10 de mayo de 2018

A una mujer cualquiera

-Imagen Brooke Shaden-


Desaprovechó las mañanas
que levanta entre nubes,
las tardes de paseo y respiro
y las noches perfumadas de jazmines.
Se quedó inánime entre quejas y bostezos
viendo pasar los días.

Te quedaste ahí, mujer,
esperando el frío beso de la muerte.
Y esta llegó,
como casi siempre a destiempo;
inoportuna e insolente.
Llegó cuando el sol
volvió a calentar tu mirada.
Quisiste entonces
aferrarte a la vida
y esta se escapaba.
Te agarraste fuerte
en tu último suspiro,
en esa mezcla de respirar rosa y espina,
que a tus ojos su brillar, eclipsa.

Y yo solo recordé aquellos
versos terribles de Baudelaire
a la mujer que solloza porque ha vivido.


-Verónica Calvo-

35 comentarios:

Verónica Calvo dijo...

El poema al que hago referencia es “La máscara” de Baudelaire, perteneciente a “Las flores del mal”.
Gracias por su compañía y comentarios!!!

Rafael dijo...

Es la famosa espera "sin vivir"
Un abrazo.

Verónica Calvo dijo...

A veces cuando se quiere reaccionar es tarde o cuesta mucho más.

Abrazo, Rafael.

Pitt Tristán dijo...

No va contigo el poema, sólo mágica invención literaria, porque tú eres como el fuego del volcán y sol del día.

Beso.

Frontera Esdrújula dijo...

Doloroso advertir que se anduvo a destiempo cuando ya no hay opción de rectificar.Y hermoso poema, como todo lo que sale de tu alma. Baudelaire te hace guiños desde el otro lado; ¿lo ves?

Un abrazo, poeta, mientras desanudamos el destiempo y podemos encontrarnos.

Marian, de Frontera Esdújula.

Verónica Calvo dijo...

Gracias, Pitt, por tu apreciación y buena disposición hacia mi persona.
Eres misántropo, poeta y amigo.

Besos.

Verónica Calvo dijo...

Y tanto que es doloroso. A veces podemos rectificar, otras, no.
Baudelaire es una figura que está muy presente en mi vida. Sus "Flores del mal" cayeron en mis manos muy jovencita y desde entonces no me soltó.
Ese poema al que aludo ha sido, y es, fuente de inspiración.

A la espera de ese encuentro.
Ganazas...

Abrazo, Marian.

Noelplebeyo dijo...

Qué fuerza desprende!!

Muy bello

Besos

Verónica Calvo dijo...

Me alegra que te llegue así, Profe.

Besos.

Alicia dijo...

Es un poema tremendamente triste. Aferrarse a algo que ya es imposible. Besos

Fanny Sinrima dijo...

Hay que vivir cada día intensamente para no perder la vida; si hacemos dejación va marchitándose y de nada sirve aferrarse a ella cuando agoniza.
Un buen poema, Verónica. Me gusta tu forma de escribir.
Un abrazo.

Carmen Silza dijo...

Este poema es de acero, ese que solo se funde cuando llega el fuego de la muerte...genial este poema, mi felicitación,
me ha llegado hondo.
Feliz tarde Verónica.
Un abrazo

TORO SALVAJE dijo...

El poema es magnífico y a la vez me duele un poco, no puedo evitar verme reflejado en algunos de los versos.

Besos.

lunaroja dijo...

Y a veces se nos va la vida esperando no sé qué...
Mucha fuerza, mucha belleza en tus versos!
Un beso!

Elisa Alcántar dijo...

intenso poema Verónica
felicidades


peco de ignorar el poema a que te refieres, pero hace años, recuerdo, tuve un compañero de taller que leía todo lo de ese autor y hasta escribía cosas parecidas a él

abrazos de sol

Verónica Calvo dijo...

Nos pasa a todos, sin llegar al extremo de la protagonista del poema.

Besos, Alicia.

Verónica Calvo dijo...

La vida y nosotros ante ella, con circunstancias y pulsos.
A veces podemos y otras nos puede.
Cuántas cosas y vivencias nos perdemos por cúmulos o mente. La actitud marca la diferencia dentro de nuestros ciclos. Ojalá la vida y nuestra mente fuera más sencilla.

Gracias, Fanny.
Abrazo.

