25 de diciembre de 2012

A una hoja




Hoy una hoja de otoño ha resbalado 
y en su liviana caída hacia el suelo,  
como queriendo encontrar su consuelo,
un susurro inaudible ha entregado.

Recuerda la primavera y la brisa
repleta de olores de nardo y rosa,
fragancias del jardín donde reposa,
siguió suspirando la hoja entre risas.

Pobre hoja desprendida por el viento
cuya vida eterna ella la creyera
y encontró el olvido, marchito y frío.

Aquí ahora la miro y me sustento
en la brevedad de su primavera, 
de su frágil recuerdo ahora mío.

-Verónica Calvo-

111 comentarios:

Una Vida... dijo...

Hola, luego vuelvo y te comento, ahora sólo saludarte

Abrazo

Verónica C. dijo...

Hola Manel, me alegra que a estas horas de la noche estés por aquí.
Estoy menos sola, no hay nadie!!!

Vale, luego.

Abrazo

Rosa dijo...

Sí, hay alguien, ALGUIEN, está Dios, no lo olvides...

Un beso.

Verónica C. dijo...

Pero qué linda eres Rosa!!!

Beso ;)

carlos Niederheitmann dijo...

Es lo melancólico del otoño, es como si los árboles hicieran el trabajo de las plañideras en funerales sicilianos. Cuando la hoja finalmente cae es arrastrada por el viento, con destino a cubrir las vergüenzas de Adán y Eva.

Besos.

TORO SALVAJE dijo...

Un soneto precioso.
La hoja ha fallecido de forma hermosa.

Besos.

antonioe dijo...

estimada poetisa, esa hoja es la vida... el amor... que comienza y termina. preciosa poesía.
Querida amiga, en este tiempo de paz y felicidad te deseo de todo corazón
que la magia, la pasión, el amor, la amistad y la alegría inunden tu dulce alma, colmandola de sosiego y dicha, junto a todos tus seres queridos. FELICES FIESTAS y que el año 2013 sea para tí un paraiso de paz y felicidad. un beso.

Juan Antonio dijo...

Te queda algún perfume para un superviviente?

Besos y abrazos en sol menor.

Pedro Luis López Pérez (PL.LP) dijo...

Preciosa Poesía, personificada en esa hoja y su brevedad de testimonio que llena nuestros Recuerdos...Una Preciosidad.
¡¡¡Felices Fiestas y Próspero Año 2013, en compañía de Todos tus Seres queridos y Amigos!!!
Un abrazo y un beso enorme.

guille dijo...

La hoja cumplió su ciclo. Realizó su función.

Mas o menos lo que esperamos poder decir todos.

¿no leí algo parecido hace tiempo?

Delion La Barge dijo...

Un soneto lleno de mensaje,querida Verónica.
Tu poesía siempre profunda deja reflexión,un motivo para parar y estraer conclusiones.

Tienes talento para la rima y la métrica.
Te felicito.

Besos

MAR dijo...

Y la vida continua, Verónica.
Bss, es muy bonito

MAR dijo...

Vero: te cuento el final de la peli de El cuerpo))) eh? te la cuento?
je jejee... Bromilla) ahora, si quieres...jijiji

Verónica C. dijo...

Carlos, interesante lo que dices.
Una hoja además de volver a la tierra para nutrir a quien la nutrió, puede cubrir a Adán y Eva.
Pero fíjate, incluso en ellos está destinada a caer y ser olvido.
Conclusión: no podemos tapar vergüenzas y el ciclo no se detiene cuando nosotros, pequeños ante la grandeza del orden, pasamos a ser solo eso, parte del engranaje de esta vida.

Y en los bosques de cera tuyos, ¿qué sucede con ellas?

Besos

Verónica C. dijo...

Gracias Toro Salvaje.

Suerte tuvo esta.
Otras muertes son realmente un drama.

No creas que me he pasado a la rima y la métrica, es sólo una salida de tono :)

Besos

Verónica C. dijo...

Hola antoioe :)

Esa hoja puede ser tantas cosas... Pero está bien tu parecer, me gusta.

Gracias por tus deseos.
Ojalá sepamos encajar en esta vida todo lo bueno que aparece cuando llega y que sepamos dar el paso hacia delante con confianza y alegría.

Disfruta, mucho.
Y que el año nuevo sea nuevo, para llenarlo de páginas dignas de ser escritas.

Besos

Verónica C. dijo...

