4 de mayo de 2016

Resaca


-Imagen tomada de la red-
Golpea la resaca
contra las rocas.
Las moldea y las desgasta,
ellas, en silencio, callan.
Alta marea, incierta,
arriba hay espuma,
a mis pies, arena.
Resaca, dulce nombre
que me arrastra,
llévame lejos,
hazme sirena de nácar.
Fúndeme entre las olas
y deja que se diluya mi memoria,
entre tus aguas.

                                                                      -Verónica Calvo-
                                                                                   -De Agua-

23 comentarios:

Rafael dijo...

Así son las resacas en la propia vida de cada uno.
Un abrazo.

TORO SALVAJE dijo...

Eso, que te haga sirena de nácar.
Y yo te escribiré poemas.

Besos.

Marinel dijo...

Precioso ese desear surcar las aguas con aletas en los pies sintiendo ser la misma agua...
Me ha encantado.
Besos.

Marcos dijo...

Tu resaca es pura poesía, nada comparable con algunos lunes del pasado.

Conchi dijo...

Precioso poema Varónica, no me importaría que la resaca me convirtiera en sirena de nácar.

Besos.

tecla dijo...

La verdad es que un buen baño entre olas bailarinas debe de ser el mejor remedio cuando se tiene una resaca, Verónica.
Un abrazo.

Sergio dijo...

Una joya de versos es lo que me he encontrado al llegar a tu espacio. Mira que te tengo dicho que lo marino me pierde y tú venga, a soltarme versos de los que termino de leer y luego empiezo otra vez porque no me gusta que se acaben. Metáforas más que pertinentes que más allá del agua nos golpean también en lo que deseamos o sentimos a veces. Saludos

María Socorro Luis dijo...


Me han recomendado tus poemas; por eso estoy aquí y me alegro. Me encanta tu poética.

Un abrazo

Sor.Cecilia Codina Masachs dijo...

El mar guarda muchos secretos en sus aguas, seguro que la tuya no se diluiría, al contrario formaría parte de sus gran misterio de vida y muerte.
Un gran abrazo
Cecilia

una chica de ojos marrones dijo...

me ha encantado!!
muchos besos!!!

Pilar V dijo...

Dolorosa esa resaca que viene una y otra vez a impedir que cierre la herida.

Mª Carmen dijo...

Precioso poema del mar, siempre que me acerco a su orilla, me embruja. Besos.

J. R. Infante dijo...

El mar, ese eterno inspirador. Cuánta belleza.- Un abrazo.

Deray dijo...

Que bello Veronica, derroche de sentimiento.

Un bello y mi cariño

Marisa dijo...

El mar, siempre el mar,
vivificadoras aguas.

Un abrazo muy grande Vero.

José Manuel dijo...

El mar y sus resacas, todo un mundo de sentimiento por vivir.

Un abrazo

Maria Rosa dijo...


He llegado de casualidad a tu blog, bendita casualidad que me ha llevado a conocerte. Que bella poesía. También a mi me produce nostalgia ver la resaca en la playa.

mariarosa

Anónimo dijo...

Si,que se lleven las memorias... energía poderosa que impregna los sentidos y que a veces se disipan y se quedan dormidas.
poderoso este poema.

Elisa Alcántar C dijo...

ese tipo de resaca es genial
así da gusto dar tumbos
abrazos gorditos y buen fin de semana

Rosa dijo...

Qué belleza de resaca, me encanta este poemario.

¡Muchos besos!!!

LA ZARZAMORA dijo...

Agua, arena y sirena donde fundir tu memoria...
Sí.

Besos, Verónica.

Euterpe dijo...

¿Quién podría comparar la resaca de los domingos y los lunes con tu poesía? Increíble, Verónica.

Olga i Carles (http://bellesaharmonia.blogspot.com dijo...

El mar nos envuelve en su espuma creadora infinita.

Un Abrazo.