4 de enero de 2017

En mi tribu

-Imagen tomada de la red-
A ellos…

habitan quienes tienen el alma cercenada
y un clavo en el centro del corazón.

Siempre llevamos la aguja enhebrada,
por si hemos de cosernos,
y un silencio a modo de nudo y dolor.

Conocemos cada estrella
que brilla en el oscuro firmamento
y sabemos lo que crece bajo el sol.

Nos veras en una esquina del mundo
remendando nuestras alas
y sosteniéndonos juntos en el filo.

Aplicamos la verdad.
La verdad que a otros incomoda.
La verdad que otorga libertad.

Somos seres con huesos de acero y piel fina.
Descreídos que nada esperan.
Vientos que esculpen palabras.


                    -Verónica Calvo-



22 comentarios:

Sergio dijo...

A esa tribu da gusto entrar. La escultura mediante el lenguaje. El arte de la palabra que nos mueve a los que entramos aquí, en tu espacio, el que nos hace de este clan por voluntad propia. Una belleza de poema que crea adeptos. Saludos

Chesana dijo...

La verdad no es nunca libertad... no del todo, porque no existe la verdad de un solo lado, la verdad absoluta. Puede ser el camino, pero no el fin. Porque hay quien la usa como cuchillo que hiere, y si hieres, cohartas la libertad del otro.

Fuerte el abrazo. Feliz año.

TORO SALVAJE dijo...

Oh, sí.
Así es.

Besos tribales para ti.

LA ZARZAMORA dijo...

;)

Y dirán, y dirán y dirán...
pero esas alas muy pocos las tienen, como tampoco poseen ese viento que las empuja :)

Un abrazo, Verónica.

Rosa dijo...

Gracias, por compartir el arte de tus palabras.

Un beso, con mucho cariño.

tecla dijo...

Artista de la palabra, hilas e hilas tus ideas buscando la verdad que tan solo es una quimera porque la verdad depende de la visión que cada cual tenga de la vida.
Pero la belleza de tus versos, solo te pertenece a ti, Verónica.

Rafael dijo...

Desde luego que todos buscamos a esos "seres"...
Un abrazo.

lunaroja dijo...

Me parece que se borró mi anterior comentario, en todo caso,reitero mi admiración por tus letras.

Anónimo dijo...

los que habitan esa tribu viven y respiran libertad. Son valientes y dicen verdades que a los demás no les gusta oír. Son ellos siempre...
muy bueno el poema.

Patricia

Verónica Calvo dijo...

Sergio, la tribu estará abierta para ti siempre.

Abrazo grande,

Verónica Calvo dijo...

Chesana, totalmente de acuerdo contigo.
La verdad en el caso del poema, es otra.

Besos y gracias por venir :)

Verónica Calvo dijo...

Toro Salvaje, besos de tribu, siempre ;)

Verónica Calvo dijo...

Mi querida Eva...
Sonrío. Tal como lo manifiestas.

Gracias por enhebrarme la aguja. Volemos.

Besos, mi querida Rebelde.

Verónica Calvo dijo...

Rosa, gracias a ti siempre.

Un beso, querida amiga.

Verónica Calvo dijo...

tecla, hay verdades que caen por su propio peso y otras, efectivamente, son el punto de vista del que la vive y poco tendrá que ver con la del otro.
Compleja es la verdad.

Abrazo.

Verónica Calvo dijo...

Rafael, yo creo que tienes una tribu ;)

Abrazo.

Verónica Calvo dijo...

lunaroja, se borró. No está ni en spam.
Gracias por tus palabras y por volver a comentar.

Abrazo.

Verónica Calvo dijo...

Patricia, en esta tribu las verdades son un lenguaje común entre sus habitantes y es entre ellos que, desde el conocimiento, el respeto y la empatía, se las dicen. Fuera es otra cosa. No creo que debamos ir con "la verdad" por delante. Bien lo ha dicho Chesana.

Besos, querida amiga.

Elisa Alcántar Cereceda dijo...

tribales y tributarios somos los humanos
la caricia lingual en el paladear
cuando se nos escapan sonoros pensamientos

abrazos de sol Verónica

Noelplebeyo dijo...

bello homenaje

te leo


besos

Verónica Calvo dijo...

Elisa, no todos.
La tribu es lugar de solidaridad y compartir Conocimiento.
Al menos esa es mi tribu :)

Besos.

Verónica Calvo dijo...

Tiempo si verte por aquí, Noel.
Vuelve cuando gustes.

Saludos.