Anda Juan Antonio, abro la ventana del ala norte del castillo para darte el delicado perfume de una violeta.

¿Qué habrá pasado en tus laberintos desde el sábado aquel de la mandarina?

Más besos y abrazos para ti, con eco de réquiem

Verónica C. dijo...

Querido Pedro Luis, las hojas, mis querida hojas que tanta brevedad traen a mi vida...
Me alegra que te gusten estos versos.

Esperemos que el año nuevo sacuda árboles llenos de hojas secas y nos deje la oportunidad de brotar nuevas esperanzas para realizar(nos)

Que tengas mucha felicidad.

Besos

Verónica C. dijo...

Amén guille :D

Te refieres a "Hoja de roble"

Como ves, cada loca con su hoja...

Verónica C. dijo...

Mi queridísimo Delion, gracias.

Sabes que me fascinan los sonetos.
Este vino del primer soneto que naufragaba por todos lados, no sé si te lo enseñé en su día.

Gracias por al felicitación.

Besos

Verónica C. dijo...

MAR!!!

1.- si, la vida continua siempre.
Se abre paso y nos deja tumultos.

2.- TE MATO :D
Mañana voy.
Luego podemos montar vigilancia por los blogs y contarles el final a los que la quieran ver jajaja

Beso

TriniReina dijo...

¡Pedazo de soneto!

Enhorabuena, Vero. Es muy hermoso y está perfectamente construido.

Quiero creer que la hoja no muere del todo. Que se convertirá en abono y, de alguna manera, servirá para alimentar a otra primavera.

Besossss

Rafael dijo...

Bonito soneto para dar comienzo a este día de Navidad Verónica, felicitaciones.
Un abrazo y que tengas un lindo día.

Verónica C. dijo...

Gracias Trini.
No sé si realmente está bien por que los sonetos además llevan su acentuación.
Si ves que algo falla me lo dices para aprender.

También yo lo quiero creer.

Besos

Verónica C. dijo...

Gracias Rafael.

Me quedo tu abrazo, hoy debería ser un bonito día.
Que el tuyo lo sea.

Abrazo

INMA dijo...

Y brotarán nuevas hojas preciosa Verónica.

Pocas palabras pueden salir de mí si tú ya lo dijiste todo, he sentido una sacudida de ternura

Muchos besos guapa

Lichazul dijo...

es todo un soneto otoñal
la hoja es la metáfora de nosotros mismos en nuestras distintas etapas de vida
Precioso Verito!!!


besitos y feliz semana

S. dijo...

Nosotros no somos mucho más perdurables que la hoja. El tiempo es relativo y hasta subjetivo. Desde nuestro punto de vista estamos hechos a que cien años o ciento veinte es lo justo en una vida. Para una hoja... sólo lo sabe ella. El caso es que nosotros caeremos igual de inesperadamente y no será ni bueno ni malo. Feliz Navidad por fin.

Princesa Nadie dijo...

Feliz Navidad
Un Beso

María dijo...

Una hoja de otoño ha inspirado a tus versos, querida amiga Verónica, y ha hecho de ellos colores y brisa de primavera envuelta en suspiros y en fragancia, muy bello tu poema.

Que la magia de la navidad llene tu vida de amor, tu corazón de alegría, y que todos tus sueños se hagan realidad en el nuevo año que va a comenzar. Felices fiestas.

Un beso.

Alicia Fernández dijo...

Esa hoja vivió una etapa de su vida y ahora le toca comezar otra ig,ual que nos pasa a todos. Besos

ohma dijo...

El poema respira resignación, la de los hechos.
Un encanto,lo mismoque tú.
Besos, Vero.

Mariangeles Ibernón Valero dijo...


Un soneto precioso, lleno de nostalgias.
El otoño con sus hojas caídas en un buen cómplice para estar y ser una buena poesía.
Un besico, no sientas soledad, no se si Jesús o Mariano están contigo, lo que si se es que alguien con tanto agarre, como se diría en mi tierra,
como tu...jamás está solo.
BESOSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSS Y MI MEJOR SONRISA :)

Verónica C. dijo...

Querida Inma, nuevas hojas, siempre.
Brotarán nuevas hojas con cada una que dejemos ir.
Así es.
Nunca falla.

Gracias por tu fidelidad, cercanía y cariño.

Besos!!!

Verónica C. dijo...

