10 de febrero de 2019

A usted


-Imagen Duy Huynh-
Confórmese
con el recuerdo
de aquella noche
de noviembre,
empañando los cristales.
Lo pasamos bien.
(Usted mejor que yo).

No venga con simplezas.
A mí no me pierde su camino,
ni me molesta ser in extremis,
en su lista, ampliamente recorrida.
¿Se lo recuerdo?
Yo no estoy (ni estuve, ni estaré).

Que un año da para mucho.
Que en un año se vive,
muere y renace en una
constante vital, donde
hay puertos o extravíos.

No sea egocéntrico.
Una foto y una frase
bien puede ser ficción,
o verdad ajena a su
propiedad. No se adueñe
de lugares ni de mundo.

Se lo advertí hace un siglo:

usted se arriesga
a acabar en un poema,
como este,
tejido en su olvido.


-Verónica Calvo-

42 comentarios:

TORO SALVAJE dijo...

Parece que has saldado una cuenta pendiente.
Y con mucha elegancia.

Besos.

Verónica Calvo dijo...

Hay quien te lo pone en bandeja, Toro Salvaje.
Y mira que avisé...

Bss.

Marisa dijo...

Recuerdo de una noche.

Muy bueno

Besos

Verónica Calvo dijo...

Por una noche, un poema.

Gracias, querida Marisa. Besos.

LA ZARZAMORA dijo...

Te aplaudo.
Ando yo también en cuentas de olvido y de borrón y a otra cosa.
Hay egos que no contentos con el plagio intentan seguir molestando como moscas cojoneras como pueden, lloriqueando, o vendiendo ideas tuyas como propias sin que nadie se percate, pues tienen arte en esto, lo llevan haciendo hace años, y tan campantes, y luego se desgarran, y todos aysss pobrecito/a y no pasa nada.
El tiempo los pondrá en su sitio.
Eso espero... aunque ni eso. Juegan al patetismo o al si yo no lo hice o si lo hice fue por (excusas tan mediocres como ellos mismos -si no las han plagiado encima-, si yo... y nada que hacer. Hoy corazón y poca razón. Es lo que hay. Y no hay más ciego que quien no quiere ver. Es una batalla perdida.
Lo mejor es irse, y dejarlos en la salsa que se han guisado.
Dios los cría, y ellos se juntan, dicen, y a seguir volando con quien en realidad nos merezca el vuelo y nos mime las alas sin farsa, falacia, ni fiascos, ni plagistas que son, en suma, un retazo de copias de lo que nunca serán.

El poema es ágil y mordaz.

Besos, Corsaria.

Factoría Poética Carmen Silza dijo...

Es impredecible cuando puede brotar un poema, en cualquier momento y en tu momento lo has conseguido de form excelente, a veces te lo ponen fácil, otras no tanto, pero siempre surge ese poema y queda en el ordenador como recuerdo de una noche, quedando en olvido o resurrección.
Me ha encantado Verónica.
Feliz día. Un beso

lichazul dijo...

pues le ha quedado clarito como el agua, sin duda
a menos que tenga oídos de pescado

besitos de sol

Rafael dijo...

Es una pena acabar en un verso señalado pero, a veces, nos hacemos merecedores.
Un abrazo y feliz domingo.

Rosana Martí dijo...

Ya le vale Vero, pues bien despachada te has quedado ahí queda reflejado en este poema. Besos!!

Horacio Beascochea dijo...

Coincido con Toro. Elogio de la elegancia

Oscar Guapeton dijo...

Bonito recital

Besos

Verónica Calvo dijo...

Y tanto, Eva. Lo malo es el daño que pueden hacer. Yo sé de una que te copia todo. Copia hasta comentarios. Copia ideas de otros blogs. Te roba los besos, las entradas... lo hace suyo y la aplauden. Si supieran... Y así andamos: vacíos interiores, nula creatividad, egoísmo, egos elevado a la máxima potencia etc. Para algunas personas somos de usar y tirar.
Oídos sordos por claro que hables.
Ni modo ni caso. ¿Caerán?
Que se les lleve el viento.

Besos y al abordaje ;)

Verónica Calvo dijo...

Llegados a este punto, por si no queda claro, punto final y a seguir.
Que esos poemas que se quedan en el ordenador sean agua pasada y nos saquen sonrisas. Esos poemas suelen resucitar si lo merecen.

Besos, Carmen.

Verónica Calvo dijo...

Elisa, eso creo yo también (sonrío)

Besos de fin de domingo.

Verónica Calvo dijo...

Ya te digo, Rafael...
Hay quienes son carne de poema.

Abrazo y buena semana

Verónica Calvo dijo...

A veces te desquitas en un poema para ver si así te entienden.

Besos, Rosana.

Verónica Calvo dijo...

Horacio, aunque no lo merezcan, que la palabra, la forma y el tono sean al menos irónicos y educados.
Le doy lo que no da a nadie :)

Abrazo.

Verónica Calvo dijo...

Gracias, Profe.
Recital, proclana, poema, birria... se aceptan apuestas.

