21 de febrero de 2019

Poema a mi padre



Dejo unas rosas
en el pedestal a tu memoria.
Me sonríes
desde el vapor donde habitas.
No hay un día
que no acudas a mi encuentro.

Y, aun así,
en este día tu recuerdo
es más recuerdo.

Te conmemoro,
te felicito
y te imagino.

En este lugar del Silencio,
donde la sombra no inoportuna,
hablamos sin sonidos.
Tu mirada en la mía,
las rosas, sin espinas.

 -Verónica Calvo-

42 comentarios:

lichazul dijo...

precioso poema in memoria a los hombres que nos han formado
( el mío este año cumplirá 3 años de su partida )
abrazo grande Verito y mil gracias por cada una de tus huellas
eres una luna mágica

muakkkk :)

Factoría Poética Carmen Silza dijo...

Entiendo muy bien este sentido poema, nos cuesta aceptar a esa ausencia, a mi después de dos años, me sigue pareciendo mentira.
Un placer Verónica.
Un beso

Maite dijo...

¡qué bello homenaje, Verónica!!
Desde ese vapor donde habita debe sentirse orgulloso de ti.
Abrazos y cariños

Verónica Calvo dijo...

Elisa, el mío se fue hace más de veinte años, pero lo vivo como si fuera ayer mismo, aunque el dolor sea diferente.
Hoy es su cumpleaños.
Como bien dices, nos formaron. Se les extraña tanto...

Gracias a ti, siempre, y por esa luna mágica en la que me voy a mirar :)

Besos.

Verónica Calvo dijo...

A veces la ausencia se hace herida y sangra desconsoladamente, sobre todo en momentos malos. Hoy es el cumpleaños de mi padre, que se fue hace mas de veinte años, pero quiero recordarle hoy con toda la felicidad que merece.
Él era muy alegre. Cómo se les extraña, Carmen.

No puedo entrar a tu blog. Te contesté un comentario explicándote.Si mañana voy mejor de tiempo, te lo digo por el FB.

Besos, Carmen.

Verónica Calvo dijo...

Muchas gracias, Maite.
Sí, sé que se sentía orgulloso de mi; me lo dijo en vida :)
Le extraño tanto...

Besos, grandes.

Pitt Tristán dijo...

Me encanta. Maravilloso.

Un beso, Vero.

Rafael dijo...

Preciosos versos que dicen tanto...
Un abrazo en la tarde.

TORO SALVAJE dijo...

Hoy me perdonarás pero por respeto no voy a comentar el poema.

Un abrazo gigante y emocionado para ti.

Rosana Martí dijo...

Bello encuentro, entrañable sentir. Siempre está a tu lado no hay más que imaginar ese silencio.

Besos Vero!!

Rosa dijo...

Un beso, grande, grande.
Y cómo te entiendo.
Precioso y emocionante.
Se sentirá muy orgulloso de ti. :)
Mi padre también era, es, muy alegre.

Y más besos, querida amiga. :))

P MPilaR dijo...

Qué maravilla en su sencillez
Feliz estaría tu padre!!
Un beso, Verónica

Tracy dijo...

Me he emocionado leyéndote porque s¡es verdad que se siente su presencia todos los días en miles de instantes.
Un beso preciosa.

Marian Ruiz dijo...

Estoy segura de que te lee, Verónica. Se van y el tiempo pasa... y no pasa. Qué hermoso homenaje. Hace siete que se fue el mío y diez días que fue su cumple. Me tomé un vino con él (y ya pueden decir lo que quieran por ahí).

Un abrazo para ti y mis felicitaciones para él.

Verónica Calvo dijo...

Muchas gracias, Pitt.

Besos van.

Verónica Calvo dijo...

Toro Salvaje :)

Y otro abrazo enorme, con mi cariño y gratitud para ti.

Verónica Calvo dijo...

Así es Rosana.
Mueren aquellos a quien se olvida.

Besos.

Verónica Calvo dijo...

Gracias, Rafael.

Un abrazo grande.

Verónica Calvo dijo...

Querida Rosa, las personas alegres, cuando se van, dejan siempre una sonrisa en su recuerdo :)
Yo me acuerdo casi a diario de su risa, que encima era contagiosa.
Mi padre estaba orgulloso de mi; me lo dijo en vida. Y yo, muy orgullosa de él. Como dice Elisa ahí arriba, son los hombres que nos han formado.

Un abrazo enorme, mi querida amiga, y que ellos nos acompañen.

