se pasean por las calles.

Yo hablo con las paredes de mi guarida, son pacientes y jamás me enfadan :)
Es salud lo nuestro, querido!!!

Besos

pepa Perez dijo...

La villa, su gente, sus costumbres, sus rincones. Merece la pena ir. Me gustó mucho. Besos...

Verónica C. dijo...

Un buen paseo por sus calles, pepa, en primavera es una gozada.

Me alegro que te guste este retrato.

Besos

Mª Carmen dijo...

AY, QUE HERMOSA IMAGEN Y QUE BELLO LO CUENTAS QUERIDA AMIGA, ME ENCANTA, YO VIVO EN UN PUEBLO QUE AUNQUE NO ES TAN ANTIGUO TAMBIEN CONSERVA CALLES BLANCAS QUE RECUERDA UN POCO A ESTE.MUY BONITA ENTRADA.FELIZ FINDE. BESITOS.

Verónica C. dijo...

Mª Carmen, qué bonitos son los pueblos blancos, a qué si???
A todos nos gustan.

Feliz finde y un beso!!!

Pitt Tristán dijo...

Belleza en las palabras, belleza en la música que acompaña su lectura, belleza que emana de la belleza que tiene su autora.
Besos.

Capitán Placenta dijo...

Se me ha hecho especial leerte esto...
Me encantó el paseo y el pan portugués. Esos pueblos tan suyos que al llegar te abrazan en sus callejuelas.
Desde canija me maravilla que todas las fachadas sean blancas cuando miro desde el coche atravesando la montaña. Eso debe ser...
Besos!!

Verónica C. dijo...

Pitt...

:)

Besos...

Verónica C. dijo...

Mi Capitán, tienen algo que atrapan, que te hacen sentir reconciliada con la vida.
Será la cal que purifica o será que el blanco nos acalla...

Más besos!!!

Lichazul dijo...

gracias por tus palabras Verito
feliz fin de semana!!!
besitos y luz

marisa dijo...

Tengo buenos recuerdos
de unas vacaciones en donde
hicimos de faro nuestro centro
de turismo y desde allí nos
íbamos desplazando a todos los pueblecitos del Algarve.
De hecho seguimos disfrutando de vez en cuando de esos parajes maravillosos.

Un abrazo

Verónica C. dijo...

Gracias a ti Elisa, por ese poema tan inmenso y bello y por tu presencia.

Buen finde, que la luna nos traiga reflejos hipnóticos

Besos!!!

Verónica C. dijo...

Marisa, el Algarve es maravilloso, sus pueblos pequeños, sus empredrados, sus chimeneas llenas de personalidad...

La Villa es un barrio de Ayamonte que mira al Guadiana y al Algarve.

Si alguna vez vienes... :)

Besos

Luján Fraix dijo...

Es cierto que las historias de la Biblia van más allá de eso... son muy ricas en contenido, fascinantes.
Te dejo un beso enorme querida amiga, que tengas hermoso día.

Saluditos
Pd desconfia de quien no quiere a los animales. Lo recuerdo siempre...

Verónica C. dijo...

"Creo que los animales ven en el hombre un ser igual a ellos que ha perdido de forma extraordinariamente peligrosa el sano intelecto animal, es decir, que ven en él al animal irracional, al animal que ríe, al animal que llora, al animal infeliz."

Lo dijo Nietzsche, Luján.
Y viendo lo que veo, la crueldad ejercida sobre ellos, cada día me siento más cerca de ellos que de mis semejantes.

Buen día para ti, noche ya dentro de nada para mi :)

Disfruta!!!

Besos enormes querida amiga del alma

antonioe dijo...

que hermosa semblanza llena de nostalgia de ese lugar que tiene que ser precioso. un beso.

Mujer Sin fe dijo...

No e llegado aqui por casuslidad te vi en le blog de alguien mas y no se porque pero aqui estoy y el leerte trajo a mi mente recuerdos hermosos de mi niñes y de aquel tiempo maravilloso en el que fui feliz

escribes hermosamente.

Verónica C. dijo...

Otro beso, antonioe, gracias

Verónica C. dijo...

Bienvenida Mujer Sin fe.

Pues me alegra de que estés aquí y conocerte, y si te trae recuerdos hermosos este retrato, me alegro aún más.

Gracias por tu comentario :)

Abrazos y brisa

La sonrisa de Hiperión dijo...

Nociones de calles de siempre. De la vida entre paredes encaladas.

Saludos y buen domingo.

