23 de agosto de 2015

Tanka






La soledad
tan mía como tuya
en el silencio
lejanía de cuerpos
y tan lejanas almas

-Verónica Calvo-





                                                                                     

-Imagen: Laura Martinent-





20 comentarios:

lichazul alqantar dijo...

la soledad cuando se hace tan honda el amor no fructifica

abrazos

TORO SALVAJE dijo...

Un tanka de alejamiento sin retorno.
Eso me parece.

Besos.

María dijo...

La soledad abriga el interior en determinados momentos para ayudar a encontrarnos.

Un beso.

Verónica Calvo dijo...

Pasaré a leerles la semana que viene.
Gracias por los comentarios.

tecla dijo...

Hago mío tu poema, Verónica.

Euterpe dijo...

Has unido la cultura japonesa y la literatura. No podría gustarme más.

Rafael dijo...

Soledad con nostalgia.
Un abrazo.

Marisa dijo...

Que la soledad
sirva de gozo
para el reencuentro
con uno mismo.

Un abrazo desde
el fondo del alma.

ReltiH dijo...

CREACIÓN CREATIVA Y TRISTE.
ABRAZOS

J. R. Infante dijo...

Una cosa lleva a la otra, Vero. Sentimiento de poeta.- Besos

S. dijo...

Un tanka con sugerencias diversas. Incluso sirve para recordar las respectivas soledades y distancias de los blogueros que escribimos. Saludos

Ángeles Medina dijo...

Versos que en su brevedad aguarda tanta intensidad.
Abrazos

José Valle Valdés dijo...

Se meda muy bien, amiga. Estupendo!

Abrazos

Esencia dijo...

La distancia entre las almas y cuerpo, propicia la soledad...
Un abrazo

Mª Jesús Muñoz dijo...

Cuando el silencio es soledad y lejanía...nos acerca al olvido. Pero a veces el silencio lanza su grito y nos acerca, sin decir nada para renovar el sentimiento.
Mi felicitación y mi abrazo de luz, Verónica.
M.Jesús

una chica de ojos marrones dijo...

que me encanta!!
besotes guapa!!

Joaquín Galán dijo...

Un tanka que nos lleva a un estado lamentable y desolador,cuando ni cuerpos ni almas se comunican,lo mejor es irse cada uno por su lado procurando ahogar esa soledad que nos dejó el otro.

Abrazos Verónica

Verónica Calvo dijo...

De Patricia Hernández por email:

La soledad, la gran compañera del alma
Silenciosa, tierna y eterna.

LA ZARZAMORA dijo...

Y no obstante tan necesario como el aire que se necesita respirar entre dos, antes de alzar el vuelo a la rutinaria necesidad de sentirse de nuevo libre de lontananzas y lejanías.
Besos cercanos, preciosa.

Val dijo...

Hola, Vero! Tengo que decirte que amo tu blog, te felicito y agradezco por compartir tu arte con todos nosotros! Te invito a que visites mi blog en cuanto puedas y quieras, que está recién salidito del horno... Saludos desde Argentina!!