17 de diciembre de 2017

Tiempo de mentiras

-Imagen Pierre Soulages-

Lo fácil. Lo sencillo.
Lo (políticamente) correcto.
La corriente que nadas
y la (contra)corriente que te pierdes.

El miedo a que te quemen.
La falta de valor a ser diferente.
La mansedumbre que te corroe
y el grito, que sueltas, a destiempo.

Y así, en esta demagogia,
en estos tiempos de mentiras,
los ciudadanos duermen
su eterno sueño de justicia.

-Verónica Calvo-

41 comentarios:

Verónica Calvo dijo...

Pasaré a leerles en la semana.
Muchas gracias por vuestros comentarios.

★MaRiBeL★ dijo...


ME A GUSTADO MUCHO.

UN BAILE DE PALABRAS MUY CIERTAS Y CARGADAS DE RAZÓN.

SALUDOS.

Noelplebeyo dijo...

hasta no poder creer que todo es mentira

besos

Rafael dijo...

Tus letras me suenan como algo actual...
Un abrazo.

AMBAR dijo...

Todo lo que dices es cierto.
Pero creo que en vez de dormir lo que se hace es esperrarr y desearr que la justicia sea eso, justicia bien controlada.
Lo has dicho boen alto y claro.

Gracias por este año de amistad y compañía.
Amor, Paz y Felicidad, en estas fechas y siempre.
Un abrazo.
Ambar

lunaroja dijo...

Qué manera de definir nuestro estado actual, esta humanidad deshumanizada y perdida!
Excelente!

TORO SALVAJE dijo...

Los ciudadanos de hoy en día son de trapo.
Usar y tirar.

Besos.

Amapola Azzul dijo...

Un abrazo.
Y buena semana.

El mundo de los sueños impulsa a veces a los despiertos.

Verónica Calvo dijo...

Muchas gracias, Maribel.
Solo queda obrar con autenticidad.

Saludos.

Verónica Calvo dijo...

Todo manipulado y encaminado a mantener lo establecido aunque haga aguas.

Beso, Profe.

Verónica Calvo dijo...

Si es que es la misma repetición desde eones, Rafael.

Abrazo.

Verónica Calvo dijo...

Yo ya no creo en nada, Ambar.
En todos lados las buenas personas y sus intenciones quedan desprestigiados, aniquilados y barridos.
Ojalá...

Mis mejores deseos. Disfruta todo lo que puedas y sobre todo, paz.

Abrazo.

Verónica Calvo dijo...

Gracias, lunaroja.
El panorama mundial es tremendo.

Besos, Ale.

Verónica Calvo dijo...

Así es, Toro Salvaje.
Contamos solo como ovejas numeradas.

Bss.

Verónica Calvo dijo...

Sí, amapola.
Pero... ¿en qué queda?

Buena semana para ti también y abrazo fuerte.

Tracy dijo...

Sí, los ciudadanos vivimos una vida paralela.

Verónica Calvo dijo...

Totalmente, Tracy...

Abrazo.

Maite Lorenzo dijo...

Una poesía para definir el mundo de hoy.
Besosssss, Verónica

Verónica Calvo dijo...

Los habitantes del mundo estamos bastante locos, Maite.

Besos.

Elisa Alcántar dijo...

somos desechables , solo existimos y valemos para quienes nos aman
y existen para nosotros quienes amamos
siempre ha sido así
no somos el cristo , na'que hacer Verónica, la naturaleza humana es dual, hay quienes son todo luz y otros que lo único que les importa es el poder , dinero , fama, y harán lo que sea por trepar y mantenerse en ello
el lifestyle es el grito y plata de occidente y es lo único que importa , el resto no existe , es solo mano de obra barata

abrazos



Sergio dijo...

Qué montón de versos como cura contra la cobardía. Me gusta el de "la falta de valor para ser diferente". Aunque cada uno de ellos expresa mejor de lo que podría yo mismo lo que pienso sobre lo políticamente correcto. Cada uno sería un lema distinto que nunca pondría en una camiseta para no desvirtuarlos. Disparos contra lo convencional. Qué bien escribes. Un saludo.

Verónica Calvo dijo...

Cuánta verdad dicha, Elisa...

Besos.

Verónica Calvo dijo...

Sergio, precisamente tú eres ejemplo de pasar olímpicamente de lo políticamente correcto. Si hubiera más gente como tú este mundo sería más auténtico.
Gracias por lo que toca y gracias por todo lo que escribes.

Abrazo.

Frontera Esdrújula dijo...

Cuando un poema así nos conmueve, deberíamos mirar bien adentro dónde está la verdadera guerra. Solo podemos cambiar ese adentro. Todo el mundo cree tener razón. Ojalá pudiéramos dejar de pelearnos contra la oscuridad y, en su lugar, encender la luz.

Revelador poema, en cualquier caso, amiga mía. Un cariñoso abrazo de invierno.

Marian Ruiz

Verónica Calvo dijo...

