22 de julio de 2016

Mundo y sedición

-Imagen: Catrin Welz Stein-

Todo queda a años luz:
los aplausos y abucheos,
la compostura y sus costuras.
Me uno al reino de la sedición.

Levanta en su vuelo
más enigmas que misterios
y tras ello,
me encadeno más a ti, libertad

Soy como la ola,
que rompe su furia en la piedra
queriendo llegar al centro
de aquello que me eleva,
me retiene y me mantiene.

Porque mi mundo es la palabra
y mi hogar, la sedición con la ironía.

-Verónica Calvo-


10 comentarios:

Rafael dijo...

El mundo mágico de la palabra...
Un abrazo.

TORO SALVAJE dijo...

La ironía es el arma de las almas buenas.

Besos.

LA ZARZAMORA dijo...

Por ella siempre,
por esa Libertad bajo palabra,
sí.

Me uno a tu sedición ;)

Besos, Verónica.

Anónimo dijo...

un gran poema donde brilla la rebeldía y la libertad.
te recuerdan que estás vivo.

Sergio dijo...

Es la primera libertad que tenemos y puede que la última, la que nos queda, la de las palabras. Aunque estas muchas veces son lo que precede y la causa de las acciones. Porque hacen pensar. Bueno, feliz fin de semana y felices palabras. Un abrazo, Verónica.

una chica de ojos marrones dijo...

me gusta ese mundo... y el poema!
besos!!!

Elisa Alcántar Cereceda dijo...

sedición y seducción van juntas siempre
aunque no siempre el portador se de cuenta

abrazos

Anónimo dijo...

Sí, también abogo por la rebeldía y la sublevación.

Con abrazo.

Gadi dijo...

Y que hay más irónico que encadenarse a la libertad.

Darilea Charo Cano dijo...

Que hermoso el mundo de la palabra. Besitos