30 de mayo de 2017

Haiku, Tanka y Senryu


17 comentarios:

Rosana Marti dijo...

Un as de letras que me han cautivado.
Besos:))

Sergio dijo...

Cuando somos capaces de soltar lastres, nos sentimos libres. Esos apegos de los que hablas no nos dan la felicidad, por mucho que creamos que no podemos vivir sin ellos. Este poema es otro destilado de sabiduría bien adornado de los tuyos. Un abrazo

Lichazul oo dijo...

aplausos Verito!!!
redondo poema , tres perlas complementadas

abrazos

Rafael dijo...

Bonitos versos.
Un abrazo.

TORO SALVAJE dijo...

Me has hecho pensar en que me estoy quedando sin apegos... por una parte bien, no sufro tanto pero por otra... jo... es durillo.

Besos.

lunaroja dijo...

haces una poesía que brilla, desde esa sencillez,desde la palabra simple y hermosa.

Pilar V dijo...

Con tan poco, tanto.
Me dejas tristona, pero sabe dulce.

Un beso

Mª Jesús Muñoz dijo...

Cuando el amor es cadena y condena, no es amor, es apego...Quizá desde la libertad de espíritu somos capaces de amar de forma incondicional, sin exigencias, deseos o condiciones...Muy bueno, Verónica.
Mi felicitación y mi abrazo, amiga.

Anónimo dijo...

completas en su composiciones y bellas y libres cada una de ellas...

Patricia

AdolfO ReltiH dijo...

EXCELENTE ARMONIZACIÓN DE LAS TRES GÉNEROS.
ABRAZOS

tecla dijo...

Hermosas estrofas, Verónica.
Tan sutiles
Tan exquisitas.

José Manuel dijo...

El destino es libre y sabe su camino,...irá soltando lastre através de la vida.

Feliz día
Besos

Darilea Charo Cano dijo...

Libre es quién de apegos carece, pero tan solo. Besitos ;)

Anónimo dijo...

No están en Japonismo y son muy buenos
Ángel Sanz

Marisa dijo...

Muy cierto
el apego
priva de libertad.

Un gran abrazo

Rosa dijo...

Sí, de acuerdo.
Los apegos no son buenos.
Espíritu libre.
Muy bueno, Verónica.

Un beso y muchos ...

LA ZARZAMORA dijo...

Plas, plas, plas.

Y como el viento, allá donde nos lleve.

P.S. Con las alas sueltas pero con el casco puesto ;)

Besos, Verónica.