22 de diciembre de 2018

Dámaso Alonso: Insomnio



Madrid es una ciudad de más de un millón de cadáveres
                                                       (según las últimas estadísticas).
A veces en la noche yo me revuelvo y me incorporo
en este nicho en el que hace 45 años que me pudro,
y paso largas horas oyendo gemir al huracán, o ladrar los perros,
o fluir blandamente la luz de la luna.
Y paso largas horas gimiendo como el huracán,
ladrando como un perro enfurecido,
fluyendo como la leche de la ubre caliente de una gran vaca amarilla.
Y paso largas horas preguntándole a Dios,
preguntándole por qué se pudre lentamente mi alma,
por qué se pudren más de un millón de cadáveres en esta ciudad
                                                                                             de Madrid,
por qué mil millones de cadáveres se pudren lentamente en el mundo.
Dime, ¿qué huerto quieres abonar con nuestra podredumbre?
¿Temes que se te sequen los grandes rosales del día,
las tristes azucenas letales de tus noches?


35 comentarios:

Rafael dijo...

¡Qué razón tenía el gran Dámaso Alonso...!
Un abrazo.

Verónica Calvo dijo...

Y tanto!!!
Enamorada de su poemario, Hijos de la ira, al cual pertenece este poema.

Abrazo, Rafael.

TORO SALVAJE dijo...

Qué poemazo!!!
No lo conocía.
Me ha gustado muchísimo.
Gracias.

Besos.

Verónica Calvo dijo...

Pues lee Hijos de la ira. Este poema, está ahí.
Te gustará :)

Bss, Toro Salvaje.

Horacio Beascochea dijo...

Coincido, un gran poema.
Abrazo

Horacio Beascochea dijo...

Un gran poema (no sé si salió el comentario anterior) Tampoco lo conocía
Abrazo

Mª Jesús Muñoz dijo...

Fuerza y claridad en este poema...Dámaso Alonso, gran poeta. Gracias por traerlo, Verónica.
Espero que pases unos días entrañables con los tuyos y este nuevo año te traiga mucha salud e inspiración para seguir escribiendo, amiga.
Mi abrazo y mi cariño, Verónica.

Verónica Calvo dijo...

Lo es, Horacio.
Dámaso Alonso es eterno.
Un poema que nombra Madrid, pero que es aplicable a cualquier gran ciudad.

Abrazo.

Verónica Calvo dijo...

Gran Poeta, sin duda.

También te deseo todo lo mejor, querida María Jesús.
Por muchos años unidas en la Poesía!!!
Disfruta con tus seres queridos.

Abrazo.

lunaroja dijo...

No lo conocía! Es impresionante!
Buscaré ese poemario!
Un abrazo grande!

Noelplebeyo dijo...

La urbe es la metáfora del mundo corrompido

Besos

Maite Lorenzo dijo...

Gran poeta, Dámaso Alonso. Hacia tiempo que no le leía.
Gracias, Verónica.
Besossss

Patty dijo...

Que belleza de letras Verónica.... ¡Feliz Navidad!
Es mi deseo que esta navidad tu hogar se ilumine de amor y felicidad
Que pases unas felices fiestas, llenas de bendición y alegría
y tu ser se inunde del espíritu navideño…. Y lo mejor para el nuevo año :D

Laura dijo...

Te dejo un beso grande para compensar la dureza de las palabras.

Rebeca Gonzalo dijo...

Verónica, soy Rebeca del blog, Crónicas de la loca que cazaba nubes, me gustaría contactar contigo de forma privada, pero no localizo por ningún sitio en tu blog tu email o similar. Es para hacerte llegar un detalle personalizado para tu sitio.

Un abrazo.

P.D.: ¡Felices fiestas si no hablamos antes!

Sandra Figueroa dijo...

Un gran poema lleno de verdades....Un placer leerlo. Saludos. Felices Fiestas.

Factoría Poética Carmen Silza dijo...

Hola Verónica, vengo a desearte unas felices fiestas.
Pero sobre todo un ¡¡¡FELIZ AÑO NUEVO!!!
Que este año te colme de felicidad y salud.
Un gran abrazo amiga.

Verónica Calvo dijo...

Te gustará, lunaroja. Uno de nuestros grandes.

Besos.

Verónica Calvo dijo...

Verdad, Profe.
Somos una especie que arrasa.

Besos.

Verónica Calvo dijo...

Sí, Maite.
Grande y de escaso público.

Besos!!!

Verónica Calvo dijo...

Muchas gracias, Patty!!!
Te deseo todo lo mejor, pero sobre todo, paz y felicididad.

Abrazo!!!

Verónica Calvo dijo...

A mi este poema me encanta. Me parece que refleja un sentimiento profundo, del que nadie escapa.

Otro beso grande para ti, Laura.

