25 de noviembre de 2019

#25N (2)

-Imagen Brooke Shaden-
La brutalidad
del que ejerce violencia.

El mundo del silencio,
soledad y vergüenza.

La lágrima, ya, seca.

El dolor
           y la secuela.

Y la cicatriz, profunda,
recuerdo de la eternidad
vivida en el averno.

-Verónica Calvo-

34 comentarios:

Amapola Azzul dijo...

Certero y profundo poema.

Besos.

Verónica Calvo dijo...

Amapola, educar desde pequeños, no hay otra.

Besos.

LA ZARZAMORA dijo...

Así es, damos fe y podemos contarlo...
Y bien sabemos que esa cicatriz ya es de por vida.

Beso y abrazo grande, mi Corsaria Dark.

Marian Ruiz dijo...

Es la descripción de un viaje a los infiernos, sin retorno, sin opción. Un viaje durísimo que en tu poesía hace brotar la belleza.

Un abrazo noviembrero, poeta.

PD.(Espero tu respuesta a mis dos botellas lanzadas al Messenger de Fb).

Verónica Calvo dijo...

Eva, damos fe.
La violencia deja secuelas y mucha inconprensión.
Hoy sumamos una nueva víctima en España. Los políticos condenarán y sumarán otra cifra. Nada hacen. Los hay que hasta parece que aplauden por su actitud.
Hay que educar desde la infancia. Hay asuntos que empiezan en casa.

Beso enorme, Corsaria Rebelde.

Verónica Calvo dijo...

Marian, es un viaje al horror, a la incomprensión y el silencio.
Habría que preguntar por qué tantas personas dejan sola a la víctima. Miran para otro lado y leen entre esas líneas oscuras del pasotismo.

En cuanto tenga el pc a mano, te leo y contesto.
Ojalá sea lo que espero :)

Abrazo.

Rafael dijo...

Un abrazo en este día especial.

Verónica Calvo dijo...

Rafael, otro abrazo para ti.
Y una sonrisa.

Carmen Silza dijo...

Esa cicatriz, estará en nuestro recuerdo eternamente.
Un viaje que no queremos que vuelva.
Feliz semana Verónica.
Un beso

marisa dijo...

Un bellísimo poema
para denunciar una vez más
que ya basta de tanta criminalidad,
de tanta,de tanta violencia y
de tanta sinrazón.

Un abrazo fuerte

Verónica Calvo dijo...

Carmen, de ese viaje no siempre se sale. Hoy sumamos una nueva muerte por violencia. Una mujer joven, como su asesino.
De ese viaje se sale con mucha ayuda y con la comprensión por parte del entorno.
No debemos callar ni mucho menos dejar sola a una víctima de violencia (de cualquier tipo o sexo).

Besos grandes.

Verónica Calvo dijo...

Querida Marisa, muchas gracias por sumar tu voz.
De otros Días de, pasaré, pero no de este.
Educar desde la infancia y actuar en contra de la violencia.
Y sobre todo, no dejar nunca sola a una víctima.

Un beso enorme.

Sergio dijo...

Estas palabras golpean más fuerte que las estadísticas y que otros mensajes más fríos o protocolarios, de los que cubren el expediente y ya está. Estos versos te hacen empatizar y pensar qué sentirías. Un abrazo

Verónica Calvo dijo...

Sergio, siempre agradecida por tus palabras.
Palabras y postureo que cubren expedientes, minutos de silencio con el mejor perfil ante las cámaras, Institutos de la Mujer donde están congeladas, anónimos que escuchan, ven y saben y miran para otro lado. Un teléfono donde cubren tu anonimato para que denuncies, pero que si llamas porque sabes de alguien que está siendo maltratada, no funciona, órdenes de alejamiento que no sirven de nada...

Abrazo.

Lola Barea dijo...

Hola Verónica, tiempo sin pasar por los blogs amigos. Gracias por compartir tu poema.

Un abrazo.

Noelplebeyo dijo...

ahí todos juntos

condena sin fisuras

besos

TORO SALVAJE dijo...

Educar desde pequeños y mientras tanto estar todos alerta ante cualquier indicio de maltrato y actuar en consecuencia.

Besos.

lunaroja dijo...

La realidad cada vez más espeluznante y continua de esta lacra social que padecemos.
Tus versos que reclaman la visibilidad,el grito que pide el fin de este horror.
Tu poema brilla entre tanta oscuridad.
Ahí radica tu sensibilidad,tu talento.
Un besazo!

jota Mahler dijo...

