6 de junio de 2014

Soliloquio


Soliloquio,
velas y noche.
Flota en el aire
el pensamiento
abrazado a la calma.
Penumbra que oscila
entre velos y desvelos.
Silencio.
Encuentro interno,
donde se unen
la voz interior
y el deseo
de escucharla.
Soliloquio:
fundido sutil
de conciencia y materia.

Verónica Calvo                                       


19 comentarios:

S. dijo...

Estaba saboreando aún tu librito cuando tengo este delicioso soliloquio. Me transmite lo mejor de la noche, su calma, la reflexión a la que invita, el mejor lado de esas horas. Saludos.

Amanecer Nocturno dijo...

Qué paz. Me siento bamboleando entre la conciencia y la materia.
Muy bueno, Verónica :)

Marcos dijo...

Sutíl e íntimo...

Marisa dijo...

En la noche,
soliloquio
sutil y bello.

Invita a la paz.

Besos

Rafael dijo...

Se escucha el susurro de esa voz interior en los versos que nos dejan.
Un abrazo.

elisa lichazul dijo...

íntimo, en ello se expresa
en lo profundo en el vaivén de nuestra propia marea

me ha transmitido relajación pero sobre todo contemplación de lo esencial

besitos y feliz fin de semana Varónica

Tracy dijo...

La noche un buen momento para soliloquear con la luna.

José Manuel dijo...

Para poder escuchar el corazón cuando te habla.

Besos

TORO SALVAJE dijo...

Casi me desdoblo de mi cuerpo leyéndote.

:)

Besos.

Entre palmeras... dijo...

Con cuanta destreza y belleza se describe ese estado del alma, necesario.

Abrazos siempre, mi querida Vero, no te preocupes por el tiempo, sé cuando se es presencia y tú siempre estáa.

Darío dijo...

Me gusta hablar solo y encontrarme... Un abrazo.

MAR dijo...

Qué paz leerte,niña¡
bss

Mª Jesús Muñoz dijo...

En ese momento de unidad materia y conciencia encontramos el equilibrio y la paz, fundamentales para seguir adelante...Muy relajante, Verónica.
Mi felicitación y mi abrazo siempre, amiga.
Feliz fin de semana.
M.Jesús

Oriana Lady Strange dijo...

Que paz transmiten tus versos, en ese momento mágico con nuestro yo interior.
Muy bueno!!!
Cariños…

TriniReina dijo...

Mirar hacia dentro y encontrarse. Reconociéndose, hablándose...Desde el centro.

Besos

Verónica Calvo dijo...

De Patricia Hernández por e-mail:

Me ha parecido extraordinario.
Como la “Voz interior” se funde en la materia y la conciencia, evaporándose en el silencio del éter. Sutil y silencioso.

elisa lichazul dijo...

ten una semana preciosa Verito
mil gracias por tu huella
besitos

LA ZARZAMORA dijo...

Desvanecerse entre alma y cuerpo...

Una joyita.


Besos, mi niña.

Luna dijo...

Siempre llega ese instante en que abrimos las puertas al silencio, y "Flota en el aire el pensamiento abrazado a la calma."