26 de junio de 2014

Romance de la luna, luna


La luna vino a la fragua 
con su polisón de nardos. 
El niño la mira mira. 
El niño la está mirando. 

En el aire conmovido 
mueve la luna sus brazos 
y enseña, lúbrica y pura, 
sus senos de duro estaño. 

Huye luna, luna, luna. 
Si vinieran los gitanos, 
harían con tu corazón 
collares y anillos blancos. 

Niño déjame que baile. 
Cuando vengan los gitanos, 
te encontrarán sobre el yunque 
con los ojillos cerrados. 

Huye luna, luna, luna, 
que ya siento sus caballos. 
Niño déjame, no pises, 
mi blancor almidonado. 

El jinete se acercaba 
tocando el tambor del llano. 
Dentro de la fragua el niño, 
tiene los ojos cerrados. 

Por el olivar venían, 
bronce y sueño, los gitanos. 
Las cabezas levantadas 
y los ojos entornados. 

¡Cómo canta la zumaya, 
ay como canta en el árbol! 
Por el cielo va la luna 
con el niño de la mano. 

Dentro de la fragua lloran, 
dando gritos, los gitanos. 
El aire la vela, vela. 
el aire la está velando.


Federico García Lorca

-“Romancero gitano"-

(Imagen tomada de la red)

19 comentarios:

TORO SALVAJE dijo...

Muy cantarina esta poesía.
Era lo que se escribía entonces.

Besos.

elisa lichazul dijo...

todo un clásico este poema
evoca en mi memoria las nanas que aprendíamos en la escuela

besitos

Marcos dijo...

La luna musa inagotable de todos los tiempos.

Rafael dijo...

Clásico poema de Lorca que nos dejas.
Un abrazo.

una chica de ojos marrones dijo...

me encanta este poema!!
gracias por compartirlo!!
besotes!!!

S. dijo...

De tanta aliteración, ritmo y música más parece canción que poema. Poesía a la luna definitiva. Imposible no saber que es García Lorca a poco que te interese este mundillo.

Marisa dijo...

García Lorca es inmenso
en todas sus facetas.

¡Feliz verano!

Besos

Mª Jesús Muñoz dijo...

Verónica, nos dejas al gran poeta García Lorca y su romance,donde la luna es simbolismo de muerte, al igual que los caballos,que se acercan...Nos suena como una canción,donde la misma luna arrulla al niño,como una nana entrañable y a la vez fría y lejana...Muy bello e inspirador,amiga.
Mi gratitud y mi abrazo grande.
Feliz fin de semana, Verónica.
M.Jesús

ReltiH dijo...

MUCHAS GRACIAS POR COMPARTIR ESTE TREMENDO POEMA.
UN ABRAZO

Entre palmeras... dijo...

De una belleza incomparable e indiscutible, cada uno de los versos es melodía.

Grande, Lorca

Abrazotes muchos, Verito

Verónica Calvo dijo...

De Patricia Hernández por e-mail:

Impresionante. Siento dolor y pena. De una sensibilidad extrema.

TriniReina dijo...

Este poema, en la voz de mi amiga María Fuertes es doblemente bello.

Me encanta

Besos

Rosa dijo...

Me encanta, es precioso este poema, y la música...

Un beso, querida Verónica.

tecla dijo...

Este poema de Federico es de una magia, un duende y un embrujo impresionantes.
Cómo me llena y satisface.
Hasta me lo recito a solas, me lo rezo.
GRACIAS Verónica.
Gracias D. Federico, estés donde estés.

Darío dijo...

Hermosura.

Amapola Azzul. dijo...

Me gusta mucho lorca, Un beso.

Feliz semana, guapa Verónica.
Gracias por compartir aquí en tu blog la vida.
Abrazos.

carlos Niederheitmann dijo...

Me remontaste a época de trovadores. Me gustó mucho. Mucho, mucho.

Saludos.

J. R. Infante dijo...

Eterno Lorca, con sus detractores, pero siempre presente. Cierto es que esa forma de componer ya no se utiliza, pero es que las fuentes son imprescindibles para que el río baje caudaloso.
Un abrazo

LA ZARZAMORA dijo...

Lorca siempre dentro, nunca envejecido, su teatro tan de actualidad, su alma en Nueva York, y sus gitanos latiendo vida más allá de la muerte.

Puñal de versos que cada vez que leo me siguen sangrando por dentro.

Besos, mi dulce Vero.