24 de agosto de 2014

Falta de corrección ortotipográfica



   El proceso de editar puede ser muy tedioso por aquello de las revisiones, y se puede escapar una errata por mucho cuidado que tenga el corrector y todos los revisores. Todos sabemos que nos acostumbramos a leer por intuición, es decir, no leemos letra por letra, y el proceso de revisar debe hacerse así, por letra. También ocurre que ya conoces tanto un texto que aunque tengas delante el error, no lo ves. ¿No os ha pasado esto?
   Un día leí un libro que fue un suplicio. Evidentemente el texto no había sido revisado porque encontré:
   Palabras a las que faltaban letras (mauslo, en vez de mausoleo), orden invertido (qeu en vez de que), guiones en vez de rayas (-  —), falta de cierres de exclamaciones, interrogaciones y comillas, errores en tildes, algún artículo mal empleado o que brillaba por su ausencia, sangrías mal realizadas etc.
   El libro tenía 504 páginas repletas de errores ortotipográficos, de estilo y de maquetación, pero este es otro tema, y es una pena, porque la traducción era realmente buena. La editorial, conocidísima, de esas de toda la vida.
   Llegó un momento en que tanto error me molestaba. Pero la novela me tenía atrapada, de otra manera, creo que hubiera abandonado la lectura.
   ¿Cómo es posible esto? Evidentemente, nadie revisó. Una pena, porque el libro lo pagan los lectores en todo los sentidos.

   Vosotros, que sois lectores, ¿os ha pasado algo de este calibre? ¿Habéis encontrado este tipo de errores ortotipográficos en muchos libros? ¿Cuál ha sido el mayor que habéis encontrado? 
     Comentad lo que os apetezca, gracias.


Por si alguien no conoce lo que es la ortotipografía, aquí lo podéis leer.

-Imagen tomada de la red-

15 comentarios:

S. dijo...

Libros con esos errores los veo semana sí semana también pero no en la cantidad que dices. Aunque parece que cada vez más. La crisis llega hasta la ortografía. Hacen falta correctores. Es cierto lo que dices, que se te escapan errores tras mucho corregir y a pesar de esto.

TORO SALVAJE dijo...

Los libros que leo suelen estar bien corregidos.
En formato ebook a veces si que hay errores.
Y si, me molestan muchísimo.
Me hacen perder la concentración.

Besos.

Marcos dijo...

Tengo un amigo que ha publicado su primer libro, y personalmente los estuvo supervisando para evitar errores tipográficos. Ya le hemos encontrado al menos cinco, una vez editado.

Darío dijo...

MIrá vos. Pensé que ese tipo de errores eran adjudicables a la edición, meros errores de tipeo o esas cosas. Leí uno con ciertos errores, asi que ahora entiendo. Un abrazo.

LA ZARZAMORA dijo...

Sí claro que me ha ocurrido. Pero es que han recortado también en este tipo de trabajo que le toca a un profesional. La gente cree que lo puede hacer sola y ahorrarse una pasta. Y es un trabajo de titanes.
En la prensa cotidiana aún es mucho peor porque ocurre a diario y si quedan correctores son malísimos, y a veces corrigen lo que no deben para dejarlo peor.

En fin.

Besos, preciosa.

Joaquín Galán dijo...

Suele suceder este tipo de cosas en los libros de ediciones baratas donde, para ahorrarse unos eurillos, no se revisan como debieran.Y desde luego es algo muy molesto y que desprestigia la obra aunque esta sea un éxito reconocido.

Abrazos.

Marisa dijo...

Correcciones siempre hay que hacer
yo también tuve que corregir los
errores que había en el mío, aún
así alguno quedó.

Mucha suerte.

Besos

poemas lichazul dijo...

siempre habrá errores, somos humanos

en lo personal; depende , hay textos en donde necesariamente deben ir, así el discurso de los personajes y de los hablantes (poesía) han de tener coherencia

no concibo una novela de costumbrismo por ejemplo rural, y los personajes no usen modismos o que el autor no sepa aplicar la fonética al grafema para plasmar feacientemente la atmósfera

ya ves Verito , siempre hay donde el zapato molesta
besitos y buena semana
:D

Lola Barea dijo...

"Los errores del escritor lo corrige un buen lector"
Hola Verónica, claro que si, que me he encontrado muchos errores en libros supuestamente de los más vendidos. Yo pienso qué, cuando un autor elige una editorial y pone en ella toda su confianza y por que no decirlo todo su talento, también la editorial debe poner todo su conocimiento, la corrección, maquetación, portada, la responsabilidad de que el libro quede rozando lo perfecto es de dos, autor y editorial.
Muy buena e interesante entrada, querida Verónica.
Fuerte abrazo.
Lola Barea.

una chica de ojos marrones dijo...

pues, a parte de los típicos errores tontos que se pueden escapar en cualquier libro, me ha pasado con tres libros, que fueron tres sufrimientos, pero como decías en tu entrada, las historias me interesaban tanto que seguí leyéndolos, a pesar de que en los tres casos, los errores eran realmente molestos...
imagínate que en uno de ellos, a un mismo personaje lo llamaban de dos formas distintas (y no como los rusos, que usan diminutivos y apellidos para hablar del mismo personaje, sino que directamente le cambiaban el nombre y se quedaban tan anchos...)
de hecho, a una de las editoriales le cogí tanta manía mientras leía el libro en cuestión que le hecho la cruz y creo que no he vuelto a comprar...
que me ha encantado el post... disculpa el comentario largo...
besos!!

ReltiH dijo...

UFFFF, DEBE SER MUY COMPLEJO LA REVISIÓN DE TANTOS ESCRITOS!!
UN ABRAZO

Verónica Calvo dijo...

De Patricia Hernández por e-mail:

Vamos, si no lo cuentas, en principio cuando lo lees parece un poco exagerado. Se te puede pasar algo, pero tanto..... eso arruina al libro, definitivamente.

tecla dijo...

Sí que me ha pasado y me parece mentira que con tantas veces como me lo he mirado me haya podido ocurrir algo así.
Quizás la solución sería que los repasaran más de una persona o de dos.
No puedo soportar los errores o faltas de ortografía. No puedo seguir leyendo.
Y tratándose de grandes editoriales no tienen disculpa para que pasen estas cosas.
En general los libros que leo, digo lo mismo que Toro, que están bien presentados.

Azzul. dijo...

Sí, es incómodo, lo reconozco. Besos.

J. R. Infante dijo...

Imprescindible las correcciones. No es de recibo presentar un libro sin que alguien cualificado lo haya repasado (puede ser el propio autor, pero no es recomendable). Lo que cuentas es exagerado y por mucho que atrape, creo que es para dejarlo.- Lo dificil es encontrar alguno sin errores, pero claro, hay deslices que se pueden perdonar.-
Pronto comentaré el tuyo.
Un abrazo