8 de junio de 2021

Grito


                                                       -Imagen Donata Wenders-


Atravesé dos ríos,
la llanura y el grito.
Ascendí entre las flores
y descendí en la tormenta.
 
Escapé de las palabras
que nada (me) dicen,
que nada (me) aportan.
 
Aprendí
del largo camino
iniciado en el alba
hasta la noche.
 
Aprendí
que silencio y grito
se unen y estallan
en la soledad de una estancia.
 
Seguí hacia el rojo atardecer
y volví diluida en el grito acallado de la vida.
 
-Verónica Calvo-


44 comentarios:

Amapola Azzul dijo...

Me alegra que hayas vuelto.

:)

así de hermosa.

Amapola Azzul dijo...

El poema es de una gran belleza.

Verónica Calvo dijo...

Amapola, muchas gracias por tus palabras :)

Beso grande.

TORO SALVAJE dijo...

Llevo rato aquí... no sé qué decir.
De tu poesía ya lo he dicho todo, a mí siempre me conmueves.
Me es difícil deslindar el poema de la realidad.
Y no quiero ser imprudente, ni temerario.
Cómo me gustaría que la felicidad te besara siempre.
De verdad.

Un beso.

De barro y luz dijo...

Woww!!! fantástico poema... pero para la antología:
"Aprendí
que silencio y grito
se unen y estallan
en la soledad de una estancia"
¿Quién no ha vivido alguna vez el estallido silencio-grito en soledad?


bss

Verónica Calvo dijo...

Toro Salvaje, muchas gracias por tus palabras. Sabes que es mutuo. La de años que llevamos leyéndonos...
Bueno, tu sabes. todo sigue igual. Al menos logré un poema.

Te deseo todo lo mejor siempre.

Besos y gratitud.

Verónica Calvo dijo...

De barro y luz, qué generoso 😄
¿Quien no lo ha vivido?
Y cuando sucede, ¿qué reflexión sacamos?
A mi me llama la atención.

Besos.

naná dijo...

yo de momento estoy a medio camino...
hoy tu poema me ha llegado tanto que no he podido no decir nada...
espero que estés bien y un abrazo...

naná dijo...

por cierto... soy la de los ojos marrones... que a veces uso otro nombre...

Verónica Calvo dijo...

naná, qué sorpresa más buena!!! Te perdí la pista.
Me alegra que te hayas decidido a comentar.
Por aquí, voy.
Espero que estés bien en estos días extraños.

Abrazo grande.

Mª Jesús Muñoz dijo...

Verónica, después del tiempo nos damos cuenta que "somos camino, silencio y grito" siempre aprendiendo, amiga...
Mi felicitación por tu profundidad, claridad y sencillez.
Mi abrazo entrañable y admirado, Verónica.

Verónica Calvo dijo...

Querida María Jesús, siempre aprendiendo y qué bueno que sea así.
Todo un honor recibir tus palabras.

Un abrazo grande.
Cuídate.

Rosa dijo...

Atravesé, ascendí, descendí, escapé, aprendí, seguí ...
Pues perfecto :)

Un beso, querida Verónica.

Verónica Calvo dijo...

Querida Rosa, y a seguir :)

Besos**

lunaroja dijo...

En ese grito,toda la fuerza del aprendizaje.
Una maravillosa lección de vida en poesía,con delicadeza pero con la potencia de saber donde estás!
Una belleza,sin duda. Como dice Toro, ya pareciera que nos quedamos sin palabras para escribir acerca de tu poesia.
Grande, Vero...grande!
BESO ENORME.

Verónica Calvo dijo...

lunaroja, agradecida. Eres muy generosa :)

La vida y nosotros viviéndola, a veces fluyendo y otras resistiendo.

Beso enorme para ti también, A.

eli mendez dijo...

Veronica, tu poesia (toda) siempre es conmovedora, moviliza hasta en lo mas profundo, nos dices poeticamente y con estilo las cosas que nos suceden muchas veces en la vida y para las cuales no siempre tenemos una palabra o una definicion.. Hoy una belleza tremenda tu poema.
Me tomé el atrevimiento de llevarte para compartir esta belleza

https://eli59elgristambienexiste.blogspot.com/2021/06/ensonacion-y-talento.html#comment-form
Te dejo mil besos y que tengas una noche esplendida

Verónica Calvo dijo...

eli, me has alegrado el día :)
Encantada de que me lleves a tu blog El gris también existe. Y te agradezco la cobertura que nos das.
Muchas gracias por tus palabras y generosidad.

Besos y que tengas un buen día. Que fluya.

LA CASA ENCENDIDA dijo...

Qué hermoso poema Verónica!!
Vengo tras la recomendación de Eli. Seguiremos...
Besicos muchos.

miquel zueras dijo...

Me gustan los sonidos, y también el silencio, porque es el único que responde a las preguntas del pensamiento.
Un bello poema, Verónica.
Saludos>!
Borgo.

Verónica Calvo dijo...

Bienvenida, Nani.
Muchas gracias por venir y leer. Me alegra que te haya gustado este poema.
Pasaré a leerte :)

Muchos besos para ti también.

