1 de julio de 2016

Óscar Hahn: Solitude


Mi soledad no está sola:
está conmigo
Me acompaña dondequiera
que voy: duerme en mi cama
come de mi mano: respira
el aire que respiro
Me habla con mi voz
camina como yo camino
siente lo que yo siento
Sólo una vez mi soledad
se alejó de mi lado
me abandonó: partió
Fue esa tarde que conocí
a la mujer de mi vida
Meses y meses sin mi soledad
noche tras noche con mi gran amor
ocupando el espacio
de mi desamparo
Hasta que un día todo terminó
como siempre terminan
los amores eternos:
en un abrir y cerrar de ojos
Y ahora
he regresado a mi casa
Mi soledad me recibe
con los brazos abiertos
no me dice nada
no me reprocha nada
me abraza me consuela
Llora conmigo


(De Los espejos comunicantes)

Premio Loewe 2014

-Imagen tomada de la red-

13 comentarios:

Rafael dijo...

La soledad, esa "fiel compañera"
Un abrazo.

TORO SALVAJE dijo...

Nuestra amiga eterna.
Sí.

Besos.

Sergio dijo...

A veces se añora su "compañía". Pero solo es agradable cuando la buscas tú. Cuando viene ella sola sin que la llamen no queremos a la soledad. Qué gran poema.

Anónimo dijo...

la soledad es la eterna compañera,fiel hasta el final.
duerme y espera para abrazarnos en nuestro pesar....

Verónica Calvo dijo...

Rosa ha dejado un nuevo comentario en su entrada "Óscar Hahn: Solitude":

Es precioso.

Un beso muy fuerte y un achuchón, querida amiga.

Entre palmeras... dijo...

Abraza suavemente, susurra, entiende y comprende cuando se desliza una lágrima.

Un abrazo grande, Vero

Pilar Ortiz dijo...

Wow!
Es imposible expresarlo mejor.
Un beso.

Verónica Calvo dijo...


De Eva la Zarzamora

Hoy dejo canción para acompañar este poema... https://www.youtube.com/watch?v=R0WbDTusbhk Y te dejo un abrazo apretaíto, preciosa. en Óscar Hahn: Solitude

Verónica Calvo dijo...

Ayer, no sé por qué, blogger publicó dos veces esta entrada.
Hubo comentarios en ambas, lo que no entiendo. El caso que borré, sin fijarme en nada más, pues pensé que serían los mismos, una de ellas.

Hay comentarios que he perdido y dos los he podido copiar.

Me disculpo con quienes vean su comentario publicado y con aquellas personas que se puedan sentir molestas.

J. R. Infante dijo...

Bellísmo. Gracias por compartir, Vero.- Un abrazo

Conchi dijo...

Es la compañera que, siempre está a nuestro lado para cuando la necesitemos, otras veces viene sin que la llamemos.
Muy bello el poema que nos traes de Óscar Hahn Verónica.

Un abrazo.

Taty Cascada dijo...

Me alegra leer en tu blog un poeta de mi tierra como lo es Hahn. Escribe un tipo de poesía coloquial y de fácil llegada. Este poema es uno de mis preferidos.
Desde mi largo y lejano terruño, un gran abrazo Verónica.

Chesana dijo...

Es lo que tienen las cosas y los amores eternos... que también llevan fecha de caducidad; lo que pasa es que creemos que no porque son eternos, palabra que seguramente nadie debería haber inventado porque sólo existe en nuestro corazón.