4 de julio de 2018

Playa de Isla canela



Confidencias,
pensamientos,
estados de ánimo,
reencuentros y despedidas.

Conversaciones,
compañía,
              soledad.

Música. Silencio.

Tanta vida quedó entre tu arena y espuma…


-Verónica Calvo-

34 comentarios:

Rafael dijo...

Recuerdos y saudades...
Un abrazo.

Verónica Calvo dijo...

Tal cual lo dices, Rafael.
Qué bonita es la palabra saudades.

Abrazo.

Noelplebeyo dijo...

difícil de suplir

siempre queda rememorar y vivir nuevos momentos

besos

TORO SALVAJE dijo...

Bueno, siempre estarán ahí esos recuerdos, verdad?

No sé qué decir.
Todas mis palabras me parece que no tienen sentido ante eso.

Besos.

lunaroja dijo...

Qué belleza como cierra el poema!
Le da todo el sentido.
Me ha encantado!
Un beso fuerte!

Verónica Calvo dijo...

Rememorar para un poema, Profe.
Siempre en el intento de ir hacia delante, por mucho que a veces cueste.

Besos.

Verónica Calvo dijo...

Y ya sabemos que los recuerdos vienen sin ser invitados.
Al menos los de la playa suelen ser gratos.

Bss, Toro Salvaje.

Verónica Calvo dijo...

Me alegra que te guste, lunaroja.
Ahí andamos, entre la arena y la espuma.

Un beso grande.

una chica de ojos marrones dijo...

una preciosidad...
besos!!

Elisa Alcántar dijo...

todas las orillas tienen reminiscencias que susurrar

abrazos Verito
acá la lluvia no da tregua

Pitt Tristán dijo...

Vero, esa dulce boca que Venus con la quintaesencia bañó de su néctar.

Un beso.

Rosa dijo...

Y cuánta vida en el poema.
Muy intenso.
Precioso.

Me gusta mucho la imagen.

Un beso, querida amiga.

Verónica Calvo dijo...

Me alegra mucho verte, chica de ojos marrones, se te extraña :)
Gracias por pasar por este poema.

Besos.

Verónica Calvo dijo...

Todas. Ninguna orilla queda en la indiferencia.
Acá un verano atípico. No hace demasiado calor y yo en la gloria.

Besos, Elisa.

Verónica Calvo dijo...

Qué precioso comentario dejas, Pitt.
Eres Poeta :)

Besos!!!

Verónica Calvo dijo...

Me alegra que te guste el poema y la imagen.
Pincha en el nombre y verás que preciosidades hace esta artista.

Besos, querida Rosa.

Enca Gálvez dijo...

Te leí y disfruté de tus palabras hecha poesía... Te felicito por ello! Un abrazo, buen fin de semana!

Verónica Calvo dijo...

Agradecida por tus palabras, Enca.

Buen fin de semana, disfrútalo.

Abrazo.

Maite Lorenzo dijo...

Música silencio, Arena y espuma.
Bello poema.
Abrazosssssss

J. R. Infante dijo...

Sabes que he estado hace un par de días allí? Hacía tiempo que no la visitaba y encuentro muchos cambios, aunque esa desembocadura sigue siendo todo un espectáculo. Me alegra que tengas tan buenos recuerdos de ese trocito de tierra que siento tan cerca.- Un abrazo

Patty dijo...

Son placeres y cositas a veces amargas que nos deja la vida, me ha gustado mucho tu poema Verónica, besos :*

Alicia dijo...

Los recuerdos siempre están en cada lugar del mundo. Besos

Verónica Calvo dijo...

Gracias, Maite.

Besos.

Verónica Calvo dijo...

No me digas, Arruillo??? :)
viví ocho años allí, como sabes, así que recuerdos hay para aburrir.

Sí, ya sabes, a veces las mareas son tan fuertes que se llevan y traen arena.
Por lo demás, el paisaje urbano va y viene con diferentes nombres y colores.
Supongo has ido a espigón en Vila Real de Santo António para ver la desembocadura desde la punta. Impresionante.

Un abrazo, querido amigo.

Verónica Calvo dijo...

Así es, Patty.
Todo nos hace.

Gracias por pasar por este poema.

Besos.

Verónica Calvo dijo...

En todas partes, Alicia, pero siempre en nosotros.

Besos.

Pilar dijo...

Que bien lo explicas Verónica... vivir es dejar y también recoger, de eso se trata de ir dejando y que nos dejen huella...
Un besazo guapísima

Verónica Calvo dijo...

Bienvenida Pilar.
La vida suma y resta en su vaivén continuo. Y sí, debemos dejar y saber recoger lo que nos dan, que verdad.
Pasaré por tu blog.

Gracias, abrazo.

Sergio dijo...

Esto es para mí como el resumen de lo que quedará cuando se me acabe el verano o las vacaciones que pase en terreno arenoso. Veo por los comentarios que tú estás empezando bien el verano, sin olas de calor. Disfrútalo entonces. Se hacen mejores poemas sin los excesos de la climatología. Otro maravilloso poema tuyo, por cierto. Un saludo

marisa dijo...

Mil besos Vero.

Sandra Figueroa dijo...

Bello poema...entre arena y espuma.....saludos

Verónica Calvo dijo...

Al menos tienes el mar en tu ciudad, Sergio. Yo lo añoro diariamente.
Hoy han subido las temperaturas y vuelve a ser verano seco y asfixiante de Madrid. Un rollo para mi hipotensión.

Gracias por tus palabras a este poema.
Abrazo y disfruta.

Verónica Calvo dijo...

Otros mil para ti, querida Marisa.

Verónica Calvo dijo...

Gracias, Sandra.
Lo que daría por estar ahora en la playa :)

Saludos.