4 de febrero de 2019

Aire y relente

-Imagen tomada de la red-
Dejaré un poema al alba,
antes de que vuelen mis vencejos.

Seré aire,
relente que a tus brazos no llegue.

Entre versos
dejaré la penumbra
que me anida,

y así, callada,
se fundirán en el olvido,
todas las ataduras
que condenan a la Nada.

-Verónica Calvo-

32 comentarios:

Factoría Poética Carmen Silza dijo...

Dejar un poema al alba para que se oree, es una buena forma de empezar.
Feliz semana Verónica.
Un beso amiga

lichazul dijo...

ese amanecer nos salva
besitos de sol

Verónica Calvo dijo...

O una buena forma de despedirse, Carmen, aunque también se oree.

Feliz semana, Carmen, besos.

Verónica Calvo dijo...

Siempre, Elisa.

Besitos para ti también.

Pitt Tristán dijo...

Escribir supone tomar decisioes todo el tiempo...

Besos.

Verónica Calvo dijo...

Como en la vida misma, Pitt.

Besos.

Rafael dijo...

Quedan y llegan tus versos como comienzo de semana... Felicidades.
Un abrazo.

Verónica Calvo dijo...

Agradecida, Rafael :)
Feliz semana.

Abrazo.

Sergio dijo...

La sola idea de juntar la belleza de un poema con el alba ya me vale. Una delicia evocadora como la fotografía que la acompaña. Un abrazo

Laura dijo...

Calladas, condenaríamos a la Nada.
Me ha encantado Verónica.
Besos

TORO SALVAJE dijo...

Todos seremos olvido y nada... qué pena, o no?, ya no sé...

Besos.

Verónica Calvo dijo...

Me alegra saberlo, Sergio, como que te guste la imagen que me lleva acompañando desde hace años.
Siempre agradecida por tus palabras.

Abrazo.

LA ZARZAMORA dijo...

Una excelente resolución.
Ser aire que se lo lleve todo y no deje nada atrás.
Y volar...
Otra joyita ;)

Besos, Verónica.

Verónica Calvo dijo...

Puede, Laura.
Silencio que llena esa Nada.

Besos.

Verónica Calvo dijo...

Toro Salvaje, así será. No quedará ni un poema para el recuerdo tal y como estamos matando al planeta. Y referente a la gente que nos quiere, qué decirte. Nos evaporaremos del todo con su último suspiro.
Como ves, hoy estoy alegre.

Bss.

Verónica Calvo dijo...

Ingrávidas, despeinando al personal y sosteniendo a las gaviotas.
Eso sí que lo compro :)
Gracias por apreciar este poema.

Besos, Eva Rebelde.

lunaroja dijo...

Soltar esas amarras,atrevernos a abrir las alas, lanzarnos al vacío...
Es muy hermoso Verónica!
Un beso!

Noelplebeyo dijo...

El relente deja humedad

Besos

Verónica Calvo dijo...

Cuando sucede, empieza un nuevo capítulo :)

Besos, Lunaroja.

Verónica Calvo dijo...

Sí, pero a los vencejos no les afecta para volar.

Besos, Profe.

Maite dijo...

¡Ay, Verónica!!! He leído muchas veces este poema, me gusta mucho.
Después de leerlo, me han venido otros versos que he vuelto a releer hace poco de un poeta al que admiro profundamente:

"sombra que me llevare el blanco día,
y podrá desatar esta alma mía"

"nadar sabe mi llama la agua fría, "
Ahí lo dejo...
Besossss



Verónica Calvo dijo...

Me alegra mucho que te haya gustado este poema, en especial. Está desechado de un poemario.
Los versos que dejas son una delicia, como el poema al que pertenecen. Quevedo, Grande. A mi también me gusta mucho :)

Besos.

Marian Ruiz dijo...

Qué lejos está noviembre, Verónica. Antes se irán los vencejos. Voto por que no nos coma la Nada. Hermoso poema, como sueles.

Un abrazo.

Verónica Calvo dijo...

Marian, justo ayer te iba a mandar privado, pero al final, el tiempo me pudo.
Esperemos que la Nada pase de largo. Es un lugar peligroso, puedes crear o desaparecer.
Me alegro que este poema te haya gustado.

Abrazo enorme.

lichazul dijo...

muchas gracias Verito por tus huellas
ten un feliz fin de semana
te dejo este link de una canción preciosa con nostalgias chilenas
https://www.youtube.com/watch?v=ZSXV9DPPI4s

abrazos

Verónica Calvo dijo...

Gracias a ti, Elisa, por todo :)
Esa canción me trajo recuerdos y me llevó a mi adolescencia en la Plaza de Armas. Y tanto de nostalgias chilenas...

Besos.

Pitt Tristán dijo...

Hoy me visto de amor
salgo a la calle
luce embeleso el cuerpo.
Ropa interior la esencia
de tus manos
y el gozo de estar viva
entre la tibieza
de la gente.

Julie Sopetrán.

Verónica Calvo dijo...

(...)El resplandor del sueño transita la nostalgia
y aunque no estamos juntos
presentimos la hoguera
que calienta el misterio de lo que quema el aire…
…ceniza es de los dioses
nuestra llama encendida…

… y es verde la caricia de la sangre en el alma(...)

Fragmento de un poemazo de Julie Sopetrán.

Gracias, Pitt.

Marisa dijo...

Relente que acabe con la penumbra.
Siempre en la luz

Besos

Verónica Calvo dijo...

Y así y todo, pasamos la vida en la penumbra.
Que esos momentos de luz, nos guíen y consuelen.

Besos, querida Marisa.

Mª Jesús Muñoz dijo...

El alba, las letras y respirar aire limpio, siempre nos salva,nos libera, nos eleva y nos proyecta hacia el futuro...
Mi felicitación por tu profundidad, Verónica.
Mi abrazo, amiga.

Verónica Calvo dijo...

Siempre agradecida, querida María Jesús, por tu tiempo en leer y comentar mis letras.
El alba suele reconciliar, y más cuando la noche oscura se va diluyendo.

Abrazo.