6 de marzo de 2018

La preparación

-Imagen Leonor Fini-

Recogían mis cabellos
y los perfumaban.
Rosas, lilas y jazmines
en el agua donde me bañaban.
Las mujeres volaban en sus faldas
y otras se mecían en el agua.
Reían y suspiraban
y todo era una fiesta.
Yo, ausente,
cerraba los ojos
y lloraba para dentro.
Trenzaban el velo a mi pelo
y cantaban sus tonadas.
Yo, con el agua al cuello
quería ser calima evaporada.

¡Ya llega el momento!
gritaban y danzaban.
Me secaron con lino nuevo
y de nardo me vistieron.

El sol oculto tras un sueño
cedía su vida al ocaso.
Camino del sacrificio voy
como mandan mis ancestros.

-Verónica Calvo-

(Fue publicado en este blog el 23 de agosto de 2012)

35 comentarios:

Verónica Calvo dijo...

Paso a leerles en la semana, estoy saturada de trabajo.

Gracias por sus comentarios y compañía.

Elisa Alcántar dijo...

un poema para no olvidar entre los pixeles del tiempo
felicidades Verónca
abrazos

Rafael dijo...

Me llevó a una escena de novela leída en la infancia. Gracias.
Un abrazo.

Verónica Calvo dijo...

Muchas gracias, Elisa.
Ojalá sea así para más lectores.

Besos.

Verónica Calvo dijo...

Gracias a ti, Rafael.
Me entró curiosidad: qué novela es???

Abrazo.

Pitt Tristán dijo...

Eres la humilde rabia que nos ofrenda la llave para mirar detrás de la puerta que se mantiene cerrada.

Un beso.

Maite Lorenzo dijo...

Qué preciosidad de poema...
Qué tristeza contenida, aviarse de esta manera tan bella para ese sacrificio.
Gracias,Verónica.
Miles de besos y buena semana

Verónica Calvo dijo...

Gracias, Pitt. Ojalá lo fuera.
Siempre presente haciendo mi vida más llevadera.

Besos grandes.

Verónica Calvo dijo...

Muchas gracias, Maite.
Te diré que ese sacrificio que nombras es el sentido que le di, pero siempre hay aportes interesantes. En su día alguien comentó que era una boda.
Ya ves: también puede serlo!!!

Besos grandes.

Lujan Fraix dijo...

Precioso poema, ya tenías ese estilo tuyo tan especial que te hace única.
El poema es algo diferente a los que escribes ahora pero tiene tu esencia.

Un beso grande.

PD Lamento mucho lo de Tecla.

Carmen Silza dijo...

Hola Veronica, es precioso el poema, muy bello.
Una tristeza hecha herosura con tu pluma y sentir.
Mi felicitación Veronica.
Besos y feliz día.

Verónica Calvo dijo...

Me alegra que te guste este poema.
Se va cambiando, sí.
tecla en el corazón.

Besos, querida Luján.

Verónica Calvo dijo...

Muchas gracias por tus palabras, Carmen.

Buena semana.
Besos.

Noelplebeyo dijo...

Dulce poema
Besos

Verónica Calvo dijo...

Gracias, Profe.
Más besos para ti.

Anónimo dijo...

Maravilloso poema para celebrar un ritual "de pasó" femenino,todos de fiesta y ella c--- de miedo.

Feliz semana. LDV.

Verónica Calvo dijo...

Es curioso, LDV, esto del lector.
En su día alguien comentó que era la preparación de una novia camino de la boda y sí, se acepta. Puede ser.
Tu aporte también puede ser.
Me enriquecéis contándome cómo os llega. Interesante tu punto de vista.

Gracias y abrazo.

TORO SALVAJE dijo...

Me da mucha pena ella.
Siento que no es libre.
Que va camino de la horca.

Besos.

lunaroja dijo...

Lo sentí como la narración de un sueño, en un paisaje absolutamente onírico. Me ha encantado!

Verónica Calvo dijo...

Ese fue el punto de idea: un sacrificio humano.
Tu horca es más amable que lo que imaginé.
Gracias porctu aporte, Toro Salvaje.

Bss.

Verónica Calvo dijo...

Me alegra saberlo, lunaroja.
Gracias por tus palabras.

Beso, Ale.

P MPilaR dijo...

Ya no está aquí, pues que "cedió al ocaso"
para eternizar, como sabría pintarlo, el candor
del tránsito ...
[en donde quiera estés, Socorro!!!!]

Abrazo, Verónica

LA ZARZAMORA dijo...

De la belleza del sacrificio.
Pude sentir todo su perfume y sus aromas...
Y el cuerpo latiendo para hacer despertar un nuevo sol de imposibles.
Mil besos, mi Corsaria Dark.

Verónica Calvo dijo...

En el feis le dediqué este poema a tecla pues dejó, en su día, un comentario que me aportó mucho.
Una grande que como bien has dicho, cedió al ocaso.

Abrazo, María Pilar.

Verónica Calvo dijo...

Y tantos inposibles en pos del sacrificio...
Ya ves, Eva, a día de hoy si defiendes a la mujer y sus derechos te llaman feminazi.
Qué pensarían estas mujeres del poema sobre ello???
Sigamos en aromas mientras el día continua y de sacrificios, al olvido.

Mi gratitud y cariño, querida Corsaria Rebelde.

Alicia dijo...

Parece una pesadilla de la mujer. Muy bueno el poema. Besos

Verónica Calvo dijo...

Alicia, tu comentario necesario hoy 8 de marzo.
Gracias.

Besos.

Sergio dijo...

Pues no ha perdido fuerza en seis años. Yo de paso lo leo en el día de la mujer, que le da más fuerza. Saludos.

Verónica Calvo dijo...

Gracias, Sergio, por tus palabras en el día de hoy.

Abrazo.

José Valle Valdés dijo...

Muy buen poema, amiga. Te felicito por el poema y por el Día Internacional de la Mujer!

Beso

Verónica Calvo dijo...

Me alegra que te guste, Pichy
Hoy es día de manifestarnos y hacernos oír.
Gracias por tus palabras.

Besos.

Conchi dijo...

Delicioso poema Veronica, es un placer visitar tu casa.

Besos de Espíritu sin Nombre.

Verónica Calvo dijo...

Siempre es un placer recibirte, Espíritu sin Nombre.
Me alegra que te guste este poema.

Besos.

Rosa dijo...

Ausente lloraba para dentro ...
Cuánta profundidad atesoran estos versos.

Mi cariño y mi recuerdo también para Tecla.

Un beso, querida poeta.

Verónica Calvo dijo...

Me alegra que te guste ese verso en especial.
Este pema siempre je recuerdaca tecla. Su comentario, cuando lo publiquė en su día, me aportó un punto de vista diferente.

Besos, querida Rosa.