Solo podemos cambiar ese adentro, qué verdad, y ser lo más coherentes que podamos con nuestros principios.

Winter is coming.
Ya está aquí. Huele a nieve el ambiente.

Un gran abrazo, Marian.

Alicia dijo...

Todo es una gran mentira. El ser humano lo ha querido asi. Besos preciosa

Verónica Calvo dijo...

No te falta razón, Alicia.

Besos y buena semana.

Pitt Tristán dijo...

Hombres, vírgenes y cristos, amaneceres y ponientes, nombres e identidades, luces y sombras, esperanzas y tristezas, proas de conquistas y popas del pasado han corrido y siguen corriendo por una pluma guiada por el corazón, es decir, por la conciencia. Es la pluma de una gran poeta, la gran poeta Verónica Calvo.

Un beso.

José Valle Valdés dijo...

Qué bien se me da este poema, amiga. Cuánta realidad en tus versos —que ya por lo que dicen, es de merecer—. Mas, no es solo lo que dice; sino el como lo dices. Discursa de maravilla con sus logradas imágenes y fuerte existencialidad. Nada, que me llega un poema estupendo: completo, diría, por su mensaje y forma. Te felicito, poeta.

Fuerte abrazo

Patty dijo...

En esos tiempos vivimos el HOY aquí en Perú, mentiras e incertidumbres, es triste pero es cierto, buen poema me ha encantado :* Besos Verónica.

Verónica Calvo dijo...

Pitt, hace tiempo te dije que eras poeta y lo mantengo.
Mira tu comentario, obviando el final, y espero te reconozcas como poeta.
Muchas gracias por tus palabras. Me desbordas.

Besos

Verónica Calvo dijo...

Siempre tan cercano y amable, Pichy.
Me alegra que te guste especialmente este poema.

Abrazo grande.

Verónica Calvo dijo...

Patty, es un asunto global desde eones.
Nada nuevo bajo el sol. Me pregunto si algún día cambiará y me agarro la cabeza ante mi esceticismo.

Besos.

Anónimo dijo...

Cada día me sorprendes para bien.
Al malvado no le interesa la difusión de la verdad. Silencia, congela, crioniza verdades.
No basta el coraje. Decía Kadare:"La ciudad duerme,el despertar apenas se produce y, cuando asoma, los guardianes pegan duro y apagan los intentos de abandonar el sueño".
Cuando pasen las Fiestas, vuelvo.
Te deseo lo mejor.
¡¡¡FELIZ NAVIDAD !!!

Besos. LDV

Verónica Calvo dijo...

Lirio del valle, qué gran cita dejas. Es que es así. Nos agreden y arrinconan hasta quedar en ese limbo donde se vive como si te han hecho una lobotomía.

Disfruta las fiestas las celebres como las celebres y aquí estaré.

Besos.

LA ZARZAMORA dijo...

Lo primero Soulages... el más grande entre los grandes;)

Lo segundo, mentiras, y más mentiras, hasta de los que se dicen llenarse de verdades...

¿A quién creer cuando apenas quedan ya ni mentiras por las que seguir creyendo, ni verdades por las que mentirse?

Ya no queda magia...
Un beso, mi Corsaria, y miles de negros qui Soulages :)



Ceciely dijo...

Que nadie nos robe ni la dignidad, ni la ilusión. Mi país después de una decada luminosa, cayó en manos de traidores, pero, el pueblo ya despertó. Los callarán con fusiles, mas, la verdad surgirá de las entrañas de la tierra.
Va mi abrazo sincero y desearte que pases Felices fiestas navideñas y Venturoso Año 2018.

Verónica Calvo dijo...

Sabes quién me descubrió a Soulages y sus matices en el negro??? :)

Llevas razón en todo lo dicho.
Todos mentimos, a todos nos mienten y hasta la verdad se adorna con mentira.
Y así viajaremos por eones.
Con la magia asesinada, seguiremos celebrando con cerveza lo que ellos quieran.

Besos, mi querida Corsaria Rebelde!!!

Verónica Calvo dijo...

Ceciely, es espantoso lo que me dices. Estar bien a caer en ese agujero no se entiende.
Qué pasará en las mentes y qué mentes son esas, de dónde vienen...
Viendo la historia de la humanidad, esto de someter, mentir e imponer, seguirá sucediendo hasta que explote el planeta o suceda algo muy fuerte.
Ojalá todos los oprimidos recuperen su dignidad, la cual jamás debieron perder.

También te deseo mucha felicidad y amor en estas fechas que se nos vienen encima.
Y un nuevo año lleno de serenidad.

Abrazo.

Rosa dijo...

Me ha gustado mucho, así es, Verónica, la demagogia y lo políticamente correcto.
Una peste.

Un beso, querida poeta.

Verónica Calvo dijo...

Por si no teníamos ya bastante, lo políticamente correcto acabará con nosotros.
Todo bien urdido. Todos amansados.

Me alegra que te haya gustado este poema.

Besos, Querida Rosa.