Elisa, somos hojas en el árbol de la vida, incluso somos árboles también según el ciclo y las circunstancias.

Si nos desprendiéramos con alegría y a tiempo, qué de brotes nuevos no se echarían a perder.

Feliz semana, yo de vacaciones, imagínate...

Besos

Verónica C. dijo...

S. ni bueno ni malo, afectará a quienes sigan vivos y nos quieran. Seremos, porque somos, hojas, nada más.
Lo has expresado muy bien.

Menos mal que actualizaste, ya me aburre espiar vecinos :D

Si, por fin, feliz navidad hasta el año que viene.

Besos

Verónica C. dijo...

También para ti, Princesa Nadie :)

Besos

Verónica C. dijo...

Las hojas me inspiran, María, además son bonitas y mágicas.

El año nuevo está ahí, a nada, y este año será nuevo, mucho, en todos los sentidos.
Nos abrimos a él con alegría y recibimos todos sus regalos con gratitud.

Pásalo muy bien.

Besos querida María

Verónica C. dijo...

Justo así es, Alicia, parece que tienes bola de cristal ;)

Besos

Verónica C. dijo...

Gracias ohma, qué piropos!!!
Encantadora, qué bonito.

A veces queda resignarse, no hay otra.
A mi la resignación me parece sinónimo de suicidio.
Pero son apreciaciones mías.

Besos grandes

carlos Niederheitmann dijo...

El hombre conoció de la vergüenza cuando abrió su entendimiento a la voluntad, y quiso tomar decisiones propias. Nuevamente, como bellamente lo indicas en el proceso de las hojas que vuelven al suelo, la grandeza de los árboles están ahí para rescatarnos de la soledad. Sabes que lo de las hojes en los bosques de cera, es un punto que no consideré, únicamente hice mensión que aquel calor tropical de las selvas, empezaba a calentar las hojas hasta conevertirlas en llamitas, tal como se verían una serie de velas prendidas frente a alguna deidad. En ese bosque las hojas cumplen la función de alumbrar la esperanza que llega con la idulatría. Pero hasta ahora que lo mencionas me doy cuenta de ello. Tu poema me gustó mucho por que tengo algo con la naturaleza, y la música de Vivaldi que escogiste me puso medio melancólico, además tenía una cerveza a medio terminar junto a 5 botellas vacías. :)

Besos.

Verónica C. dijo...

Mariangeles, las hojas de otoño inspiran, si, son en sí mismas una metáfora.

Jajaja, qué arte tienes, iya.
No, sola no, nunca, soy afortunada.
Aunque vivo lejos de mi familia tengo el corazón calentito.
También por vosotros.

Besos!!!

carlos Niederheitmann dijo...

*mención.

Verónica C. dijo...

Mencionado, Carlos

Verónica C. dijo...

Carlos, yo quiero ir a tu bosque de cera y ver esas llamitas :)
Ahora estoy preparada para adentrarme en ellos porque en este equinoccio se ha producido el milagro y la conciencia se expande.
Somos hojas y árboles a la vez.

No te pongas nostálgico mucho rato.
Unas cuantas cervezas a veces son Medicina para el Alma.

Besos

Mª Carmen dijo...

Precioso amiga.Feliz navidad.Besos.

ReltiH dijo...

QUÉ DECIR: HERMOSO...!!


BESOS

Verónica C. dijo...

Feliz navidad, Mª Carmen.

Besos ***

Verónica C. dijo...

Gracias ReltiH

Besos

carlos Niederheitmann dijo...

Que te parecen unas copas antes de ir al bosque. Me cruzo el mar y nos vamos de bares. :)

Besos

Verónica C. dijo...

Si Carlos!!!

Pero te advierto: soy experta en cerrar bares y vaciarles las existencias si la compañía es buena :)

Besos

andré de ártabro dijo...

Como la de la hoja es nuestra vida de frágil y breve historia; y mirando hacia atrás, pesan más que los recuerdos , lo que pude haber hecho y no hice, o lo que pude haber sido y no y no fui. Por eso ahora nunca dejo de recorrer todo sendero.
Me has llenado de inspiración con tus dulces versos.
Besos.

Verónica C. dijo...

andré, sabias palabras dejas aquí.
La vida debe ser plena, recorrer el sendero y no dejarlo a medias.

Me alegra haberte inspirado y me alegra verte.

Gracias :)

Besos

Vito Coppola dijo...

Auguri...

Darío dijo...

