5 de noviembre de 2019

Crepúsculo de otoño

-Imagen Katia Chausheva-
Llega el crepúsculo
envuelto en sus rojos y dorados.
De este lado del mundo,
exploro con entrega,
el recuerdo de tu imagen.

Suspiro mirando al cielo
y descubro la estrella vespertina.
Luce solitaria, foco de plata,
en la inmensidad de la nostalgia.

Te imagino allá, tan lejos,
ajeno a este, mi recuerdo, en la ventana.

Es la Hora Mágica.
Llega tu voz, me envuelve,
me acaricia y se disuelve.

En el horizonte
resplandece el último fulgor
del sol rebelde.
Tu imagen se evapora
y yo, con desgana,
cierro la ventana.

Mañana, será mañana…

-Verónica Calvo-

(A Jota, que es otoño en primavera y viceversa)

30 comentarios:

Marian Ruiz dijo...

Jota tiene las claves para descifrarlo en su justo punto. A nosotros nos queda toda esa belleza de tu decir. A mí me llega como una cierta alegría ¿perturbadora? Quizá por esa lejanía. En cualquier caso, bello, bellísimo.

Un abrazo desde el norte, poeta.

Pitt Tristán dijo...

Es primavera este otoño
y en tus versos encuentro
numerosas semillas
que unidas a tu recuerdo
quedan en flores convertidas.

Esa luna solitaria,
foco de plata y nostalgia
hace brillar tu pluma
y, refugiadas en la noche,
resplandecen las palabras
convertidas en derroche
de arte, de luz y de esmeraldas.

¡Qué suerte tiene Jota!
destinatario del recuerdo
de unos versos que rebrotan
al calendario ajenos.

Bersos, digo, besos.

Verónica Calvo dijo...

Marian, sí, Jota lo sabe. La interpretación siempre es personal, como bien sabes. Cada persona con su tamiz.
Alegría perturbadora... puede que sí :)
Me alegra que te haya gustado.

Disfruta de mi amado y añorado norte.

Abrazo!!!

Verónica Calvo dijo...

Pitt... sonrío.
Tu pluma, deliciosa siempre.
Y siempre agradecida por tu presencia, compañía y palabras.
De otro calendario quedó prendido, hasta hoy, los momentos que vivimos.
Vuelvo a sonreír...

Besos sin rimas, que son más directos.

Rafael dijo...

Es un bonito mensaje para cerrar los ojos en esa "hora mágica" que dices.
Un abrazo y feliz semana.

Carmen Silza dijo...

Un crepusculo muy hermosos el que nos regalas Verónica.
Dentro de su tristeza es muy hermoso, y ese final es genial.
Si amiga, a veces hay que cerrar la ventana.
Un besazo amiga.

Tracy dijo...

Mañana será otro día.

TORO SALVAJE dijo...

Perdóname pero no puedo comentar este poema.
No me atrevo.
Es demasiado íntimo.

Un abrazo gigante.

Amapola Azzul dijo...

Bellos colores, evocados en esa magia.

Besos.

Laura dijo...

Jota estará feliz :)
Precioso poema Verónica.
(me encanta como escribes)
Un beso enorme.

lunaroja dijo...

Verónica, llevo tiempo fuera de los Blogs,porque estuve de viaje, y ahora me estoy reincorporando y leyéndolos...
Entrar aquí en tu espacio,me hace recuperar la alegría y la pasión por leer, por escribir,y por expresarnos con palabras.
Un placer leerte!
Un beso.

Verónica Calvo dijo...

Rafael, me alegro que lo veas así :)

Abrazo.

Verónica Calvo dijo...

Carmen, me alegra que te guste este poema.
Sí, qué necesario es, a veces, cerrar la ventana y el día.

Besos grandes.

Verónica Calvo dijo...

Siempre, Tracy...

Besos.

Verónica Calvo dijo...

Toro Salvaje, nada que perdonar :)
Si así lo sientes, bien recibido por esta parte.

Bss.

Verónica Calvo dijo...

amapola, el otoño es un lienzo bellísimo. Y el crepúsculo, magia en estado puro :)

Besos.

Verónica Calvo dijo...

Muchas gracias por lo que me toca, Laura.
Jota, supongo lo leerá en estos días y estoy segura de que al menos, sonreirá.

Besos van.

Verónica Calvo dijo...

lunaroja, me alegra que entres y te entren ganas de volver a escribir ya :)
A veces darse un respiro, recarga. Estoy deseando leer tu nueva cosecha de Letras.

Sí, sé que estuviste fuera. No paras, mujer!!! Y bien que haces.

Besos grandes.

Conchi dijo...

En ese mañana, seguro que la lejanía se convierte en cercanía Vero. Muy hermoso.

Besos.

Verónica Calvo dijo...

Conchi, nunca se sabe lo que la vida traerá. Hay distancias inexistentes y otras tan reales como 7081 km. De todas maneras, para los buenos amigos que son casi familia, no hay distancia espiritual que valga :)

Besos.

marisa dijo...

El otoño siempre llega cargado de belleza
y melancolía.

Un gran abrazo Vero

Verónica Calvo dijo...

Querida Marisa: cierto, sobre todo a la poesía :)

Otro abrazo inmenso, con todo mi cariño.

José Manuel dijo...

La magia del crepúsculo con un hermoso e íntimo desarrollo.
Precioso!!

Un abrazo

Verónica Calvo dijo...

José Manuel, muchas gracias!!!

Abrazo.

© Lucía Conde Parmés dijo...

Me ha gustado mucho, Verónica.

Mil besos.

Verónica Calvo dijo...

Lucía, me alegra saberlo.

Besos!!!

Carlos Augusto Pereyra Martínez dijo...

Cuánto hace sentir este poema, para quienes la antípoda ha puesto distancia al amor. UN abrazo desde mi cubil colombiano. Carlos

Verónica Calvo dijo...

Carlos, sí, para quienes están enamorados, la distancia es sufrimiento.
Para la amistad, también, aunque se lleva mejor.

Un abrazo y buena semana.

LA ZARZAMORA dijo...

Un rayo de luz llega a tu ventana, y huele a primavera, y yo que sonrío a través de la esperanza.

Bellos versos a ciertamente, y dedicados por ti a una gran persona.

Besos, Corsaria sentimental ;)

Verónica Calvo dijo...

Eva, ciertamente Jota, es de esas personas "que nos gustan".
Sonrío.

Besos, Corsaria!!!