23 de febrero de 2011

A mi padre



Hoy no te compré flores,
ni encendí en plegaria una vela.
Hoy sólo pude sentir tu ausencia
y recordar el verdor de tus ojos.



(21 de febrero. Mi padre cumpliría años)

35 comentarios:

TORO SALVAJE dijo...

Un abrazo Ananda.

Ánimo.

Ananda Nilayán dijo...

Gracias Toro Salvaje, pareciera que me hayas visto en privado escribiendo estas palabras.
Ese abrazo me viene muy bien ahora, gracias.
Un beso

Fernando dijo...

Querida amiga: yo también te envío un fuerte abrazo. Perder a un padre es muy triste. No me extraña que añores sus ojos verdes. Ab imo corpore.

Ananda Nilayán dijo...

Querido Fernando, así es. Y eso que ya va a hacer 14 largos años y para mi parece que son como mucho 3.
Me alegra leerte y tenerte de vuelta por las letras.
Un gran abrazo

Ojosnegros dijo...

Cuando pierdes a los padres entierras con ellos una parte de ti para siempre.
El poema me ha emocionado.
Un abrazo.

mateosantamarta dijo...

Hace poco perdí a mi padre. Me llegan estos sencillos, pero hermosos y sentidos, versos. Un abrazo.

Ananda Nilayán dijo...

Ojosnegros: así lo siento también. Con él se fue parte de mi misma, como si me hubieran arrancado un brazo.
Un abrazo

Mateo: lo siento. Como dicen, es ley de vida y aquí no se queda nadie. Al menos se han liberado de este mundo que construimos día a día tan mal. Son libres.
Un abrazo grande para ti

Nacida en África dijo...

Mi querida Ananda: No hacen falta plegarias ni encender una vela. La vela siempre la tienes encendida en tu corazón y el recordar sus ojos, su manera de hablar o de abrazarte ya es en sí una caricia y una plegaria.Comparto tu sentimiento pues yo también perdí al mío.

Brisas suaves y hoy besos a miles.

Malena

MarianGardi dijo...

Siempre en nuestro recuerdo los padres y las madres que nos faltan.
un abrazo querida Vero

Ananda Nilayán dijo...

Querida Malena, no, no hacen falta ^^, pero mira que no me gusta eso de cortar flores, que me den una maceta, pero desde que se fue, me gustaba comprarle flores, ponerle una velita y cantarle algo desde el corazón. Esta vez el silencio y la soledad trajeron todo lo que me has dicho.
Al menos ellos ya son libres de las cadenas del mundo.
Muchas gracias, esos besos hoy son medicina ;)
Abrazos enormes

Ananda Nilayán dijo...

Querida Marian, somos parte de su adn. Qué bueno poder recordar a los ausentes.
Besitos grandes *

TriniReina dijo...

Ante ese recordarlo, las flores y las velas se quedan cortas.

Te dejo un abrazo el doble de fuerte que otras veces.

y besos

✙Eurice✙ dijo...

¿Era Piscis? que coincidencia Ananda mi padre tambien es del mes de Febrero del último decanato. Tenemos tantas cosas en común que ya nada me extraña.
Que bello homenaje a un padre, yo perdí el mio cuando tenia 3 años :(
También le pongo velitas flores y le digo
¿Que hubiiera sido de mi vida si él hubiera estado más tiempo conmigo?
Un sentido abrazo amiga

Ananda Nilayán dijo...

Trini: algunas cosas tiene tal magnitud que todo se queda corto.
Gracias, hoy necesito mimos, vaya catarsis...

Eurice: me imagino tus preguntas, tus fantasías. A mi me pasa, que me hace mucha falta y entonces le hablo y le cuento. Y fantaseo en cómo sería hoy, tras estos casi 14 años de ausencia.
En fin, querida Dama del desván, como buenas piscis que somos, que nos caiga un chaparrón!!!
Besos enormes

LA CAJA DE ANBAIRO dijo...

Querida Ananda:
Yo también quiero sumarme a este emotivo recuerdo del cumpleaños de tu padre, y como piscis que soy, quiero compartir ese bello homenaje que le dedicas.

Besopoeta amigo para ti: Antonio

Ananda Nilayán dijo...

Querido Antonio, vamos a tener que fundar una asociación artística literaria exclusiva para piscis, jajaja, tu de presidente. También yo soy piscis, del 26 de febrero.
Gracias por tus cariñosas y emotivas palabras.
Beso piscis *

Ardaire dijo...

Un abrazo Ananda y sentir la ausencia desde lo profundo puede llegar a ser un modo de conectar con sentimientos también de esperanza en otro tiempo otro espacio...en otro reino.

merce dijo...

Ananda, ahora estarán juntos el mio con el tuyo y tod@s los que ya se fuerón.
Benditas sincronías las que me sorprenden estos dias. De ese hermoso color tambien eran los de mi padre que el dia 12 de este mes se fué más allá de las estrellas o brillando, con todos los demás entre ellas. Mi padre cumplia en marzo...y tambien piscis.
Te abrazo inmenso mi querida amiga.
y...sin remedio, resbalan lágrimas y sonrisas...

Emilio dijo...

Querida amiga, solo un abrazo. Lo demás lo sabes.

Y un beso.

Patricia dijo...

cómo olvidar el calor y la ternura de un padre amoroso? aún pasado el tiempo su presencia palpita y se manifiesta en nuestro interior, quienes hemos dicho adiós a nuestros padres estamos en este momento aunados en tu sentimiento.

un abrazo muy fuerte, querida Ananda!

Ananda Nilayán dijo...