LA ZARZAMORA dijo...

Y lo que yo daría por pasear mi moño con el de las portuguesas por esas calles encaladas, por esos laberintos empinados del Algarve.
Ciudades fronterizas que huelen a trasiego, vida y pan.
Y ya me entró la Saudade
...

Un besito, mi Vero.

Verónica C. dijo...

Eva, ahora mismo darías lo que fuera por estar con los dos pies en tierra, paseando con o sin moño y distanciada del recuerdo del hotelito!!!

Pero estas calles no son algarveñas, La Villa es el barrio más bonito de Ayamonte.

Ese fado es para escucharlo o muy borracha o muy nostálgica... aisss... ya me has tocado la fibra :)

Besitos con cariño en ellos

Verónica C. dijo...

Antonio Hiperión, tu comentario apareció, desapareció y ahora volvió a aparecer 00

Calles que a todos encandilan, como la misma cal de sus paredes retando al sol de este sur que tanto ajusticia en esta costa.

Abrazos

Melvin dijo...

Hermosas y hechizantes palabras que me empujan a soñar con las Tierras Ayamontinas y los Horizontes del Algarve. Quien pudiera viajar con la velocidad de un pensamiento, allá donde reside la magia. Un beso querida mía, el jueves continuaré mi periplo por el camino de Santiago, ya contaré... Siempre cerquita.

Verónica C. dijo...

Si, quien pudiera mi querido complemento Melvin... Ahora mismo me iría :)

Camino de Santiago??? Disfruta de la magia, la leyenda, el paisaje y sobre todo: disfruta de tu silencio y de ti mismo.

Besos!!!

Elizabeth dijo...

Tomaré un receso indefinido a partir de hoy amiga querida, pero no puedo irme sin decirte cuán profundo has logrado llegar en mi alma; eres un ser humano muy especial y pura poesía!

TQM!

Verónica C. dijo...

Eli, querida poeta... me vas a hacer llorar, te juro.
Vengo de leerte y estoy con el trozo de corazón que me queda encogido.
Allí te he dejado comentario, porque te entiendo, pero no por ello voy a dejar de extrañarte y mucho.
Por que me has llegado, hay ese lazo invisible que se da y que no se explica y así lo siento de tu corazón a mi trocito :)

Sabes dónde estoy y sé dónde estás y estaré esperando tus palabras.
Tu latido es eco en el mío.

TQM y ya te extraño.

Besos mi querida poeta Eli... Hasta PRONTO

Joop Zand dijo...

Very nice work.....compliments.

Greetings from Hollanda, Joop

Sor.Cecilia Codina Masachs dijo...

!Ay Vero!antes de ser monja, siempre he vivído en un pueblo, en una urbanización con pocos chalets, donde daba gusto tener mi huerta y oír el trinar de los pájaros y las ardillas que se me comían los piñones, De verdad, que aún siendo yo nacida en ciudad , cuando pude, huí de ella.
Mil besos
Sor.Cecilia

ana dijo...

Me encantan los pueblos y sus casas blancas, invitan a vivir de una forma sencilla en contacto con la naturaleza. Me ha gustado mucho este post.

Un besito desde Jaén con sus pueblos de casa encaladas.

Verónica C. dijo...

You are wellcome, Joop :)

Nice to meet you and I hope to see you more.

Thanks!!!

Greetings from Andalucía

Verónica C. dijo...

Querida Sor Cecilia, te entiendo, pues yo también nací en una gran ciudad y he vivido por medio mundo, pero siempre he buscado la naturaleza y si no era posible, me instalaba a vivir frente a un parque.

Ahora estoy asilvestrada y feliz :)

Besos y abrazos llenos de cariño

Verónica C. dijo...

Y qué bonitos esos pueblos blancos de Jaén Ana...

La cal tiene algo que nos hace bajar la voz y quedarnos tranquilos.
Una casa con cal siempre invita a quedarse.

Besos y gracias :)

TriniReina dijo...

En una villa así quisiera estar yo ahora. Estar lejos del martillo de un verano como este.

Maravilloso

Besos

Verónica C. dijo...

Trini, mira que está aquí mismo :)

Este verano está siendo demoledor para muchos; yo lo voy soportando, mejor no pensar...

Besos

(Me alegra verte)

ohma dijo...

Todo un cante a la vida sencilla del sur. Muy buena descripción utilizando las palabras del sentimiento.
Besos guapetona.

Verónica C. dijo...

Muchas gracias ohma :)

Besos, tu si que eres guapa!!!