29 de septiembre de 2016

XLV


¿De qué color es el dolor?
¿Y a qué sabe?
Acaso su tacto sea como la niebla
y su fragancia como la leña.
Dolor,
bendito tú seas entre todas las mujeres
que se anestesian en brazos del amor,
y bendito es el fruto de sus vientres ajados.
Ellas saben de tu color,
de tu sabor,
de tu fragancia.
Saben más por apaleadas que por viejas.
Ellas saben.
Pero callan.

-Verónica Calvo-
Las pequeñas esencias

21 comentarios:

Luna dijo...

Imagino un color para cada dolor.

Saludo enorme, Verónica.

TORO SALVAJE dijo...

Este poema es magnífico.
Es duro, intenso y a la vez tiene algo de mágico y también un regusto inquietante.

Poemazo!!!

Besos.

Rosana Marti dijo...

Preciosas letras Vero, las que hoy y siempre nos regalas. Qué color tiene la amistad? la entrega, el compartir...a qué sabe el aroma del amor??.

Besos:))

Sergio dijo...

Otra lección de buena poesía cargada de ideas, de imágenes, cargada. Una poesía sobre las sabias del dolor. Sabias con experiencia. Saludos.

Pilar V dijo...

El dolor no tiene color, se filtra en el dorado brillo del recuerdo de tu pelo, en el azul celeste de la ropa que no compramos, en el rojo de la sangre derramada...

Gracias

Amapolita Azzulita dijo...

A veces una piensa que con el dolor sólo apetece gritar...

Sin embargo, no se.

Un abrazo.,

Elisa Alcántar Cereceda dijo...

genial y germinal
el Dolor es un germen super contagioso
a veces necesario para crecer ( adolescencia)
y otras para morir de una

abrazos

María Socorro Luis dijo...

Precioso tu poema.Y encierra un mundo en sus versos.

Abrazo

Marisa dijo...

El dolor y su fragancia.

Bello!

Un abrazo muy fuerte Vero.

Sneyder C. dijo...

¡Hay! Si el dolor tuviera color veríamos cuanta gente lo padece…


Un cálido abrazo

Rosa dijo...

Un beso.
Y otro al poemario.
:)

Lola Barea dijo...

A saber de que color es el dolor, es tan feo que ni se ve.
Hola querida Verónica, como siempre, leer tus poemas es una maravilla, precioso poema, gracias por compartir tus letras.

Fuerte abrazo poeta.

Lola.

José Valle Valdés dijo...

Lo encuentro muy bien logrdo, amiga. Y, también, no dice bien.

Abrazos

tecla dijo...

El dolor es rojo y sabe a sangre.
El dolor es negro y sabe a noche oscura del alma.
Ellas saben
Ellas callan.

tecla dijo...

¿Por qué no ha salido mi comentario?

Verónica Calvo dijo...

tecla, por la moderación de comentarios :)

Verónica Calvo dijo...

tecla, por la moderación de comentarios :)

J. R. Infante dijo...

Un poema doloroso por el fondo, pero bello en su construcción. Besos

Conchi dijo...

Un poema hermoso pero muy crudo y triste ¿de que color es el dolor? Ay Verónica!! creo que depende de que, o quien te lo produce ¡puede que sea negro! se suele decir que las penas son negras y estas las produce el dolor.

Besos.

tecla dijo...

Perdona Verónica como no me doy cuenta de lo de la moderación, cuando se me pierde el comentario me desconcierto.
No lo puedo remediar, pienso que se me ha perdido.
Un beso.

Anónimo dijo...

un canto al dolor que lleva dentro toda mujer que en su vida calla y llora en silencio.
un gran poema