31 de octubre de 2015

Puente entre orillas


Viejo puente de piedra
entre dos ríos
que se juntan en la vega.
Sentada espero
sobre musgos en tu lomo.
El murmullo del agua
invita al sosiego.

Silencio…

Desde este lado de la orilla
laten corazones.
Los oigo.
Sus pulsos laten en el mío.

¡Vida viva!,
arrulla la sangre en las venas.

De la otra orilla nada se sabe.
Quienes en ella habitan
visten recuerdos y cuelgan olvidos.

En medio del viejo puente
he hecho mi nido.
De una orilla vengo,
a la otra, me encamino.


-Verónica Calvo-

-Imagen Tomada de la red-

17 comentarios:

lichazul alqantar dijo...

sentido poema Verónica
los puentes siempre unen
no importa si son en el cielo , tierra , mar...
donde sea que se encuentre allí habrá comunicación

happy halloween :D
abracitos brujos

Amapola Azzul dijo...

Es precioso tu poema.
Besos.

TORO SALVAJE dijo...

Cada vez veo más cercana la otra orilla.
Y la verdad... me apena... pero no hay escapatoria.

Besos.

Fernando dijo...

Precioso poema, Verónica.

Rosa dijo...

Me ha gustado mucho. Es muy bonito.

Un beso, querida Verónica.

Rafael dijo...

También son versos apropiados para estas fechas.
Un abrazo.

S. dijo...

Una diáfana metafora sobre la vida como lugar de paso entre dos lugares. Saludos

Marcos dijo...

cHAPEAU. "Visten recuerdos y tienden olvidos", siempre tan incisiva y original. Bss

Mª Jesús Muñoz dijo...

Verónica, una acertada metáfora...En ese puente estamos todos, paso a paso nos acercamos a la otra orilla. Ojalá que la vida siga latiendo allí... a pesar del silencio que nos inspira.
Mi felicitación y mi abrazo de luz por tu bella reflexión, amiga.
M.Jesús

ReltiH dijo...

DESDE ESTA ORILLA TE ENVÍO LATIDOS.
ABRAZOS

Anónimo dijo...

puente entre orillas.
nostalgia y belleza de sentimiento. sentimiento puro y desencanado donde las aguas llevan las tristezas de corazón.
silencio-Vida-Desintegración........
me ha gustado mucho la poesía.
gracias, una vez más por la grandeza de tu alma.

LA ZARZAMORA dijo...

Lo recorrido, lo por recorrer...
El instante con sus instintos.
Silencio.
Estamos hechos de puentes y nudos.
Y más silencios.

Hasta que sólo seamos eso: un eterno silencio, sí.

Besos, Verónica.

Conchi dijo...

Aunque nos ponga tristes mirar hacia la otra orilla, es nuestro destino y no lo podemos cambiar. Muy bello tu poema Verónica.

Un abrazo.

Chaly Vera dijo...

En la otra orilla
firme como un papayo
te estare esperando...


Besos

Ceciely dijo...

El puente que une y nos une (seres) es el eslabón dormido y resucitado en el lagrimal abierto, latiente en la sangre. Melancolía de siglos navegan entre las dos orillas.
Evocas emociones a flor de piel.
Un encanto leerte.
Saludos.

Euterpe dijo...

Nada más y nada menos que Verónica llena de su esencia literaria. :)

anuar bolaños dijo...

Entre las orillas palpita la vida y sus misterios.