Verónica Calvo dijo...

Carmen, tu comentario es pura metáfora y se entiende perfectamente.
Pasamos momentos duros donde flaqueamos y no somos capaces de reaccionar. Un día sucede algo y despertamos. A veces recuperamos, otras perdemos.
Cuesta mantenerse erguido.

Un beso y buen finde.

Verónica Calvo dijo...

Gracias, Toro Salvaje por ver así este poema.
Es inevitable no verse reflejado cuando se ha conocido el lado más oscuro de unos mismo y de la vida, aunque todos hemos pasado por momentos de flaqueza y quietud.
Solo espero haberlo transmitido bien.

Bss.

Verónica Calvo dijo...

Y tanto que se nos va la vida esperando en las escusas y otras, en la quietud de no poder más.

Gracias por tus palabras, lunaroja.
Besos.

Verónica Calvo dijo...

Elisa, tienes su obra en Kindle totalmente gratis, y en la red encontrarás muchos poemas de este Gran Poeta. Te recomiendo su lectura. No solo es un clásico a leer, es que es una gozada.
Sus "Poemas en prosa" son otra joyita.

Besos.

Anónimo dijo...

Te quedó redondo.
Te brotan los poemas como flores, como flores del bien.

Buen finde. LDV

Susana A dijo...

Qué triste aprender a vivir cuando mueres. Un beso

Maite Lorenzo dijo...

Carpe diem, diría yo
Hay que aprovechar esas tardes de paseo y respirar el aroma del jazmín en las noches perfumadas... volveré a Baudelaire.
Besossss, Verónica

Verónica Calvo dijo...

Gracias, LVD :)

Buen finde.
Besos.

Verónica Calvo dijo...

Sí, Susana A.
A todos nos cuesta aprender y lo triste es perder para apreciar.

Bienvenida.
Paso a con9certe pronto.
Saludos.

Verónica Calvo dijo...

El drama viene cuando todo se viene abajo y no hay nadie.
Pasear siempre es bueno y para el ánimoni te digo.

Volver a Baudelaire siempre es gratificante.

Besos, Maite.

Elisa Alcántar dijo...

Gracias Vero... pero paso ...tengo tan poco tiempo
Que apenas me.da para escribir lo que me gusta y leerles a ustedes
Quiza en otra vida lea a todos los que no he leido y yo no escriba...por ahora escribo
Abrazos de sol

Verónica Calvo dijo...

Elisa, la falta de tiempo está a la orden del día y hay que hacer malabares para procurar atender frentes. Tremenda velocidad en la que vivimos o sobrevivimos.
Todo es personal, pero creo que hay libros muy buenos por leer. Un poema o un capítulo al día, en mi opinión, enriquece, pero todo es opción personal.
Del Mundo Blog, de todo hay y poco va quedando.

Más abrazos de sol para ti.

Sergio dijo...

No recordaba ya "las flores del mal" pero sí las sensaciones que me brindaron sus versos hace mucho ya. Cargado de imágenes desgarradoras pero poderosas. Como tu poema. Creo que has cogido bien el espíritu por más que tu propia voz esté ahí. Y no desentona nada. No hay nada forzado o que no fluya. Y aunque se le dedique a una mujer, yo me identifico con esos versos. Buen fin de semana.

Verónica Calvo dijo...

Gracias por compartir tu opinión de este poema, Sergio.
"Las flores del mal" si te llega, vuelves y vuelves, porque cala profundo.
Está dedicado a una mujer por cuestiones que no vienen al caso, pero efectivamente, puede ser para todos ya que en ocasiones quedamos inmóviles y desmotivados.

Buena semana. Abrazo.

José Valle Valdés dijo...

Qué bien, amiga. Lo encuentro estupendo! felicitaciones, poeta.

Abrazos

Verónica Calvo dijo...

Gracias, Pichy, siempre tan atento :)

Abrazo.

Rosa dijo...

Amar la vida cada día, como el regalo que es.
Siempre existe ese paseo entre jazmines para respirar.
Muy bello.

Un beso, querida poeta.

Verónica Calvo dijo...

A veces la vida se vuelve un lugar insoportable, a pesar de esos paseos entre jazmines.
Estar. Es lo que queda, para quien y para quienes.

Besos, querida Rosa.