16 de febrero de 2021

Quietud

-Imagen Katia Chausheva-

Aquí vives, silencio.
Aquí mueres, noche.
 
Aquí habito en el silencio de la noche
y anido en la noche y su silencio.
 
Tejo los versos más humildes
a la grandeza de tu nombre.
 
      (Pausa.
                Espero).
 
Aquí, silencio.
Aquí, la eterna noche.
 
Veo la nube ocre del tiempo.
 
-Verónica Calvo-

38 comentarios:

Carmen Silza dijo...

Hola Verónica, excelente forma de plasmar esa quietud, entre silencios y noches, todo nace y muere, el silencio, la noche, todo muere y enardece.

Gracias por darme solución al problema que tengo en Rodar y Volar, ya hice lo que me sugieres, de momento no tengo contestación ni solución, he hecho todo lo que está en mi mano sin poder solucionarlo.
Gracias de corazón, me haces sentir que no estoy sola con este problema.
Feliz semana.
Un abrazo.

Jorge M dijo...

Un poema fantástico que me suena muy nostálgico, y de una tristeza bella, un misticismo muy delicado, la noche es un mundo mágico y el silencio, que te podría yo decir del silencio si el silencio es el único que logra comprenderme.
Me encanta tu poesía Verónica, es muy inspiradora, un abrazo

Verónica Calvo dijo...

Carmen, la noche, el silencio, el paso del tiempo. Todo en continuo morir y renacer.

Desde que Blogger cambió la interfaz, va fatal. Para que ahora quede "bien" una entrada hay que perder mucho tiempo y ni aun así, "queda".
Hay problemas de todo tipo y parece que pasan de solucionarlos.
Si no tienes una cuenta de correo Gmail asociada al blog, mil problemas añadidos.
Cada día más cuesta arriba esto del blog.
Espero que te contesten y lo puedas solucionar, que como has visto, tu problema es el de muchos.

Besos, amiga.

Verónica Calvo dijo...

Jorge, hay silencios que abrazan y reconfortan, bien lo sabes.
Me alegra que te gusten mis poemas, gracias por compartírmelo; siempre es motivador.

Besos, cuídate.

Rafael dijo...

La noche y el silencio se dan la mano...
Un abrazo.

Verónica Calvo dijo...

Rafael, se dan la mano más allá de lo aparente.

Abrazo.

Erik dijo...

La noche atmósfera maravillosa, pero es que soy un ser nocturno.

Besos

Verónica Calvo dijo...

Bienvenido, Erik.
Incluso en las noches densas cargadas de sombras, siempre se rescata algo aunque sea para un poema.
También soy de noche, por eso, entiendo esa atmósfera que dices :)

Un abrazo.

Noelplebeyo dijo...

Tendrá divinas tormentas ante tus letras

besos

Verónica Calvo dijo...

Profe, no sé yo. Entre tormentas, nubes ocre y tanta quietud, creo que lo mejor es silenciar la noche.

Besos.

TORO SALVAJE dijo...

Ese silencio y esa noche son muy afortunados.

Por qué?

Te tienen.

Besos.

Verónica Calvo dijo...

Toro Salvaje, no creas.
Ya no me aguanto ni yo :(

Bss.

lichazul dijo...

Ciclos que se repiten pero nunca son iguales para cada pensamiento

Abrazos y buena semana 😊

Verónica Calvo dijo...

Elisa, la mente nunca esta quieta.

Buena semana para ti también.

Besos.

Ceciely dijo...

Tus diáfanos versos brotan del preciso instante en que te abraza la noche y su silencio.
Gran poema, Verónica. Un tierno abrazo

Verónica Calvo dijo...

Ceciely, gracias por conpartirme tu visión del poema. Siempre es enriquecedor.
Me alegra que te haya gustado.

Abrazo enorme.

A.S. dijo...

Também de silêncios é feito o poema. Nele se desenha a sombra de um beijo, ou as mãos vazias que perderam o calor dos afagos...

Muito belo o teu poema Verónica!
Um dia lindo para ti.
Beijos!

Verónica Calvo dijo...

Albino, gracias por compartir tu visión del poema.
Si te gustó, me alegra haberlo publicado.

Buena semana.
Besos.

lunaroja dijo...

Qué belleza de poema.
Límpido, con ausencia de adjetivos que lo hacen brillar aún más si cabe.
Con esos juegos de palabras que nos envuelven con un ritmo interno precioso.
Qué bonito!
Me ha encantado Vero!
beso enorme!

Carmela dijo...

Es en el silencio de la noche, y en su quietud, donde nos damos cuenta del verdadero sentido del tiempo.

Precioso, como siempre.

Un beso.

De barro y luz dijo...


La noche muere en el silencioso nido de tus manos...las plumas del tiempo se hacen verso. La espera será eterna... o la eternidad nos espera...

Me he quedado al arrullo de la quietud de tu poema.


Bss

Maite dijo...

En el silencio de la noche puedo escuchar el susurro de la quietud, unas veces.
Otras... el silencio gritando en la tormenta... la vida!
Besos, Verónica

Beatriz Martín dijo...

El sonido de un dulce silencio, precioso versos me alegra volver a leerte un abrazo desde mi brillo del mar

Sergio dijo...

La noche y la quietud son casi mi aspiración. Recrearlos así, desde la belleza del arte, me representa por completo. Creo que la noche también te quiere a ti, te regala mucha inspiración. Un abrazo

Verónica Calvo dijo...

lunaroja, que bueno que te guste este poema y que comentes esas cositas "técnicas" ;)
Gracias!!!

Beso grande, A.

Verónica Calvo dijo...

Carmela, exacto!!! Es justo eso ;)
Y a veces, esa quietud se instala en nosotros y el tiempo se nos hace consciencia pura.
Muchas gracias, Carmela.

Besos.

Verónica Calvo dijo...

De barro y luz, qué bueno "verte" por aquí tecleando.

"La espera será eterna... o la eternidad nos espera..." La eternidad nos espera en esta eterna espera.

Ya ves, tu frase me ha dado juego :)
Veo tu frase en una de tus fotos.

Bss.

Verónica Calvo dijo...

Maite, la vida, sí.
Últimamente fluctúa mucho.

Besos***

Verónica Calvo dijo...

Beatriz, gracias :)

Abrazo.

Verónica Calvo dijo...

Sergio, para los noctámbulos la noche es aliada, aunque venga como una noche oscura.
Lo sabes :)

Abrazo.

dijo...

Creo que es de mis favoritos. Me ha encantado.
Un saludo.

Verónica Calvo dijo...

Né, cuánto me alegro :)

Saludos.

Mª Jesús Muñoz dijo...

Verónica, desde esa noche en que anidas, vas tejiendo versos, recordando al Ser que veneras. Ello te lleva al silencio del más allá, donde se anida en la eternidad.
Mi felicitación, Verónica. La noche da para mucho, nos inspira y nos transporta.
Mi abrazo y felices sueños, amiga.

Verónica Calvo dijo...

Querida María Jesús, muchas gracias por aportarme tu visión del poema.
La noche siempre es tan pagana como mística :)

Abrazo enorme.

Conchi dijo...

La noche y el silencio se convierten en cómplice nuestro, o bien en nuestro peor enemigo.

Abrazos.

Verónica Calvo dijo...

Conchi, sí, así es.

Abrazos.

Laura dijo...

Pausa.

Y releo.

Esta quietud me viene tan bien...

Besos, Verónica.

Verónica Calvo dijo...

Laura, la quietud siempre es buena.

Besos.