¡¡vaya!!, phuff ...

leído tal cual lo has escrito me han entrado escalofríos, la verdad; pero, no sé yo si 'en los tiempos que se las pelan', y con la que está cayendo [nadie puede negar los excesos abusivos de la violencia de género, y yo, precisamente, soy un ejemplo a No seguir, dado que hace apenas 10 días me absolvieron por la última [5 de 5] denuncia falsa, y el próximo día 02 de diciembre se celebra el juicio interpuesto por mí contra la falsa denunciante para reclamar daños y perjuicios

... y, a qué no imaginas ¿? : en el último juicio [4 de 5] me condenaron a 30 meses [2 años y medio] de reclusión en un talego [me hubiera correspondido El Dueso, en Santoña - Cantabria - EspaÑa] a una ORDEN DE ALEJAMIENTO durante 3 años de el domicilio que es mío en propiedad exclusiva, y a 500 mtes de la denunciante; con lo que, he estado más de un año entero buscándome la vida para encontrar cada día un sitio con un techo bajo el que dormir, así como asistir habitualmente al Comedor Social de Santander hasta hace bien poco

el caso es que aún no sé porqué pero el juez, me dio la opción de conmutar la pena de cárcel por 250 horas de trabajo a la comunidad, más 5 años de libertad condicional; cosa que, a día de hoy, aún sigo cumpliendo


PD : disculpa si no me paro a revisar este texto que he escrito porque no sé de donde carajo estoy sacando las fuerzas para comentártelo, pero el asunto me parece tan grave que no podía pasar la ocasión de aportar mi experiencia de 'mala vida' personal y particular || afortunadamente mi hijo Mario [recién cumplidos los 18 años el pasado 01 de junio de los corrientes, ha estado siempre y en todo momento a mi lado, de mi parte, y echándome una mano en lo anímico, aunque Él viera [porque así quería y quiero hacerlo yo] que estaba resistiendo como alma que se lleva el diablo y/o como si no hubiera un mañana, sin mayores problemas que mi hijo pudiera ver, pensar o intuir; y, para colmo de bondades ... en un mes o poco más se viene a vivir conmigo al recuperar lo que es mío : mi vivienda habitual [el coche, el gabinete de peritos de seguros, el trabajo en general y la dignidad que me quitaron lo doy todo por bien perdido puesto que nadie se imagina lo bien que me ha venido]

insisto : sorry por las más que posibles faltas de ortografía y por no revisar el texto antes de publicarlo o enviado
______

Maite dijo...

¡Qué infierno deben sufrir aquellas que deben dormir al lado de quienes las hieren, a las que le susurran puñales, o las atan con sogas!!!
¡Qué infierno deben vivir aquellas que son acariciadas con bofetadas!
y qué me dices de aquellas mujeres que ya no pueden ver crecer a sus hijos... Realmente, no sé cómo solucionar esta lacra.
Besos viioletas

Verónica Calvo dijo...

Lola, mucho tiempo!!!
Bienvenida de nuevo :)

Besos.

Verónica Calvo dijo...

Profe, hay tantas cosas por solucionar...
Lo que está claro es que somos más que ellos (políticos, aclaro) y solo involucrándonos, algo se logrará.

Besos.

Verónica Calvo dijo...

Toro Salvaje, apoyo tus palabras.
Ante cualquier tipo de maltrato, actuar y no dejar solas a las víctimas.

Bss.

Verónica Calvo dijo...

lunaroja, agradecida por tus palabras.
Lamentablemente sigue siendo un tema político, como casi todo.
Una víctima vive aterrada,incomprendida (a veces ni su entorno mueve un dedo), sola...
Queda educar y no mirar para otro lado. Y por supuesto, que los que "gobiernan" pisen la realidad y dejen su preocupación por conservar las sillas del poder.

Besos.

Verónica Calvo dijo...

Jota...
Antes que nada, te agradezco el testimonio que nos dejas.

