10 de marzo de 2018

Máximas mínimas 3

-Imagen tomada de la red-

Un sábado cualquiera, 
tuve una cita con la incertidumbre.
Y encaminé mis pasos lentos, 
hacia un encuentro entre atasco y frío.
No quise pensar que tal vez el atasco
y el frío eran una metáfora.

La noche se me antojaba interesante.
Me anestesiaba del ruido, la gente, 
las angustias 
y todas las consecuencias.

Y desde entonces,
tengo una noche 
atravesada en la memoria.

 -Verónica Calvo-


36 comentarios:

Elisa Alcántar dijo...

pues que mejor que la noche para recorrer los entresijos de lo incierto
es lo único cierto de lo consciente

buen fin de semana Verito
abrazos

Rafael dijo...

Y la noche es interesante, no lo dudes.
Un abrazo.

Verónica Calvo dijo...

Cierto Elisa, y más si eres noctámbula practicante.

Besos, buen finde.

Verónica Calvo dijo...

Jamás lo dudé, Rafael :)

Abrazo.

Pitt Tristán dijo...

Guarda silencio tu poema y se sigue escuchando hablar con los silencios.

Un beso.

Noelplebeyo dijo...

Tendrás que dormir de día de vez en cuando

Besos

TORO SALVAJE dijo...

Jo... qué bien que escribes!!!

Leerte me alimenta.
Gracias.

Besos.

Conchi dijo...

¿Puede resultar interesante una cita con la incertidumbre?. Feliz fin de semana Verónica.

Abrazos de Espíritu sin Nombre.

Verónica Calvo dijo...

Tal vez sea porque la reflexión sigue en el poso del recuerdo.

Besos, Pitt.

Verónica Calvo dijo...

Lo mismo me dice la cama, Profe.

Besos.

Verónica Calvo dijo...

Gracias, Toro Salvaje.
Queda mucho por aprender y pulir.

Bss.

Verónica Calvo dijo...

depara sorpresas agradables.

Buen finde y besos, Espíritu sin Nombre.

Rosa dijo...

Me encanta la noche, soy noctámbula.
Encuentro sosiego.
Y este poema me transmite muchas sensaciones y momentos.
Precioso, Verónica.

Un beso enorme.

Verónica Calvo dijo...

Me pasa como a ti, querida Rosa.
Incluso en las noches densas encuentro algo de sosiego.

Besos.

Anónimo dijo...

Adentrarse en la noche, alzar los ojos y atrapar lo verdadero o lo insignificante y dibujar su impronta en la memoria.

Gracias por regalarnos tus poema. Con Elisa totalmente de acuerdo.

¡Feliz tarde! Besos. LDV.


ibso dijo...

La noche tiene misterios que a la luz se enconden.

Verónica Calvo dijo...

Así, como lo has dicho.
La noche siempre es aliada.

Besos, LDV.

Verónica Calvo dijo...

Cierto, Ibso.
Y en su oscuridad acuna secretos velados.

Saludos.

lunaroja dijo...

es en la noche,en su silencio en su quietud en donde todo quizás se torne emoción.
Me encantan los últimos versos!
Precioso tu poema.
Un besazo!

Verónica Calvo dijo...

Hay noches que son emoción y otras desazón.
La noche da para mucho.
Me alegra que te guste el final.

Besos, lunaroja.

P MPilaR dijo...

Al final, cualquier parecido con ka noche, metáfora, frío e incertidumbre se convierte en nuestro faro y guía vitales. Es así. Tan simple como cierto.
Muy bien, además, que tan bien lo escribes!!!
Abrazo

Verónica Calvo dijo...

Asociamos incertidumbre a algo negativo y no tiene por qué ser así.
Bien lo has dicho: faro y guía dejando metáforas de sombras.

Gracias, María Pilar.
Saludos.

Maite Lorenzo dijo...

Seguro que sí, son una metáfora: atasco y frío.
Me gustan, especialmente, los últimos versos.
Besos, Verónica.

Verónica Calvo dijo...

Metáfora que no se ajusta a la rima de una noche de incertidumbre con su poética.
Me alegra te guste el final.
Es lo que queda.

Besos, Maite.

Sergio dijo...

Esos versos te explican una historia y las líneas que hay entre ellos te dejan que inventes otra. Una maravilla de sugerencia como siempre. Feliz semana.

Verónica Calvo dijo...

Muchas gracias, Sergio, por recibir y vivir así esta reflexión versalizada.
Estoy contenta y sonrío.

Abrazo.

Carmen Silza dijo...

Tu noche es excelente Veronica
La noche tan inspiradora.
Feliz semana amiga.
Besos

Verónica Calvo dijo...

Siempre inspira la noche.
Gracias, Carmen.
Buena semana para ti también.

Besos.

Alicia dijo...

A veces la noche desvela muchas cosas y sentimientos. Besos

Verónica Calvo dijo...

Qué verdad, Alicia.

Besos.

LA ZARZAMORA dijo...

Hay citas que llevan implícitas un par de signos-metáforas, y hay que seguirlas... al amanecer no todos los gatos son pardos.

Bello poema a lo que pudo ser y no fue.

Besos, mi querida Corsaria Dark.

Verónica Calvo dijo...

Tal cual.
Noches que no dejan lugar a ver el pelaje del gato porque por el camino se despejan las incógnitas y las metáforas.

Besos, mi querida Corsaria Rebelde.

José Valle Valdés dijo...

Qué bien logrado, amiga. Estupendo!

Felicidades y abrazo, poeta.

Verónica Calvo dijo...

Siempre agradecida, Pichy :)

Abrazo grande.

Bett dijo...

Al leerlo tuve dos sensaciones, por una lado la complicidad tuya con la noche y por otro lado la cita que fue... pero no como lo esperabas.
Bello poema.
Un fuerte abrazo-
Un placer volverte a leer después de tantos años,pasarme por acá nuevamente y ver que sigues en actividad fue una alegría.
Saludos.

Verónica Calvo dijo...

Hola de nuevo, Bett, después de tantos años.
Las citas con la incertidumbre siempre son distintas a lo cree tu mente. Y si es de noche el adorno de estrellas, amplía o amortigua el resultado.

Saludos y gracias por pasar a leer.