Qué tan diferentes somos a esa hoja??? Un abrazo.

Elcaligrafista dijo...

Una hoja, la textura del tiempo habitando nervaduras de vida ....


mi beso.

Lapislazuli dijo...

La hoja cumplió su ciclo, lo mismo que nosotros
Hermoso
Abrazo

Arruillo dijo...

Como la vida misma, Verónica, unas hojas caen y le van a dar vida a otra generación de hojas.- Enhorabuena por este precioso soneto.
Un abrazo

Amapola Azzul dijo...

Precioso, me gusta ese morir, un beso.

Una Vida... dijo...

...he tardado en comentar, pero no de leer...

Me encantan los Sonetos, requieren técnica y conocimiento de la poesía en su esencia, han estado presentes en diferentes culturas, han vivido adaptaciones por parte de grandes Maestros, y hasta algunos han alterado su composición poética en cuanto número de versos y metrica, pero, Siempre Siempre que leo uno bien construido, veo detrás la mano de un Poeta, hoy, de nuevo te Felicito, y en esa Felicitación va el estimulo para que sigas escribiendo.

Hasta pronto.

Un Abrazo

Verónica C. dijo...

:) Vito

Verónica C. dijo...

Iguales, Darío, somos su metáfora.

Abrazo

Verónica C. dijo...

Una hoja, evidencia de mis delicias, Caligrafista.

Beso

Verónica C. dijo...

Igual, Lapislazuli.
Pero ellas no montan tanto drama.

Besos

Verónica C. dijo...

Gracias Arruillo :)

Hay quien no ve similitud entre ellas y nosotros.
Una simple hoja no es tan lejana a nuestra esencia.

Besos

Verónica C. dijo...

Manel, te esperaba :)

Lo que me gustaría saber, y si puedes, por favor, me lo especificas, porque nadie me dice nada, es si está bien la métrica con la acentuación.

Rara vez verás por aquí rimas pero me gusta de vez en cuando, por aprender y como un reto, y ya que lo hago, que sea aprendiendo.

Gracias por tu felicitación y por tus ánimos.

Hasta pronto :)

Abrazo

Amanecer Nocturno dijo...

La primavera es taaan efímera, que las hojas viven muy poco en el aire, mientras que en el suelo reposan media vida entre recuerdos.

Muy melancólico, Verónica. Muy tenue.

Un abrazo.

Lichazul dijo...

Verito te dejo este enlace
http://lichazul.blogspot.com/2010/12/desde-la-rama.html
que habla un poco desde esta metáfora que somos y que tu también y acertivamente plasmas
besitos
(el texto es del 2010 algo viejito jejeje )

Verónica C. dijo...

Amapola Azzul, morir es plenitud es morir siendo poesía.
Así lo hacen las hojas.

Beso

Verónica C. dijo...

Amanecer, la vida es efímera, las primaveras pueden ser eternas en nuestra brevedad pero siempre los recuerdos nos harán rozar la inmortalidad mientras el tiempo se expande.

Me gusta que me digas "tenue", no me había dado cuenta.
Tendrás razón :)

Abrazo

Verónica C. dijo...

Hay que saber reconocerse en lo que no nos gusta, Elisa, y también me reconozco en esa mujer, como no hacerlo, si todo vive en nosotros y experimentamos los juegos a veces sin saberlo plenamente.

Luego lo miro :)
Con calma, como me gusta leerte.
Y te digo.

Besos

Evanir dijo...

Com muita alegria venho agradecer
pelo seu carinho na Noite de Natal.
Com fé amor e esperança haveremos
de festejar juntos o ano novo
que se aproxima .
Minha minha última postagem de 2012
será postada Dia 28 de Dezembro.
Hoje só postei agradecimento pelo
carinho de Natal.
Dia 28 farei a última postagem
no decorrer do último Dia do Ano
só entrarei Dia 31 para avisar quem foi o ganhador
do meu livro.
Um Do Brasil outro de Portugal.
Ainda esta em tempo basta pegar o selinho
e avisar no blog .
Beijos no coração carinhos na alma.
Evanir..

Luján Fraix dijo...

Esa hoja de otoño es como una vida que se extingue... un suspiro de melancolía.

Preciosos versos querida Verónica.

Besos grandes.

Pd cuando leí tu mensaje amiga, no dejé de derramar mis lágrimas de siempre pues me has conmovido mucho. En estos días estoy muy emotiva.

