26 de diciembre de 2017

#AcciónPoética


22 comentarios:

Rafael dijo...

Elocuente.
Un abrazo.

Verónica Calvo dijo...

Gracias, Rafael.
Por ahí va la cosa.

Abrazo.

TORO SALVAJE dijo...

Una joya poética.
Jo... se me podría haber ocurrido a mí.

Besos.

Verónica Calvo dijo...

Toro Salvaje... :D!!!

Maite Lorenzo dijo...

¡Vaya!
Me gustan los corazones, la muros,no.
Besossss

Rosana Marti dijo...

Así es, hay personas que por corazón tienen un ladrillo. Tochos, tochos, más clara el agua. Besos Vero y feliz año nuevo.

Tracy dijo...

Pura poesía.

Verónica Calvo dijo...

Los muros pueden ser lienzos, Maite.
Ahora, esos otros muros que encierran y aprisionan, tampoco me gustan.

Besos.

Verónica Calvo dijo...

Hay mucho corazón acorazado, Rosana.
Ellos se lo pierden.

Feliz año nuevo y besos mil!!!

Verónica Calvo dijo...

Gracias por verlo así, Tracy.

Abrazo.

Alicia dijo...

Hay muchos muros pero también millones de corazones, besos

Sergio dijo...

Cuanto se puede decir con tan pocas palabras si se eligen bien. Felices fiestas, Verónica.

Verónica Calvo dijo...

De todo hay, Alicia.

Besos.

Verónica Calvo dijo...

Gracias por apreciarlo, Sergio.

Felices fiestas y como sobreviviremos, seguiremos dando guerra.

Noelplebeyo dijo...

La argamasa siempre cuenta

Besos

Verónica Calvo dijo...

Dónde iríamos sin ella, Profe.

Besos.

LA ZARZAMORA dijo...

Corazones de ida y vuelta ;)

Bonito!!

Besos sin muros, mi Corsaria!!

Rosa dijo...

Ojalá se derribe ese muro.
Es precioso, Verónica, y ese soporte que has elegido me parece bellísimo.

Un beso y muchos ...
:)

Verónica Calvo dijo...

Los corazones y sus cosas/latidos.
Los hay amurallados y los hay liberados, pero sí, van y vienen.

Besos, mi querida Corsaria Rebelde!!!

Verónica Calvo dijo...

Qué pena me dan los corazones amurallados, Rosa.
Será que se expusieron tanto que ya no soportan más cicatrices.
Me alegro que te guste este juego poético o lo que sea :)

Besos!!!

Elisa Alcántar dijo...

preciso conciso !!!
lo has bordado Verónica

besitos

Verónica Calvo dijo...

Gracias, Elisa.

Besitos también.