20 de mayo de 2016

Harper Lee: Matar a un ruiseñor


Sinopsis

Jean Louise Finch evoca una época de su infancia en Alabama, cuando su padre, Atticus, decidió defender ante los tribunales a un hombre negro acusado de violar a una mujer blanca. 
Novela de iniciación, Matar a un ruiseñor muestra una comunidad, la del sur de Estados Unidos durante la década de 1930, dominada por los prejuicios raciales, la desconfianza hacia lo diferente y la rigidez de los vínculos familiares y vecinales, así como por un sistema judicial sin apenas garantías para la población de color.

Antes de poder vivir con otras personas tengo que vivir conmigo mismo. La única cosa que no se rige por la regla de la mayoría es la conciencia de uno.

La historia transcurre en el imaginario pueblo sureño de Maycob, Alabama, durante tres años, en la Gran Depresión. La narradora es Scout Finch, una entrañable niña, huérfana de madre, de seis años, que junto a su hermano Jem y su amigo Dill van descubriendo el mundo adulto a la vez que intentan contactar con su vecino, el huraño y ermitaño Boo Radley.
    Su padre, el abogado Atticus Finch, un hombre de principios que no dejará de sorprender al lector por su integridad y humanidad, le encargan defender a Tom Robinson, un negro que ha sido acusado de violar a una mujer blanca. Atticus acepta, lo que levanta controversias en el pueblo y en su propia familia, llegando incluso al odio, hasta el punto de llamarle «amante de los negros». Tratará de preparar a sus hijos para todo lo que va a venir: insultos, burlas, difamación, incluso violencia, ya que defenderá a Robinson de la mejor manera posible.    

Quería que vieras lo que es realmente el valor, en lugar de tener la idea de que el valor es un hombre con un arma en su mano. El verdadero valor es cuando sabes que tienes todas las de perder, pero emprendes la acción y la llevas a cabo a pesar de todo. Raramente ganas, pero algunas veces lo logras.

Me ha encantado cómo evoluciona la historia y los personajes. Especialmente Scout me ha llegado al corazón, por su inocencia, su mundo de niña y cómo va perdiendo esa inocencia.
   El personaje de Atticus es toda una lección de humanidad y reflexión. Quieras o no quieras, si no se convierte en tu personaje favorito, empatizarás con él y te hará pensar.

Confiaba en que ustedes, señores, estarían de acuerdo con ellos en la suposición, en la indigna suposición, de que todos los negros mienten.

Matar a un ruiseñor habla de solidaridad, justicia, amistad, lucha contra los prejuicios, de la pérdida de la inocencia ante actos execrables y retrata a la perfección una época que de alguna manera, sigue vigente en la actualidad.

 Es todo un clásico contemporáneo. Si no la habéis leído, os la recomiendo.

¿La habéis leído? ¿Habéis visto la película? ¿Qué pensáis?

Autora: Harper Lee
Nº de páginas: 416 págs.
Encuadernación: Tapa blanda
Editorial: Zeta bolsillo
ISBN: 9788490701218
Precio: 12€

10 comentarios:

Alfredo Ramírez Vega dijo...

Reconozco que el libro es una de esas deudas pendientes que tengo con la literatura. Pero no así la película: como cinéfilo confeso, admito que la película la he visto unas cuantas veces, y nunca deja de maravillarme. Y, al no haber leído el libro, no puedo decir si es una buena o mala adaptación. Pero sí sé que, efectivamente, todos y cada uno de los personajes, al menos cinematográficamente, están maravillosamente tratados, con amor y respeto.

Maria Rosa dijo...


Hace algunos años vi la película y me gustó, es más, me impacto la fuerza del personaje que personifica Gregory Peck, un abogado valiente al que sólo le interesa hacer lo que debe y con dignidad.

mariarosa

TORO SALVAJE dijo...

Vi la película.
Y me gustó.
Hay que tener en cuenta que se rodó en los 60.... y pensar como era USA en aquellos tiempos.
Hoy gobierna Obama.
Nada que ver con entonces, aunque el racismo sigue latente... Donald Trump por ejemplo...

Besos.

Sergio dijo...

Como la mayoría, parece ser, yo también ví la película. Y luego no leí el libro por esa manía de no leer un libro que ya he visto en cine. Pero si es un clásico es por algo. Y me imagino que después de tanto tiempo ya no estoy intoxicado por las imágenes de la película y puedo imaginar el libro por mí mismo. Recomendación más que interesante.

LA ZARZAMORA dijo...

Vi la peli que es excelente, por cierto.
No he leido el libro.

Y por desgracia este tema sigue vigente y de actualidad... y no solo en EE UU.

Besos, preciosa.

Te adoro, cariño.

Gracias por la reseña.

una chica de ojos marrones dijo...

vi primero la peli, y me encantó!
después leí el libro y me entusiasmó!!!
hace años ya... cuando era jovencita...
el año pasado, cuando salió el de "ve y pon un centinela" me lo compré en cuanto salió y me lo leí en cuanto puede, claro... y en cuanto me lo acabé, rebusqué en mis estanterías para volvérmelo a leer!! y me volvió a entusiasmar, claro!! jajajaja...
y la peli, la volví a ver otra vez después...
besos!!!

pd. tu post me ha encantado!!!

Entre palmeras... dijo...

Sin palabras, Vero, un libro que merece ser leído al igual que la versión cinematográfica, crueles hechos de un pasado que gracias a las luchas sociales de Luther King, Malcom X y muchos más lograron un cambio, aunque no del todo, creo en muchos quedó sembrada esa grotesca superioridad, como ese Trump, por ejemplo.

Abrazos y lindo fin de semana

J. R. Infante dijo...

Hola Vero: en la tertulia de las Sirenas, que tú conoces, hemos tenido varias sesiones dedicadas a este libro y a la película, con lo cual lo tengo todo muy fresquito. Quedamos maravillados,por supuesto e incluso sacamos unas conclusiones revolucionarias. Ahí van: puede que Lee y Truman Capote escribiesen al unísono, ya que eran amigos desde la infancia, vivían en la misma calle y este libro tiene un estilo similar a A sangre fría. La autora no publicó más que este libro, cosa un poco extraña. Es más, el amigo de la protagonista, Scout, nos parece que es el propio Capote de pequeño. En fin, disquisiciones propias de tertulia, como verás. En cualquier caso, tanto el libro como la película son ejemplares.- Un abrazo

ReltiH dijo...

MUCHAS GRACIAS POR COMPARTIR.
ABRAZOS

Chesana dijo...

Pues al contrario de muchos, yo sí leí primero el libro y luego ví la película. El primero me gustó mucho pero es que fue ver la película y ya terminó de enamorarme. Si tuviera que elegir... no sé con cuál me quedaría pero... posiblemente con el libro por aquello de que siempre podría tenerlo a mano.

La peli la ha visto varias veces y no me importaría añadir una más.

Besos.