Abrazos

Verónica C. dijo...

Gracias Evanir.

Que tengas un buen años también tú.

Besos

Verónica C. dijo...

Mi querida Luján, has definido muy bien a esta hoja del poema.

Anímate :)
Cuando pase este vendaval de las fiestas te escribo unas líneas.

Te abrazo fuerte con mi cariño

tecla dijo...

Una hoja de otoño transparente como un encaje de bolillos.
Un suspiro.
Una caricia.
Un verso.


Bendito sea este otoño tuyo que termina, Verónica.
Bendita seas tu.

Marisa dijo...

Qué casualidad,llevo días dándole
vueltas al poema de una hoja,
tu soneto ha quedado precioso.
Dulce y lleno de melancolía
como el fenecer del otoño.

Un beso y Feliz Navidad
.

Verónica C. dijo...

tecla, mira que eres guapa :)

Besos

Verónica C. dijo...

Estoy deseando leerlo querida Marisa.
Seguro que es buenísimo.

Feliz navidad para ti también, besos

Megapili dijo...

Nunca el olvido se apodero de algo con tanta dulzura.
Un sueño.

xiana dijo...

Hay personas como esta hoja. Personas que caen, pasan, son olvidadas. Personas cuyo último suspiro es inaudible para todos, quizá por eso, muchas ya ni lo entregan.
Y luego estáis las que son como tú, cuyos suspiros y devaneos quedan resonando y resultáis inolvidables, aunque no sea eternamente, pero eso ¿quien lo sabe?


Besos
Besos

Gala dijo...

En la brevedad de la primavera.
En realidad todo es tan breve, las cosas bellas duran un suspiro. No podemos evitar perder ciertas cosas a lo largo de la vida, porque hasta nuestra propia vida es caduca.
Pronto o tarde se marchita y cae ligera, como las hojas de otoño.

Si podemos mantener al menos durante el máximo tiempo posible esa luz de la primavera habremos conseguido sonreir durante gran parte de nuestra vida.

Besos mediterráneos.

Amparo Donaire Erena dijo...

Preciosos versos Verónica, que me hacen comparar nuestra propia vida con esos ciclos de vida que continúan su marcha a pesar de nuestro estado de ánimo.
Somos como esas hojas, cuando la nostalgia se cierne sobre nosotros y el otoño invade nuestras vidas, el viento nos arrastra a su merced con la única esperanza de volver a descubrir esa primavera en nuestro corazón que nos hizo tan felices, y de cuyos recuerdos nos mantenemos la mayoría de las veces.

Me alegro de haberte conocido, siempre que me adentro en tus palabras me siento identificada, y que alguien comparta en cierta forma lo que siento es muy importante para mí.

Un abrazo especial y Felices Fiestas!!!

paloma gomez dijo...

Esa hoja no esta muerta vive en tu poema

y esa hoja pasará a formar parte de la esencia de la vida, esa que alimentará las raíces de aquello que le otorgo su esencia.


Sutil poema, felicidades


Verónica C. dijo...

Megapili,ojalá todos los olvidos fueran dulces.
Nos llevaría a soñar mejor.

Bss

ALBORADA dijo...

Mi querida Vero, hojas de otoño, alfombra del prado de la vida y en tu poesía, la más bella melodía.

Mi apretado abrazo, amiga.

Verónica C. dijo...

Agradecida, Xiana, de corazón, no te puedo decir nada.

Si quedo en tu recuerdo estaré viva hasta tu último suspiro, como tú lo estarás en el mío y lo sabes bien.

Besos con todo mi cariño

Verónica C. dijo...

Gala, es esa actitud ante la vida lo que define su misma calidad.
Sabernos breves y efímeros nos debería aportar pasión y alegría por disfrutar y hacer(nos) la vida más hermosa.

Besos desde este atlántico que hoy renueva brisa

Verónica C. dijo...

Amparo, somos hojas en el árbol de la vida.
Deberíamos saber que estamos en un continuo morir y renacer hasta el último día, el día que nos desprendamos.
Y ese vuelo nos debería dejar una sonrisa hasta diluirnos en su esencia.

Me alegra que te identifiques con mis letras.
Me alegra conocerte.

Besos

Verónica C. dijo...

Así es, Paloma.
Volverá a nutrir a quien nutrió su propia vida y así, de otra manera, volverá a perpetuarse de otra manera.

Gracias por la felicitación.