Besos.

lunaroja dijo...

Qué brutal, qué contundencia, qué excelencia al escribir toda esta declaración de principios, de empoderamiento , para terminar en el amor que refleja el final de los versos. Ese pasado que ya no es,pero,que pervive en tus versos.
Es hermoso!
Un besazo!

Verónica Calvo dijo...

Agradecida por tus palabras, lunaroja, de corazón.
En este caso no hubo ni hay amor, ni respeto ni consideración. Pero queda la poesía y las interpretaciones enriquecedoras.

Besos grandes, bella Ale.

Patty dijo...

TOMA!!!! y segurito que ya se dio cuenta, palabras bastante directas y muy bien dichas ademas, un abrazo de corazón Verónica, te agradezco mucho tus visitas ;)

Verónica Calvo dijo...

A saber, Patty...
Gracias, siempre, a ti.

Abrazo.

Sergio dijo...

Me encanta esa amenaza del arriesgarse a salir en sus poemas. En este poema particularmente. Yo amenazaba a un amigo mío diciéndole algo similar: si sigues así te vas de cabeza a mi blog. Lo curioso es que a la mayoría, para bien o para mal, les gusta salir en la foto y en las letras. Sea como sea. Y este poema es más arte que maldad. Una crítica constructiva para un egocéntrico. Un abrazo, Verónica

Verónica Calvo dijo...

Ya te digo si les gusta, Sergio.
Hay quienes se creen por encima de la claridad, sinceridad y coherencia verbal y de acción. Ya tiene su poema. El único. Puerta cerrada a reclamos y sandeces :)

Abrazo.

Mª Jesús Muñoz dijo...

Ahí queda tu fortaleza, tu respeto y tu generosidad a pesar de todo...El tiempo todo lo pone en su lugar y tú lo dejas guardado en un poema, porque al fin y al cabo todo es vida...Aunque algunos no tengan ideas propias, ni vida propia.
Mi felicitación y mi abrazo Verónica.

Laura dijo...

Una clase magistral, la tuya.
que saber hacer...:)
beso grande

Verónica Calvo dijo...

Hay quienes van por la vida levándose por delante el respeto, sobre todo.
Se creen la última coca cola del desierto. Allá ellos :)
No soportan no ser el centro en una vida ajena. En fin...

Abrazo grande, querida María Jesús.

Verónica Calvo dijo...

Laura!!! :D
Ni te imaginas la paciencia y el pasotismo que puedo llegar a tener, hasta que tensan la cuerda.

Besos grandes.

Marian Ruiz dijo...

Ando yo buscando un noviembre y soñando con alternativas y pasar a ser poema...

De profundis clamo a te, 2019.

Un abrazo, poeta.

Verónica Calvo dijo...

Pero que no sea en un poema como este, Marian!!! ;)
En cuanto tenga un momento de calma, te mando mensaje. Espero todo bien.

Abrazo grande.

Lujan Fraix dijo...

Qué buena interpretación a un momento de los tantos que nos pasan en la vida.
Nos pasa a los que escribimos, dejar en letras aquello que nos enamora o nos mortifica. Es una forma de barrer con todo aquello que no fue.
Un abrazo.

Sandra Figueroa dijo...

A quedado claro...bello poema....saludos

Verónica Calvo dijo...

Todo se nos vuele letra, querida Luján, incluso lo que no importa.

Un beso grande.

Verónica Calvo dijo...

Sandra, a todos los que han leído el poema, sí, pero al protagonista ni rozarle, qué cosas...

Abrazo.

lichazul dijo...

feliz san valentin Verito
muakkk

Verónica Calvo dijo...

Gracias, Elisa.
Feliz para ti también.
Yo no lo celebro, no sea que me complique la vida :D

Besos.

Jorge M dijo...

De elegancia e intensidad se visten tus letras. Un abrazo Verónica me ha gustado la lectura se feliz.

Carlos Augusto Pereyra Martínez dijo...

El amor puede parecer. Tus versos lo confirman. Un abrazo.
Carlos

Verónica Calvo dijo...

Bienvenido Jorge, y muchas gracias por tus palabras.

También te deseo felicidad, y un abrazo va para allá.

Verónica Calvo dijo...

Carlos Augusto, a veces ni siquiera hay amor.
En este poema, desde luego, no :)

Abrazo.

Rosa dijo...

Más claro el agua.
:)
Hace poco me sucedió, me robaron un comentario que escribí en un blog amigo, sin conocerme absolutamente de nada. Impresentable.
Se retratan.

Un beso, querida Verónica.

Verónica Calvo dijo...

Hay quienes se creen la última coca cola del desierto y no entienden que no caigas rendida a sus pies. Se adueñan de todo porque se creen el centro de tu mundo.

Te robaron un comentario??? A mi también me ha pasado. Esta en concreto, me ha copiado comentarios, bueno, y a muchos, y copia sistemáticamente y por entero el blog de Eva La Zarzamora. Se retratan, sí, pero pocos se enteran. Qué rabia y qué pena.

Besos, querida Rosa.