Verónica Calvo dijo...

Borgo, y tanto que el silencio es el único que responde a las preguntas del pensamiento.
En el somos esa parte que sabe, aconseja, reflexiona, responde y hasta nos saca lo que guardamos y pesa.
Me alegra que te guste el poema.

Saludos.

Kasioles dijo...

A lo largo de nuestro caminar por la vida, pasamos por casi todo, hay veces que ascendemos por un camino de flores, otras creemos hundirnos al caer en picado, de una u otra forma, seguimos adelante sin perder la ilusión.
Yo deseo para ti que en tu camino solo haya rosas.
Cariños y buena semana.
Kasioles

Verónica Calvo dijo...

Kasioles, seguimos, sí, aunque cueste a veces. Etapas arriba y otras toca aguantar el chaparrón.
También te deseo todo lo mejor, querida Kasioles.

Buena semana. Que fluya.
Abrazo grande.

Maria Lucia (Centelha) dijo...

Encantada com as palavras fortes e ao mesmo tempo , suaves e doces. Uma poesia pequena na forma, mas ampla e viva de conteúdo. Uma poesia que extasia.
Gostei de vir aqui

Paz e luz.

Enrique T.F. dijo...

Escapar de las palabras para envolverse en el grito y en el silencio.
El grito de la vida.
Inteligente, bravo.
Enhorabuena por estar ahí, haciendo poesía.
Saludos.

A.S. dijo...

Muito belo o teu poema Verónica!
Na vida se aprende todos os dias.
Cada passo que damos, cada rio que miramos,
cada noite que sonhamos,
cada gesto, cada sorriso, cada perfume... tudo!
Tudo é aprender a viver!

Un abrazo!

Verónica Calvo dijo...

Benvida, Maria Lucia.
Muito obrigada por ler e comentar este poema. Às vezes, a poesia precisa de poucos versos. Este poema nasceu assim :)

Abraço.

Verónica Calvo dijo...

Bienvenido, Enrique.
Qué necesario es escapar de tanta palabra vacía, ¿verdad?
Gracias por tu generosidad y por haber leído el poema.
Pasaré a conocerte.

Saludos.

Verónica Calvo dijo...

Albino, e tanto que a vida é um aprendizado contínuo.
Nos momentos de baixa nos medimos, de alguma forma, com o que aprendemos e assim podemos nos reconciliar com a vida.

Abraço.

Noelplebeyo dijo...

Un trayecto duro y a par hermoso

Besos

Adriana Alba dijo...

Precioso Verónica!
De una profundidad y sutileza que acarician el alma.
Un abrazo y buen comienzo de Junio.

Verónica Calvo dijo...

Profe, la vida...
Sí.

Besos.

Verónica Calvo dijo...

Adriana, qué bueno que te guste :)

Buen junio. Disfruta y cuídate.
Abrazo.

lichazul dijo...

Felicitaciones 👏👏👏 a veces somos voz a tope y otras susurro del alma
Más abracitos💐☺️

Carmela dijo...

Esa vuelta bien merece el grito de la vida.
Me ha encantado este poema, Verónica. Y releerlo muchas veces.

Un beso.

Verónica Calvo dijo...

Elisa, muchas gracias :)
Sí, así somos.
Voz, grito, susurro y camino.

Abrazos van.

Verónica Calvo dijo...

Carmela, agradecida por tus palabras.
Y pese a lo que venga, con confianza.

Besos.

Sergio dijo...

Este poema es un festival de imágenes. Construido con esas palabras que "nada dicen" demuestra que puestas en el lugar exacto le hablan más a al sentimiento que a la razón y sí, no solo dicen, también producen un sentimiento. Si sigues cavando así en la angustia de la existencia puede que no acabes con ella pero al menos la contendrás un poco. También la mía. Un abrazo

Verónica Calvo dijo...

Sergio, bien sabes que hay sentimientos y circunstancias que son oxímeron.
De angustias también estamos hechos y negarlo, o tratar de escapar, sabemos que es inútil :)
Pasará.

Abrazo grande.

Carlos Augusto Pereyra Martínez dijo...

Cuánto (infiero) se asoman tus versos a un aprendizaje sentencioso de la vida: el grito y el silencio, consubstanciales, metáforas de la existencia donde se juntan un vivir de angustias (grito), y de apacibilidades (silencio), que fuerzan para aprender a vivir.
Un abrazo desde mi grito colombiano por la vida. Carlos

Verónica Calvo dijo...

Carlos, consubstanciales, sí.
Entre el silencio y el grito, la metáfora de la vida.

Abrazo y otro grito por la vida.

Joaquín Galán dijo...

Un viaje productivo que todos hacemos pero que no todos aprendemos de él lo suficiente para elevarnos sobre nuestras propias miserias.

Abrazo Verónica.

Verónica Calvo dijo...

Joaquín, no es fácil enfrentarnos a nosotros mismos y a nuestras miserias, ni te digo. Totalmente de acuerdo con lo que dices.

Abrazo.