Verónica C. dijo...

Gracias mi querida Mayra :)

Que sigamos alfombrando prados y disfrutando melodías.

Un abrazo enorme

Luna dijo...

Nada se pierde, todo se transforma, ahora es la luz que le has dado...

Saludo grandote, Verónica.

Feliz fin de año, felices todos tus días!

Verónica C. dijo...

Nada se pierde, en alguno lado quedará :)

Feliz año, Luna, que sea bien nuevo y que iniciemos con alegría y ganas :)

Abrazo grande

(Gracias por estar)

virgi dijo...

Somos como hojas que el viento lleva.
Besos

Beatriz Martín dijo...

Hola Vero disculpa si no he venido antes, estoy muy liada trabajando en un mercadillo por ahora, pero no quería dejarte de darte un abrazo navideño y desearte lo mejor para el 2013... tus versos como siempre dulces y hermoso , besos mil desde mi brillo del mar

Zunilda Moreno dijo...

Precioso soneto a la hoja otoñal, así vuela y de desliza mi alma, amiga, cuando recorro tus letras. Un abrazo con perfume a jazmines de mi jardín. Tú, disfruta del otoño, que yo iré a visitar a mi hermana que vive frente al mar, bien al sur del Sur.

Verónica C. dijo...

Gracias Beatriz.
Que sea muy nuevo y que lo llenemos de capítulos dignos de ser recordados.

No te preocupes, ven cuando quieras, yo paso de estas "cosas" blogueras :)

Besos

Verónica C. dijo...

Querida Zuni, pásalo muy bien. Ya te leí en el blog de Ian (es que pasaba por allí cuando se lo contabas solo a él).

Aquí ya invierno y yo en mi querido otoño recordando a las hojas caídas.

Besos grandes

LUGAR DE PAZ - dijo...

Quiero desearte un Felicez Navidad hoy me hago seguidor tuyo

y me agrego tambien un fraternal saludo

Dios te Bendiga por Siempre y que el niño Jesus haga brillar tu corazon dia tras dia

Verónica C. dijo...

Bienvenido Lugar de paz

Gracias por tus deseos, las buenas vibras siempre han de llegar.

También te deseo lo mejor.

Abrazo

LA ZARZAMORA dijo...

He llorado mucho las hojas... sobre todo las del otoño.

Las hojas muertas... por formar parte y ser una esencia en mi vida.

En primavera, ya no son las mismas, han reverdecido en nuevas savias y saben hasta florecer.

Un beso grande, enorme, Verónica.

Eres grande, cariño.

Verónica C. dijo...

Afortunadamente esas hojas nuevas son eso, nuevas.
¿Cómo se revive lo que murió?
No, se puede.

Gracias Eva, siempre tan cerca.

Besos enormes

ZM dijo...

Mi querida amiga, no te pongas celosa que tú fuiste la primera, lo de sólo a él, está relacionado con Chile, ya que eso no lo dije a NADIE, preciosa.
Tendremos que cruzar 700Km de ancho patagónico para llegar hasta la tierra de Ian. Igualmente, lo que no te dije es que mi hermana vive sobre el Atlántico. Miles de besos.

Verónica C. dijo...

Jajajaja Zuni!!!
JAJJAJJA

Besos Linda!!!

Hanna Xesco dijo...

Un renacer constante, así la vida.
Muy bonito, besos.

Verónica C. dijo...

Continuamente, Hanna...

Besos

Melvin dijo...

Y en ese periplo, en ese tránsito, ese viaje iniciático hacia el Hades... Las hojas, como las almas viven el trágico viaje final no exento de belleza y siempre tan intenso como el roce de la hoja al tocar el suelo... Besos de hojarasca en la senda de un bosque de hoja caduca.

Verónica C. dijo...

Melvin querido... pura poesía y sabiduría tu comentario.

Besos, mi Todo

Jon Igual dijo...

Has hecho que su final sea algo bello. Un beso.

Verónica C. dijo...

Gracias Jon, cuanta belleza en tu comentario...

Verónica C. dijo...

De Patricia H por correo electrónico:

Olé!, Olé! con este soneto
Qué delicadeza, qué sutileza, y qué “homenaje” a este suspiro de una hoja, en silencio, sin ruido.....

Verónica:

Las hojas enseñan mucho, son un recordatorio para quien tenga el valor de verlo.
Enseñan hasta sentirlas en rimas.