18 de octubre de 2017

Saudade


es estar a solas,
muy sola,
con la soledad.

Es tener un clavo
en mitad del corazón
y sangrar eternamente.

Saudade

es sentir el invierno
anidado en las arterias.
Es respirar escarcha y niebla.

Es vislumbrar la muerte,
cerrar los ojos,
y dejar que suceda.


-Verónica Calvo-

45 comentarios:

Rafael dijo...

Es un peso, sin duda, en el alma.
Un abrazo.

LA ZARZAMORA dijo...

La muerte siempre puede esperar...
Eres demasiado valiosa y aún nos quedan demasiados mares por navegar.
Que espere la de la guadaña, mientras se oxigenan las arterias y la herida empiece a restañar.

Hoy abrazo colosal acompañado de un montón de besos, mi Corsaria.

P.S. Ese caaassscoooo !!! Zuloaga te espera...

Verónica Calvo dijo...

Un lastre pesado, Rafael.
Los portugueses han sabido dar un bello nombre a esa tristeza llena de nostalgia que ya es parte de uno.

Abrazo.

Verónica Calvo dijo...

Mi querida Corsaria, y tanto que nos queda...
Pasará.
Y yo te abrazo con toda mi gratitud y con el casco puesto (sonrío).

Besos, con todo mi cariño.

Sneyder C. dijo...

Te queda tiempo de vivir, demasiados caminos que transitar para que ese saudade no empañe tus ojos, para que deje de sangrar tu corazón y sientas un nuevo despertar que no pueda empañar la escarcha ni la niebla…

Un cálido abrazo Verónica

TORO SALVAJE dijo...

El poema es una maravilla.
Espero que te haya apaciguado el dolor.
Y que sobrevivas muchísimos años.

Besos.

Alicia dijo...

La soledad duele mucho. Un gran poema amiga. Besos

Noelplebeyo dijo...

sin posibilidad de escapar

besos

Carmen Silza dijo...

Muy triste, siento una sumisión, un tirar la toalla, en este poema.
Aun así, es precioso.
Un abrazo Verónica.

Rosana Marti dijo...

Muy acorde con la estación que pasea por nuestra inspiración, la tristeza hace gozo en tus letras mi querida Vero. Nostalgia misma de un sentir tan profundo como arraigado a uno mismo. Besos!!

lunaroja dijo...

Cerrar los ojos y dejar que suceda...
Tus versos traspasan y proyectan toda esa nostalgia, esa tristeza que plasmas con cada palabra.
Muy hondo tu verso, tu creación vibra.

Verónica Calvo dijo...

Será así, Sneyder. Todo acaba pasando.

Un abrazo con mi gratitud.

Verónica Calvo dijo...

Toro Salvaje, la poesía es como sutura. Pero eso ya sabes.

Bss.

Verónica Calvo dijo...

Siempre que no es buscada, duele, Alicia.
Todo acaba pasando.

Abrazo.

Verónica Calvo dijo...

La saudade más menos no te suelta.
Bien lo has dicho, Profe.

Beso.

Verónica Calvo dijo...

Buena interpretación, Carmen.
Paradójicamente la saudade suele ser preciosa en la literatura y el arte en general.

Abrazo grande.

Verónica Calvo dijo...

Tal cual lo has dicho, Rosana.

Besos grandes.

Verónica Calvo dijo...

Agradecida por tus palabras, lunaroja.
La saudade traspasa cualquier intención.

Besos grandes.

Anónimo dijo...

Cantando fados
Saudade llora versos.
Baila la luna.

Me gusta tu inspirada soledad. Lirio del valle.

Verónica Calvo dijo...

Y tu has creado una bellísima poesía japonesa.

Gracias, Lirio del valle.

Maite Lorenzo dijo...

Triste sentimiento, pero es un poema muy bello.

Muchos besos y abrazaos, querida Verónica.

Sergio dijo...

Son tus palabras las que me han hecho entender mejor que un diccionario lo que es. Y también saber que en la saudade me he enredado alguna vez. Supongo que todos-as. Un abrazo

Verónica Calvo dijo...

