29 de noviembre de 2015

Lugar seguro


Hay un lugar seguro,
donde todo se palpa tras un velo.
La mente, líquida, el corazón, éter.
Iriscencias y resplandores,
fugaces luces entre nubes.
Hay alas, caricias soñadas
y la fragilidad se deshace como escarcha.
Grande es el alma
que tiene un jardín privado
donde encuentra calma.

-Verónica Calvo-


26 comentarios:

Verónica Calvo dijo...

Pasaré a leerles durante la semana.

Gracias por los comentarios.

María Perlada dijo...

Alas que vuelan lejos hasta alcanzar el cielo.

Un beso dulce de seda.

Marinel dijo...

Quien no tiene ese jardín, carece de abismos para sentir la profundidad del mundo que nos rodea.
Besos.

Rodericus dijo...

Y que necesario es tener ese pequeño jardín.

Saludos.

Sergio dijo...

Inventar un refugio para cuando vienen mal dadas es muy recomendable segun la psicologia. El que fabricas con tus palabras parece resistente y desde luego es muy bello. Saludos

Mª Jesús Muñoz dijo...

Tu poema me recuerda que somos universo y en nuestro interior laten todas las galaxias con una armonía suave e inspiradora...Dichosa el alma que lo intuye y lo disfruta, Verónica...Mi felicitación y mi abrazo por tu profundidad.
Feliz domingo, amiga.
M.Jesús

Tracy dijo...

A él debemos de acudir con más frecuencia.

Rafael dijo...

Quizás ese lugar "seguro" está en el propio corazón.
Un abrazo.

Rosa dijo...

Me parece ¡¡¡precioso!!!

¡Me encanta!!!

¡Muchos besos, querida Verónica!

Euterpe dijo...

Muchos no encuentran ese jardín, y puede pasar mucho tiempo hasta que logren llegar a él.

lichazul alqantar dijo...

ese jardín respira en su propia atmósfera
se hidrata de su propia agua
y se expande infinito en su propio universo
dentro , siempre

precioso poema Verónica
felicidades
abrazos gorditos y muy buena semana

lichazul alqantar dijo...

pd... pero todo jardín posee también su Abismo, y qué bueno que así sea !!!

TORO SALVAJE dijo...

Yo quiero un jardín así.
Y luego vestirlo de poema.

Besos.

tecla dijo...

Eres exquisita, Verónica. Sutil como una pluma.

Marisa dijo...

Un jardín así merece
ser cultivado
para que el alma
siempre anide ahí.

Mil besos

Anónimo dijo...

Muy delicado y poético este "lugar seguro", donde aflora el mecanismo emocional de un ser humano y su fragilidad.
me ha llegado tu poema.

Neuriwoman. dijo...

Grande es el alma que lo tiene y una suerte visitar ese jardin en tus escritos.

J. R. Infante dijo...

Aunque cada día que pasa nos van quedando menos lugares seguros, la poesía, su alma sigue siendo lugar de amparo. Sin duda. Un abrazo, Vero.

Sneyder C. dijo...

Precioso jardín el que habita en el alma....un universo que se expande lleno de armonía....

Un cálido abrazo

una chica de ojos marrones dijo...

una preciosidad...
muchos besos!!!

Conchi dijo...

Pienso que todos tenemos ese jardín, pero no todos logramos encontrarlo.

Un beso Verónica.

Ceciely dijo...

El alma siempre tiene un refugio donde guarecerse de las tempestades.
El mío es un Jardín de escarcha que se prende en cada amanecer.
Bella composición, traslúcida y sincera.
Un efusivo abrazo Verónica.

Manuel dijo...

Hay un patio interior donde encontramos la paz y a nosotros mismos...

LA ZARZAMORA dijo...

Existe...
sí.
Cuando nos miramos y aprendemos a abandonarnos hasta de nosotros mismos.

Un besito,preciosa.


MuCha dijo...

Escribes como un angel .Nuestro interior que a veces se ve sin balance ya que lo de afuera trae vientos al alma
Feliz diciembre

Sneyder C. dijo...

!!Feliz Navidad!!

Un cálido abrazo