13 de marzo de 2014

El tiempo


Vino el tiempo.
Y ciñó sobre mis bucles
una insidiosa estrella.
Trajo frío, nieve
sobre mis oscuros cabellos.
Se desbocan los silencios
contra un mar de lágrimas.

Vino el tiempo.
Amortajó una esperanza,
danza ceremonial del pecho.
Cálida brisa de fuego
a mis delgados huesos.
Un clamor a lo lejos,
en el horizonte, duerme un beso.

Vino el tiempo
y acalló los rumores del viento.
Serenó la imagen en el espejo,
y dejó una estela de recuerdos.
Se consumen las voces,
los rostros y sentimientos.
Ya solo queda caminar derecho.

Ah, el don del tiempo,
el piadoso don del tiempo.


Verónica Calvo


-Imagen tomada de la red-

27 comentarios:

TORO SALVAJE dijo...

Hoy poema mío como comentario:

EL TIEMPO.

El tiempo es el payaso/
que se ríe de nosotros/
el viento que nos barre/
de los ojos la mirada/
el dueño de huesos muertos/
y esperanzas desgarradas/
es el juez inmisericorde/
en la corte del gran drama/
el que no tiene precio/
ni clemencia que valga/
el cuchillo que no tiembla/
y asesina por la espalda.

Darilea dijo...

El tiempo adormece los sueños, aunque los guarda en algún lugar de la memoria añorando qué pudo ser y sin embargo la costumbre llega y se aposenta en nosotros.
Besitos Verónica

elisa lichazul dijo...

precioso!!!
ese tiempo nos trae y nos pinta escenarios en nuestros cuerpos
el mío también tiene nieve en los cabellos y surcos en la piel
pero el brillo en el ojo no se pierde a menos que nosotros lo permitamos

besitos

Laura Tejada dijo...

Precioso, realmente precioso, y aún más con Ludovico de fondo.

Un beso :-)

Mª Carmen dijo...

Bello poema amiga.Ainns el tiempo corre, vuela y nosotros cargando con su peso a nuestras espaldas.Besitosss.

elisa lichazul dijo...

:(
Blogger se tragó mi comentario
porque hace rato lo dejé y ni idea que pasó

besitos

Rafael dijo...

El tiempo siempre con sus agujas corriendo en nuestra contro, ¿O quizás no...?
Un abrazo en la noche.

Tracy dijo...

... y como vino se fue...

Manuel dijo...

Y nuestras vivencias se tornan en color sepia...

Marcos dijo...

Y por siempre seremos presos del tiempo.

ReltiH dijo...

EL TIEMPO, ESE QUE PROSIGUE...!
besos

TriniReina dijo...

Gracias al pasar del tiempo y el olvido que ello conlleva se pueden soportar las pruebas leves o duras que la vida te oferta.
Gracias a el don o la gracia de la poesía se puede expresar así de bellamente lo que nos duele o dolió...

Besossss

Julia López dijo...

Ese tiempo que mata la belleza y el deseo....
Un muy hermoso poema dedicado a ese arma de doble filo que es el tiempo.
Un abrazo

Mª Jesús Muñoz dijo...

Tu poema tiene la cadencia del tiempo,que como himno solemne y misterioso mueve la expresividad de la cara y del sentimiento...Tu poema pasa a cámara rápida ante nuestros ojos y nos deja un resumen de vida...Y el tiempo... el bálsamo,que cura y alienta para seguir adelante.
Mi felicitación por tu profunda perspectiva,que vuela como un águila en el paisaje. Mi abrazo inmenso y mi cariño, Verónica.
M.Jesús

Arruillo dijo...

Vino el tiempo y puso las cosas en su sitio, Vero, al poema asomado a la ventana y a su autora contemplado su devenir.- Te felicito.- Un abrazo

José Manuel dijo...

Siempre es el tiempo el marca nuestras vidas, sentimientos y olvidos.
Precioso!

Besos

Amanecer Nocturno dijo...

Me estremece ese don. Es una voz en off que orienta la vida.

Abrazos.

Amanecer Nocturno dijo...

(la poesía completa de Anne Sexton es maravillosa)

S. dijo...

El tiempo tiene pros y contras pero no hay un día que no pensemos en él. O un año en el que no nos cure de algo o nos cause una herida o varias. Gracias por tu poema. Echaba en falta tus propias dotes que son grandes.

DKTMK7 dijo...

La única pérdida irreparable que tenemos, como bien dices acabará por acallar los rumores del viento... y todo lo demás.

Un abrazo.

Darío dijo...

Tanto ya se habló del tiempo y vos escribís esta delicia... Un abrazo

Luna dijo...

Con tu tinta de sueños el tiempo no puede...

Saludos enormes, Verónica.

Como siempre, un placer.

Candela Martí dijo...

El tiempo, ese gran dictador que nos bendice o nos amarga la vida. Precioso poema.

Un abrazo.

Marisa dijo...

El tiempo cae sobre nosotros,
amortigua los recuerdos
y nos acompaña siempre.

Un gran poema Vero.

Entre palmeras... dijo...

El tiempo pasa, somos tiempo, pero en ese tiempo marcando el compás de los recuerdos está la vida.

Tus letras cada vez más profundas, más sentidas, más erónica.

Un abrazo muy grande para ti, siempre.

Verónica Calvo dijo...

De Patricia Hernández por correo electrónico:

De tu poesía sobre –el tiempo-, me parece también muy buena. Los poetas sabéis dar con las palabras claves para describir los temas. La poesía transmite el sentir de la vida en su más amplio espectro y vosotros los poetas hacéis de la poesía un –arte de vivir-. Qué más se puede pedir a la poesía. Dar las gracias por su enseñanza.
Enhorabuena.

LA ZARZAMORA dijo...

No pienso añadirle nada, porque te quedó perfecto.
Depurado, sobrio, y fugaz y eterno como el mismo es:
Tiempo.

Besazos, preciosa.