La verdad es que hay casos como el tuyo; lo encuentro deplorable (las palabras se quedan cortas). Los Tribunales, ya se sabe, están llenos de leyes, con muchas trampas y muchas de esas leyes son interpretativas. Lamentablemente, dependes de un juez (o jueza), que aplica según su filtro o lo que es peor, ideología.
He leído con atención todo lo que dices y no se entiende que tu piso, tuyo en exclusiva, te lo quitasen. Alguna de esas leyes habrá, digo yo para "entenderlo". La orden de alejamiento se aplica siempre y en tu caso, has peregrinado un año. Cumpliste con ella como manda la ley, Qué duro tu caso.
Tu hijo te ha apoyado y lo sigue haciendo. ¿Nadie le tomó declaración? Por lo leído, no parece. En sí mismo tu caso no se entiende, como tantos y tantos a los que ya nos hemos resignado a admitir. Las falsas denuncias saltan a los medios, aunque no todas, también hay que decirlo. Política, como siempre.
Hay peritos, psicólogos y profesionales que detectan anomalías. Tampoco parece que funcionara.
El caso que a ti te han arruinado la vida a base de bien. Todo lo pasado y perdido ya no tiene solución y en lo personal, ni me puedo imaginar lo que has sufrido y espero que empieces a ver la luz, como se dice, aunque secuelas, siempre quedan. De todo hay en la sociedad, espero que sean los menos los que se queden con el dedo acusador. Siempre los hay, para cualquier tema.
Tú has vivido otro tipo de violencia de género, que nadie lo cuestione.
Fuiste ganando juicios y este juez te dio la opción de conmutar la cárcel por trabajo. Da que pensar. Generalmente si no se tienen penas por cárcel y, dependiendo del delito, no ingresas, pero no sé si en estos casos se aplica. En tu caso, el juez, pareciera que algo vio, no sé. Al menos me gustaría creerlo.
Como mujer opino que a esas mujeres que ponen falsas denuncias, deberían caerles todo el peso de la ley. Me avergüenzan y me indignan. Llamamos "lacra" a quien comete una agresión contra la mujer, pero lacra también es quien tiene la sangre fría de ir a por todas con una falsa denuncia, que demuestra un odio visceral. Esas mujeres hacen un flaco favor a las que sí han sido maltratadas y consiguen que el frágil equilibrio de lo que se va consiguiendo, se tambalee.

Me queda desearte o mejor, Jota.
La vida sigue adelante, aunque con cicatrices, y queda ir cerrando capítulos hasta pasar página. Ojalá lo puedas conseguir con calma.

Un abrazo.

Verónica Calvo dijo...

Querida Maite, un infierno de soledad, incomprensión, vergüenza, impotencia y terror.
Por ellas, las que ya no tienen voz y por las que han enmudecido, va este poema.
Educar.No hay otra.
Bueno, y cambiar leyes, mentalidad, políticos (estos no tienen solución) etc...

Besos violetas también :)

PD: el violeta, como cualquier morado, es mi color favorito, que nada tiene que ver con logos ni "ideologías" ;)

Laura dijo...

Profundo y triste poema de una lacra social que no estoy dispuesta a tolerar (nunca) ni en mi ni en nadie a quien quiera.
Besos delicados y respetuosos querida amiga.
<3

Verónica Calvo dijo...

Laura, jamás hay que callar ni mirar para otro lado, sea la violencia que sea.
El problema está en que las víctimas viven aterradas y callan.
Demos voz.
Y grito si hace falta :)

Un beso grande.


Conchi dijo...

Una cicatriz que no se borrará nunca, ojalá se acabe con esta lacra que parece no tenga fin.

Besos.

Verónica Calvo dijo...

Conchi, las cicatrices del sufrimiento, quedan. No se borran, es impisible.
Para acabar con cualquier violencia, hay que educar desde la infancia y no dejar a las víctimas solas ni señaladas. Es mi opinión.

Besos.

Mª Jesús Muñoz dijo...

Tu poema nos lleva paso a paso por esta realidad que no acaba y es una lacra doliente en nuestra sociedad...No sabemos hasta cuándo será así.Lo cierto es que, es necesario gritarlo a los cuatro vientos y apoyar a las víctimas para que no guarden silencio. La vida pasa y va dejando su dura huella, que nunca es olvido.
Mi felicitación y mi abrazo, Verónica.

Verónica Calvo dijo...

Querida María Jesús, sí a todo lo que dices.
Hay que educar desde bien pequeños, no hay otra.
Cualquier violencia deja secuela.
Ojalá algún día, este planeta sea otro; aunque viendo la Historia desde la noche de los tiempos, creo que como especie, poco remedio tenemos. Educar y educar. Y no callar. Apoyar y gritar si hace falta. Le pese a quien le pese :)

Un abrazo enorme.

Carlos Augusto Pereyra Martínez dijo...

Tus versos sintonizan con este dolor de hoy. De fosas anónimas, de desplazados y muertos anónimos, aparentemente, el infierno de Dante. Un abrazo. carlos

Verónica Calvo dijo...

Carlos, cualquier tipo de violencia sintoniza con todas.
Sí, el mismo infierno.

Abrazo.