9 de septiembre de 2019

Raíz

-Imagen tomada de la red-
Regresar a la raíz;
a lugares familiares
y recordar, palabras,
de la infancia de mi madre.

Pasear bajo la lluvia,
siempre presente,
en el inmenso cielo norteño.

Dejar huellas,
en la húmeda arena,
de una playa desierta.
Ser gaviota mecida por el viento.
Volver a ser sal y tierra.

Volver al instinto primordial.
Al lugar mágico,
donde no hay galerna.

Regresar a la raíz,
de una alta sequoia,
que me representa.

Volver, es regresar
a esta raíz,
cubierta de sueño y espera.


-Verónica Calvo-

33 comentarios:

Verónica Calvo dijo...

Iré publicando comentarios cuando pueda.
Buena semana a todos y gracias por su compañía!!!

Pitt Tristán dijo...

Con esos versos dan ganas de volver a ese lugar... contigo.

Besos.

Noelplebeyo dijo...

que bella imagen la sequoia


besos

Ani dijo...

Con esa imagen y tan bellos versos, dan ganas de perderse.
Abrazos de lunes y gracias por tu comentario en mi blog. Un gusto leerte y seguirte.

Marian Ruiz dijo...

A ese norte de cielo inabarcable estoy regresando cada tanto, a esa lluvia siempre presente, que aunque falte fuera, late por dentro.

Un abrazo, poeta, y, quién sabe, si tal vez noviembre.

Rafael dijo...

Es una bonita vuelta a la que todos aspiramos.
Un abrazo.

lichazul dijo...

somos raíces largas aunque pensemos que somos otros
al final todos convergemos al mismo tronco



buena semana , Abracitos colorinches

TORO SALVAJE dijo...

Recuerdo cuando yo regresaba a los orígenes de mi familia.
Aparecía por la otra punta del túnel del tiempo en lugares mágicos donde donde yo no era yo y todas las cosas cambiaban de sentido y destino.
Luego me fugué y ya no volví.
Ahora, sin patria emocional ni apenas recuerdos, voy dando tumbos por un presente cada vez más deprimente.

Besos.

Marcos dijo...

Preciosos y sutil como siempre, me encanta dejar las huellas en la arena húmeda.

Amapola Azzul dijo...

Así me sentí yo estos días de atrás.
Un abrazo.

Carmen Silza dijo...

Regresar a ese lugar, es sentir, el más hermoso sentir.
Así me he sentido en mi descanso. Me ha puesto las pilas.¡Que bello lo has dicho Verónica! Un beso.

lunaroja dijo...

Verónica querida, me has llevado de la mano a mis orígenes, a la raíz que me vio nacer. Es una especie de cordón umbilical que nos dejará siempre unidas a la tierra que nos vio nacer y crecer.
Me ha emocionado muchísimo leerte,porque has escrito exactamente lo que siento cada vez que vuelvo.
GRACIAS!
Un besazo enorme!

© Lucía Conde Parmés dijo...

Se me quedó la bella imagen de la sequoia, prendida en el alma.

Mil besos.

Laura dijo...

Volver a la raíz, al hogar, a la infancia...
Yo tengo la gran suerte de vivir en la casa donde me crié...
Al origen de casi todo lo que recuerdo.
<2 un beso bien grande corazón!

Maite dijo...

Este agosto estuve más tiempo en mis raíces... me ha encantado la experiencia, ¡Feliz regreso!
Besossss

Sergio dijo...

Nuestro destino es ese. Durante buena parte de la vida ir buscando sabiendo o sin saber el qué. Finalmente, independientemente de lo logrado, acabar por regresar. Finalizar el camino en la línea de meta. Tú lo entiendes precozmente porque te queda mucho por caminar pero ese es nuestro destino. Saludos

José Manuel dijo...

Siempre volver a la raiz de nuestros sueños y realidades,...es una buena terapia.

Un fuerte abrazo

Julieta dijo...

Leyéndote recordaba esos días que volví en autobús a mi tierra, iba recordando, mientras contemplaba el paisaje...
Recuerdos que siempre irán en nuestra mochila, me ha gustado tu vuelta...
Besos.

Jose Vivo dijo...

Precioso Verónica, recuerdos de hogar, más allá de las huellas.
Un beso

Marisa dijo...

Esa necesidad de regresar
hacia nuestra propia identidad
nos permite afianzarnos
en la verdad de lo que realmente somos.

Un abrazo grande Vero.

RECOMENZAR dijo...

Te entiendo pero jamás regreso sería volver a vivir lo que no quiero...
un placer el haberte hallado

Conchi dijo...

Hola Verónica!! Tras mi año de ausencia vuelvo con todos vosotros. Un bella poesía y la imágen es bonita aunque un poco triste porque es la realidad lejana que nos espera.

Un abrazo.

Patty dijo...

Que bello Verónica, siempre es lindo volver a nuestros tiempos donde hemos sido felices, te dejo un abrazo con todo corazón :*

A Casa Madeira dijo...

lindo blog.
Adorei conhecer.

LA ZARZAMORA dijo...

Regresar a la raiz, y llenarse de su sav/bia...

Una joyita más de las tuyas.

Besos, Corsaria.

Verónica Calvo dijo...

Muchas gracias por vuestros comentarios.
No me da tiempo a contestaros, ya me perdonáis.

Buena semana a tod@s!!!

Carlos Augusto Pereyra Martínez dijo...

Tu poema me trajo a la memoria una canción de Mercedes Sosa, transida de memorias: "Uno vuelve siempre
a los viejos sitios
donde amo la vida
y entonces comprende
como estan de ausentes
las cosas queridas"

Un abrazo. Carlos

Carlos Augusto Pereyra Martínez dijo...

Tu poema es una sutil invitación a ser los que hemos perdido. De ahí la imperancia de volver a donde somos, a donde fuimos imprimiendo las huellas de lo que construimos, y perdimos sus aires. Un abrazo. Carlos

Verónica Calvo dijo...

Carlos, quien reniega de sus orígenes o desconoce sus raíces, sentirá la no permanencia y pertenencia. Esto no hace más libres. Regresar a tierra de ancestros y extraer, del placer de vagar, recuerdos y vivencias.
A veces no hay que estar fuera mucho tiempo, ni ir a los lugares de "siempre" para sentir que todo queda lejos y hasta ajeno. Incluso en un fin de semana, se siente.
Somos seres complejos, llenos de mente :)

Abrazo.

Mª Jesús Muñoz dijo...

Ay las raíces, que nos llaman siempre, nos llenan de fortaleza y de magia, Verónica.
Mi abrazo y feliz fin de semana.

Verónica Calvo dijo...

Querida María Jesús, siempre acaban llamándonos :)

Abrazo inmenso y buen finde.

Rosa dijo...

Sí, nunca quise vivir lejos de mis raíces.
Fundamental para mí.
Las amo. Y a España, amo a España.
Me encanta recorrer tus poemas con calma, en silencio.

Un beso, querida poeta.

Verónica Calvo dijo...

Querida Rosa, tienes buena raíz anclada en buena tierra.
Mi familia viene de muchas partes del mundo, pero esa raíz del poema, a pesar de que ser verdadera, tiene mucho que ver con mi madre y marcó, de alguna manera, mi infancia.
Regresé a ella y fue genial :)

Gracias por leer este poema, amiga.

Besos.