Verónica Calvo dijo...

Hola Rebeca.
Déjame tu email en mensaje y te contacto. No lo publicaré :)
Ya sabes que no partcipo en premios ni nada, pero lo guardaré con todo mi cariño.
Muchos años juntas en el Mundo Blog  :)

Feliz Navidad y a por otro año de Letras!!!

Besos.

Verónica Calvo dijo...

Verdades como puños, Sandra.

Abrazo.

Verónica Calvo dijo...

Muchas gracias, Carmen querida!!!
Te deseo todo lo mejor, siempre. Que el nuevo año te llene de felicidas y Letras.

Besos!!!

Rosa dijo...

En este poema siempre me pregunté no por el huerto que abona Dios, sino por qué huerto abonamos nosotros.
Es un poema duro y para meditar.

Querida Verónica, te deseo una feliz Navidad con todos los tuyos, con todo mi cariño.
Siempre recuerdo aquella Nochebuena que te leí :)

Un beso, querida amiga.

LA ZARZAMORA dijo...

Y ¿aún le preguntamos a Dios? Hoy mismo. Y seguimos creyendo.
(...) ¿!
Cuando sabemos que de vuelta, solo, vacío, nada, y sin respuestas ;)
Grande D.A. grande no sólo en poesía sino también en su búsqueda literaria en cada uno de sus trabajos y ensayos. En su vida volcada en el Quijote. En nuestro andar y desandar, en nuestras raíces, buscando incansablemente, con o sin ira, el intrínsico pensamiento que anida en cada ser que somos e infatigablemente seguiremos buscando hasta nuestro beso infinito con la Universalidad.

Besos, Verónica.

Verónica Calvo dijo...

Querida Rosa, tal vez sea porque Dios, para muchos, carga con todo. Como tú, creo que ese huerto es nuestra responsabilidad. De todas maneras, Dios es también figura poética, metáfora y personificación incluso nuestra.
Es un poema que, como bien dices, es para meditar.

Disfruta mucho. Sé que lo harás y que vives la Navidad en su verdadero significado.
Todo lo mejor para ti y tus afectos.
Mañana brindaré por ti, no lo dudes :)

Besos!!!

Verónica Calvo dijo...

Bueno, Eva, como figura poética da mucho juego.
En la vida, muchos le preguntan y sobrecargan, otros se preguntan y también se sobrecargan.
Y sí: el día que nos preguntemos, sin más apoyos, lo mismo nos extinguimos.

Grande Alonso. Agradezco todo lo que dices de él aquí. Fue una persona muy interesante. Para mí, de quitarme el sombrero. Puro saber y buen hacer. A veces me paso por donde estuvo su casa (hoy un bloque de viviendas), y ahí me tienes, acariciando la placa donde le nombran. Ná, cosas de esas mías...
Tengo la sensación de que Dámaso Alonso es bastante desconocido. Su obra merece ser leída. Descubrirle y pensar.
Ná, cosas de esas mías...

Besos.



Carlos Augusto Pereyra Martínez dijo...

Universal el concepto de podredumbre del poeta Dámaso Alonso, sobre las ciudades. En esta se está como en los osarios de los cementerios. Un abrazo. carlos

Alcántar Cereceda dijo...

Solo he venido a dejarte un saludo llenito de energía Verito
muy feliz navidad y que el 2019 llegue con mucha magia y prosperidad

abrazos gordito
nos leemos :)

Taty Cascada dijo...

Excelente poema y no es para leerlo una vez. Se necesita más lecturas y en cada una de ellas se reflexiona, porque es aplicable a cualquier ciudad del mundo, en todas existe podredumbre.
Desconocía al autor. Buscaré más de su obra.
Te deseo todo lo mejor en Navidad y, que el 2019 sea un año especial en belleza.

Verónica Calvo dijo...

Carlos, las grandes ciudades tienen esa podredumbre, y como bien dices, más parecen osarios.
La belleza de este poema, lo que realmente la hace grande, es cómo lo versa, con delicadeza y rotundidad. A mi me parece asistir a un momento íntimo del poeta y su pensamiento.

Abrazo.

Verónica Calvo dijo...

Muchas gracias, Elisa.
Lo mismo te deseo. Siempre, todo lo bueno para ti.
Hace años que no celebro estas fiestas, pero aun así, no creas que me escapo del todo :)
Que el año nuevo te sople el viento a favor!!!

Besos.

Verónica Calvo dijo...

Taty, certero comentarios dejas. Las grandes ciudades son así. A veces es un alivio ser tan anónima, y las que más, puro sobrevivir.
Te gustará Dámaso Alonso. Uno de los grandes.

Pásalo en grande. Disfruta con tus seres queridos, o como quieras.
Todo lo mejor para año nuevo y que sigamos compartiendo Letras.

Abrazo.