Gracias, Maite.
A muchas personas este tipo de poesía, oscura y derrotista, no les gusta.

Besos y abrazos para ti.

Verónica Calvo dijo...

Si, Sergio, todos nos hemos enredado en ella. Somos humanos.

Un abrazo.

Ceciely dijo...

Escena muy de moda.
Mismo acompañada hay saudades
Doliente pero realista.
Besitos

Verónica Calvo dijo...

Es pandemia, Ceciely.
Cuando se instala cuesta desalojarla.

Besos.

Manuel Díaz dijo...

Solo en el
Atardecer.
Un
Día
Amanece.
Despedida
En la tarde de otoño.

Verónica Calvo dijo...

Un día amanece -sueña el otoño en su despedida- y mientras, atardece.

Gracias, Manuel.

AMBAR dijo...

Hola Verónica, paso del blog de Maite.
Disfruto de tus profundas letras, tristes pero que exponen esa situación de la vida real.
Esas soledades se sienten en el alma, la Paz acompaña en la espera, cada instante es único.
Un abrazo.
Ambar

Hanna dijo...

Profundo sentimiento,, estupendas letras !! beso

Conchi dijo...

Bello y a la vez triste poema Verónica. Es un placer leerte.

Feliz domingo.

Un abrazo.

Verónica Calvo dijo...

Bienvenida, Ambar.
Todos pasamos momentos así. Es inherente a nuestra esencias. Somos seres emocionales.
Cada instante es único, qué gran verdad y qué poco conscientes vivimos en ello.

Un abrazo y gracias.

Verónica Calvo dijo...

Muchas gracias, Hanna, por pasar por este poema.

Abrazo.

Verónica Calvo dijo...

Muchas gracias, Conchi, por pasar una vez más por mis letras.
Buen domingo.

Abrazo.

Amapola Azzul dijo...

Ese " dejar que suceda"
Inspira cierta tranquilidad.

Un abrazo.
Me gustó el poema.

Verónica Calvo dijo...

Será que aceptar quita peso y da tranquilidad.
No hay que temer a que sucedan las cosas. Sucederán.

Un abrazo grande, bella Amapola.

Rosa dijo...

La saudade eterniza la presencia de quien se fue, dice Fabio de Melo...

Y tu poema es precioso, me ha conmovido.

Un beso grande, querida amiga.

José Manuel dijo...

Como duelen tus versos, como un enorme peso en el corazón.

Un abrazo

Verónica Calvo dijo...

Es como lo has dicho, José Manuel, un peso en el corazón.

Abrazom

Anónimo dijo...

Acompañan lágrimas en la saudade que enriquecen el alma, tal cual gotas de lluvia humedecen la hojarasca del otoño... y pronto prosperará el horizonte húmico que tapizará los campos de verde esperanza.

Besos.

El ataporquero.

Lujan Fraix dijo...

Un gran poema Verónica, me emociona y lo siento... dentro de mí como si lo hubiera escrito yo (no podría nunca porque no soy tan genial como tú).

Puedes dejar el alma desnuda, eso ya es un paso adelante para sanar.

Besitos

Verónica Calvo dijo...

Mi querida amiga Luján,
agradezco de corazón tus palabras, pero no estoy de acuerdo: eres una gran poeta y escritora.
Tienes poemas, y muchos, que a quien no les toque la fibra es que están muertos.
Tienes un gran talento. No lo olvides.

Un beso con todo mi cariño.

Verónica Calvo dijo...

Sea, ataporquero.
Yo lo espero.

Abrazo y gracias.

Marisa dijo...

Un poema bellísimo
Vero, a pesar de la tristeza
que en el se respira.
Son días grises
que dejarán paso
a cielos diáfanos.

Un abrazo muy fuerte

Verónica Calvo dijo...

Siempre vuelven los cielos diáfanos, Marisa. Yo los espero.

Gracias.
Abrazo enorme, querida poeta.