Ardaire: también lo creo. De hecho cuánto más lo sentía, más cercano estaba.
Un beso enorme

Merce: son libres ya. Ahora tu estás sumergida en un dolor tremendo, dicen que el primer año es el peor. Ya ves, ambos piscis de ojos verdes ^^
Te abrazo fuerte, mi querida Merce

Emilio: una acción es mejor que una palabra. Y ese abrazo me viene estupendamente ya que la resaca emocional de ayer todavía dura algo. Hay que ver, casi catorce años ya de su marcha y yo en plena catarsisi (no sabía yo que tenía tanta pena dentro)
Un beso grande. Gracias

Patricia: Así es. Cuando se fue pensé que sus átomos quedaban en mi corazón, guardados en un frasco y así cuando le añorase mucho, podría abrirlo y sentirlos. Esto me lo ideó una buena amiga y así lo hice. Palpita. Si. Y vive en mi recuerdo y le escucho en mi interior. A veces sólo me falta poder abrazarle... ya sería mucho ^^ . Anudadas en tanto, querida amiga...
Besos enormes

La sonrisa de Hiperión dijo...

Por aquí ando, haciendo una visista de tarde. Paseando entre tus cosillas. Y como siempre encantado de haber pasado por tu casa.

Saludos y un abrazo.

Romek Dubczek dijo...

El recuerdo de sus ojos verdes bien puede sustituir todo un campo de flores :)
un besazo,
Romek

Ricard dijo...

Hola Ananda.
Estos dias son especiales y dignos de recordar. Padre solo hay uno y jamas sera reemplazado en nuestra memoria.
Todo mi apoyo y mi amistad.
Me gusto tu comenentario en mi blog.
No todos nos mojamos en decir lo que realmente opinamos.
Por cierto, mi apellido es Arlandez, aunque comercialmente aveces lo cambio por Menkes, je je...
Un abrazo, amiga.
Ricard

Ananda Nilayán dijo...

Antonio: y yo encantada de tu visita.
abrazos

Romek: qué belleza de comentario... gracias ;)
Besitos y abrazos

Ricard: gracias, cuando viene el bajón da gusto tener cariño, aunque sea en letras ^^
Es que no me podía callar. Tiene cara de aburrida y consigue eclipsar el trabajo de los demás. Tu ahí, horas y horas pegando cristalitos y tan contento y ella se debió aburrir tanto que se quedó conel rictus. Pero tu trabajo, espectacular, en serio.
Vaya vaya... yo también solía cambiar mi apellido, jajajaja, por Madame Saseskaya, aquí cada cual, a su mundo.
Te mando un beso enorme, mi querido Ricard

rombo dijo...

Lo has recordado con palabras, como tú tan bien sabes hacer...
Un beso.

Karma dijo...

Y al sentir tu auséncia, más cerca de tí me sentí... ¡Como se siente la falta de los padres, cuando ya no los tenemos...!.Hola Ananda, he llegado a tu blog desde el blog: Al Amanecer,de Patricia,al leer tu poema allí publicado y en verdad me parece que tienes una sensibilidad que transmites con tus bellas poesías.Un abrazo.

Arruillo dijo...

Nunca nos damos cuenta de las ausencias hasta que nos toca.Nuestro padre, nuestra madre ¿quienes mejor que ellos para tenerlos siempre cerca?
Besos

Ananda Nilayán dijo...

rombo: si. Mejor así que de otra manera ^^
Besitos y libélulas

Bienvenida Karma. Patricia es una persona muy especial y por eso cuando me pidió algún poema para su blog no me pude negar. Y me esforcé en darla uno inédito. Luego lo he dado a conocer aquí. Ella merece mucho más. Me alegra conocerte.
Muchas gracias por tus palabras.
Abrazos Shanti Om

Arruillo: pero qué sorpresa me has dado en tu blog... cuando murió mi padre se llevó parte de mi, no sólo en el alma, también me dejó sin algo físico. Al fin y al cabo, si hemso tenido buena relación, son los verdaderos afectos incondicionales que tenemos.
Besos grandes

Kardhiel dijo...

Como nos hacen falta los viejos, los vemos eternos cuando aún niños no entendemos de preocupaciones, los odiamos cuando nos limitan en la adolescencia, cuando pensamos que el mundo existe para nuestra exclusiva voluntad, y los hacemos nuestros amigos cuando comenzamos a vivir lo que alguna vez nos contaron pasar, en ese misterio llamado paternidad.

Cuando no están, no dejamos de pensarles, y de seguro si ellos pudiesen no dejaran de alertarnos. ¡Como quisiera volver a desobedecer a mi viejo!, para al menos tenerlo otra vez.

Ananda Nilayán dijo...

Kardhiel: también así lo siento. A mi padre le llevo en el corazón, que es una brújula espiritual, como bien decía Vicente Ferrer, y ahí le siento. Cuando perdemos un afecto de tal magnitud seríamos capaz de restas años a nuestra vida por poder abrazarles aunque fuera sólo medio minuto.
Un abrazo

Flor S dijo...

Una sonrisa y otro abarazo, el cual se suma a la infinidad que te han dejado ya.

Miles de besos (además)!

P.D: Me quedé leyendo tu última respuesta, y dejame decirte que yo quisiera restarle años a mi vida, sólo para hablar un rato con mi hermana... pero bueno, la cabeza bien en alto. De seguro ellos nos estarán acompañando, incluso aunque no los veamos.

Ananda Nilayán dijo...

Flor S: muchas gracias, los abrazos me gustan mucho ;)
Basta cerrar los ojos y abrir el corazón...
Besos grandes y abrazos

antòniu dijo...

Muy, muy hermoso. De dentro de tu alma.
Un abrazo

Ananda Nilayán dijo...

Bienvenido antòniu y gracias por dejar comentario. Ese árbol en tu blog... es magnífico.
Un abrazo