14 de julio de 2014

Afortunada



Soy afortunada
por medir
un metro sesenta y cuatro,
y no, uno treinta.
Afortunada,
por tener los ojos verdes
que cambian a marrón claro.
Afortunada,
por tener unas manos
que me sostienen,
y un cuerpo que se funde
con el mío.
Afortunada,
porque sé que la muerte
es paz, y la vida,
una oportunidad
 -o una batalla.
Afortunada
pues sé que la oscuridad,
enseña a amar la luz.
Soy afortunada.
Solo eso
Y es mucho.

                    Verónica Calvo


-Imagen: Mahmood Al Khaja-

                                                                                            

20 comentarios:

S. dijo...

Y te olvidas de la fortuna de escaparte del mundo de vez en cuando por una grieta y meterte en el del arte por activa o por pasiva. Escribir es otra de tus fortunas. Y la nuestra por leerte. Me encanta tu poesía contra el pataleo. Tenemos lo que tenemos y eso no es poco. Depende como lo miremos. Saludos.

LA ZARZAMORA dijo...

Y yo afortunada también porque por fin tú lo sientas y lo seas.
;-)
Besos, mi Niña.

Rafael dijo...

Y afortunada, también, por sentir y llevar la poesía en tus venas.
Un abrazo y feliz semana.

Joaquín Galán (Jerónimo) dijo...

El hecho de vivir ya es un milagro que debería hacernos feliz todos los días de nuestra existencia.Y las aspiraciones humanas no logradas, jamás deberían ensombrecer ese milagro que es la vida.
Bien expresado en tu poema.

Saludos.

Darío dijo...

De tan afortunada nos afortunás. Un abrazo.

DKTMK7 dijo...

Me ha gustado mucho, veo además un cambio en la métrica respecto a otros de tus poemas, no sé si es casualidad o experimentación pero me ha encantado.

Un abrazo.

elisa lichazul dijo...

la fortuna es vivir y contarlo y la mejor de las fortunas tener quien nos escuche con atención

besitos y buena semana Verónica

Tracy dijo...

Afortunada de poder leerte siempre.

María dijo...

Deberíamos hacer lo que tú, reconocer el sentirnos afortunados de lo que somos, y de tener vida, dando gracias siempre.

Afortunada soy de leerte.

Un beso.

Marcos dijo...

Una gran alegría que lo seas y lo compartas. Bss

Mª Jesús Muñoz dijo...

Verónica, tu poema es un canto de gratitud al universo, que asciende como una llama cálida y viva ante nuestros ojos, amiga...Mi felicitación y mi abrazo por esta sencilla preciosidad.

Chus Álvarez (Madame Vaudeville) dijo...

¡Qué lindo!
Y afortunada tú eres por saber (re)conocer tu fortuna.
Un abrazo grande desde el cabaretito

Megapili dijo...

GUAPA!!!!

José Manuel dijo...

Afortunada por sentir la plenitud de tu propia vida.

Besos

ReltiH dijo...

SI MI AMIGA, SOMOS MILAGROS.
BESOS

Gala dijo...

Y es mucho.
Saberse, entenderse y quererse, estar en paz con uno mismo y aceptarse tal cual, es la mayor fortuna que uno puede tener.
Desde ahí, cualquier cosa es posible.
Besitos mediterráneos.

TriniReina dijo...

Afortunada por Vivir y Escribir. Doblemente afortunada

Besos

Lola Barea dijo...

Muy afortunada, seguro que sí. Sentirse contenta/o, tal como se es ya es afortunada, me encanta como escribes Verónica, y me siento afortunada por tener la oportunidad de poderte leer. Gracias amiga, un fuerte abrazo para ti y feliz verano.
Lola Barea.

Lujan Fraix dijo...

Ya lo creo que eres afortunada querida Verónica...

pues sé que la oscuridad,
enseña a amar la luz...

Precioso verso.
Un beso grande amiga.
Gracias por acordarte de mi.

Marisa dijo...

Somos afortunados cada mañana
al respirar la luz de un nuevo día.

Besos.