Verónica Calvo dijo...

Muchas gracias, Pilar :)
Mi padre tuvo una buena vida en general. Cualquier chorrada mía le hacía gracia :)

Un beso.

Verónica Calvo dijo...

Qué alegría verte, Tracy.

Pues sí, se sienten. Yo le siento a veces, por más que digan que eso no puede ser, hasta su colonia flota en el aire unos segundos.

Besos :)

Verónica Calvo dijo...

Muchas gracias, Marian :)

Y bien que hiciste tomándote un vino con él.
Yo hablo mucho con el mío, le cuento chistes, le pongo al día de todo. Y sí, que digan lo que quieran!!!

Y tanto que el tiempo pasa y no pasa. Lo entiendo perfectamente.

Un abrazo enorme.

Oscar Guapeton dijo...

estará orgulloso

no lo dudo

esté donde esté

besos

Verónica Calvo dijo...

Gracias, Profe :)

Besos.

José Valle Valdés dijo...

Me resulta un poema muy bien logrado, amiga. En su decir denota una gran carga de ternura. Muy bueno.

Abrazos

Laura dijo...

En memoria de los que se fueron y en la memoria de los que se quedan... Bonito poema Verónica, te mando un abrazo grande ♥

Jorge M dijo...

Hermoso tu sentir, lo llevas en el corazón. Un abrazo Verónica

Verónica Calvo dijo...

Otro abrazo para ti, Laura, y gracias :)

Verónica Calvo dijo...

Gracias, Pichy.
Mi padre siempre me produce ternura y nostalgia.

Abrazos.

Verónica Calvo dijo...

Gracias, Jorge.
Hay personas que nos sacan la penumbra.

Abrazo.

Patty dijo...

Un poema que entre sus letras se nota el amor brindado por ambas partes y la añoranza se da en estos momentos... bellisimo Verónica .... un abrazo de corazón :*

Sandra Figueroa dijo...

Hermoso poema.....saludos

Verónica Calvo dijo...

Gracias, Patty.
Sí. Mucho amor. Todos los que le conocieron le siguen extrañando.

Abrazo grande.

Verónica Calvo dijo...

Gracias, Sandra.

abrazo va.

Sergio dijo...

He sentido la nostalgia de lo que todavía no he perdido. Y es positivo porque con palabras así puedo reflexionar. Y decir lo que tengo que decir antes de que algún día sea tarde y no pueda. Unos versos preciosos y sentidos. Un abrazo

Verónica Calvo dijo...

Que no quede nada por decir, Sergio, y menos a quienes amamos.
Siempre queda algo, soltemos  :)

Abrazo.

LA ZARZAMORA dijo...

Me llora el alma y corazón, al leer estos versos, pues sin imaginarlo, son cómplices.

Un bellísimo homenaje al Pater.

Al mío, todavía no sé como versarle lo que tanto lo echo en falta.

Gracias por poemarlo por mí.

Besos, Verónica.

Verónica Calvo dijo...

Hemos tenido la suerte de tener grandes Paters, Eva.
Me has sacado una sonrisa, pues les llamo Pater y Mater :)
Algún día le harás un poema, aunque le tienes bien presente. Eso es lo importante.

Besos desde este atardecer.

Mª Jesús Muñoz dijo...

Hermosa sincronía entre padre e hija, Verónica...La tierra y el cielo están en contacto, saberlo nos impulsa y nos alienta.
Mi felicitación por este entrañable poema, que hago mío.
Mi abrazo y feliz semana, amiga.

Verónica Calvo dijo...

Me alegra que te haya gustado este poema, querida María Jesús.
Siempre están ahí, aunque no los veamos, verdad??? Yo, lo creo. A veces me parece sentir a mi padre, en momentos puntuales, casi siempre duros. Dirán que es el cerebro, pero a veces, hay evidencias...

Un abrazo enorme.

Carlos Augusto Pereyra Martínez dijo...

La muerte no nos distancia de quienes amamos como decimos por acá hasta los entresijos. Lo digo no sólo con tu razón, sino también con la mía, que hace tiempo la muerte me puso distancias materiales, no afectivas con mis padres. Bellísimo tu poema. Un beso. carlos

Verónica Calvo dijo...

Carlos, la muerte puede con todo, a veces incluso con recuerdos, no con los que de verdad nos marcan y nos hacen.
Para bien o para mal, así es.

Abrazo bien fuerte.