8 de enero de 2017

Abismo y horizonte




-Imagen tomada de la red-
En la memoria, eco.
No hay explicación.
Todo lo que necesito hoy
es un espejismo.
Ya no lo quiero
porque no lo necesito.

La voracidad calma la ansiedad.
Me anclo al mástil de los días
afrontando la tormenta.

Abismo y horizonte.
Por encima, el infinito,
y por debajo, lo que te llevaste.


-Verónica Calvo-

16 comentarios:

TORO SALVAJE dijo...

Llevo un buen rato intentando decir algo.
Y no sé.
Me resulta tan familiar lo que escribes.
Me retrotrae al que fui cuando todo era un caos.
No hay consejos.
Ya lo sabes.
Pero hay salida.
Mírame.
Bueno... ahora que lo pienso bien no sé si soy un buen ejemplo.
Pero al menos la ansiedad desapareció.

Un abrazo gigante.

Elisa Alcántar Cereceda dijo...

ansiedad y ancianos la clave
todo en perspectiva
la realidad calma
el abismo es solo un peldaño

abrazos de sol

Noelplebeyo dijo...

El equilibrio puede encontrarse

Aunque es difícil

Rafael dijo...

Se busca la senda correcta y muchas veces es algo difícil de alcanzar.
Un abrazo.

Ceciely dijo...

Profundidad en lo dicho 'espejismo'
no hubo ni habrá nada...
el vacío imponente desde el mástil.
Un abrazo Verónica.

tecla dijo...

El estado de ánimo va por tiempos, Vero.
Déjalo correr y de pronto la alegría brotará como si fuera un manantial.
Un abrazo.

LA ZARZAMORA dijo...

Me gustaría que siguieras de cerca ese el mástil.
y continuaras caminando aunque sólo se vislumbren sendas con derivas sin rumbo preciso hacia ese por encima: el infinito.
Sólo es un me gustaría, detesto tanto las órdenes y los consejos, ya sabes... soy un desastre incluso cuando tengo que dármelos yo misma.
Quizá la clave sea sólo la paciencia, ésa loca que tanto nos falla cuando más la necesitamos.
Yo estaré en algún lugar entre ese abismo y el horizonte, y no pienso fallarte ;)

Un beso de los nuestros.

Marisa dijo...

Mi querida Vero
te harás con tu horizonte.

Mil besos

Demian dijo...

Muchas veces pienso en lo que se nos llevan. Por fuera seguimos enteros, nos ven enteros. Sin embargo quedamos tan al despojo. Sera asi esto de vivir? Esto de sentirse desnudos y necesitar vestirnos nuevamente? Hemrmoso tu poema Vero

Rosana Marti dijo...

En está situación el equilibrio es difícil del encontrar. Me resulta tan familiar esta situación los momentos que vamos viviendo a lo largo y ancho de nuestra vida.

Besos y feliz semana.

Sergio dijo...

Cuanta belleza sacas de lo que otros solo sacan el lado amargo(el lado amargo sigue, somos humanos, pero no es solo eso, no te reduces nada más que al dolor, buscas el ungüento del arte o lo llevas dentro y lo dejas salir).
En cualquier caso lo mucho que se te llevó no es suficiente para acabarte. Aunque no lo sabes(tal vez lo intuyas), te regeneras y empiezas de nuevo. Incluso aunque no creas nada de lo que te escribo. De momento gracias por tus versos y por todo. Saludos

Anónimo dijo...

Un gran poema.
marcado por la ausencia, pero siempre hay un horizonte por descubrir y hacer.

Patricia

Mª Jesús Muñoz dijo...

La consciencia de cómo estamos y dónde estamos nos mantiene en alerta y equilibrio para seguir resistiendo y vislumbrar el horizonte, Verónica...
Mi felicitación por la autenticidad de tus letras.
Mi abrazo y mi cariño.
M.Jesús

José Valle Valdés dijo...

Se me da bien logrado el poema, amiga. Discursa muy bien.

Abrazos

Mª Carmen dijo...

Profundas tus letras, Dicen también que tras la tormenta llega la calma y al final aunque cuesta se llega al equilibrio porque la vida sigue y hay que vivir. Besitosss.

Rosa dijo...

Un beso, con mucho cariño.
Llegará la calma, ya lo verás.
Eres muy sensible.
Un gran poema.

Otro beso.