20 de febrero de 2014

Tagore: El jardinero


5

Inquieto estoy y sediento de cosas lejanas, y el alma se me abre en un anhelo de llegar al fin de las remotas vaguedades. Y tu flauta me llama penetrante, ¡oh más allá sin nombre!, y yo me olvido de que estoy sin alas, preso en esta cárcel para siempre.
   Ando ansioso y desvelado; como un extranjero soy, en tierra dura. Tu aliento me llega, susurrando en su lengua que mi corazón entiende como suya, una esperanza imposible. Y tu flauta me llama, penetrante, ¡oh secreto lejano!, y yo me olvido de que no sé la senda, de que el alado corcel no está conmigo.
   Desganado, voy peregrinando por mi propio corazón. En la niebla soleada de las horas lánguidas, ¡qué inmensa visión de ti se alza en el azul del cielo! Y tu flauta me llama penetrante, ¡oh último fin!, y yo me olvido de que esta casa en que vivo sólo tiene cerradas todas sus puertas.


-El jardinero-

Imagen: Elena Dudina

19 comentarios:

Mª Jesús Muñoz dijo...

Un texto muy bello de Tagore, donde el alma siente la llamada de la "flauta divina..."que le hace olvidarse del tiempo y de sus límites..."poner fin a remotas vaguedades." Su intuición se adelanta y vuela a esa "inmensa visión, que se alza en el azul del cielo..."

Mi gratitud por este texto que dá alas al espíritu y a la imaginación.
Mi abrazo grande, Verónica.
M.Jesús

elisa lichazul dijo...

Tagore fue un indú privilegiado , nació en la casta de los elevados, donde las artes , las letras y el conocimiento es la esencia y pudo desarrollarse pleno

ojalá todos los indús tuviesen esa oportunidad
de seguro otro mundo nos asomaría

besitos

TriniReina dijo...

Me encanta Tagore.
Cuando lo descubrí lo leía a menudo y me inspiraba bastante.

PD: Creo que eye poema es de "El Jardinero" no?

Besos

Darilea dijo...

Me gusta mucho Tagore, y había leído alguna vez este poema. Gracias por compartirlo y hacérmelo recordar.
Un besito

Entre palmeras... dijo...

Sencillamente bello, hermoso, dentro de lo no posible y lo posible que anhelamos, dentro del vuelo sin alas y las puertas del viento que se cierran...

Un abrazo grande, mi querida Vero

P.D: La música me puso la piel chinita, chinita, casi al final se eleva en sus acordes y pasa a lo divino de las ansias, al final, tenue, una magnífica selección para el texto, como sueles hacer.

Walter Dardo Bohmer dijo...

No es de mi estilo de lectura, pero me agradó. Sobretodo la interpretación que hice de "la flauta".
Saludos

Darío dijo...

Qué preciosa y delicada cadencia tiene el relato... Un abrazo.

S. dijo...

Sólo le conozco por el nombre y la fama. Hay tanto y tan bueno por leer que siempre faltará algo. Por suerte. Saludos y buen fin de semana.

Marisa dijo...

Una maravilla de texto,
gracias por acercarnos
a la gratificante
espiritualidad de Tagore.

Un abrazo

tecla dijo...

Tagore, mi poeta favorito. Mi ídolo. Cómo me gusta toda la serie del jardinero.
A veces nacen personas que parece que vengan bendecidas por los dioses.

ReltiH dijo...

UN TEXTO SIGNIFICATIVO. GRACIAS.
UN ABRAZO

Arruillo dijo...

Sigo inmerso en esa espiritualidad que el texto transmite.
Gracias, Vero, por la aportación.
Un abrazo

TORO SALVAJE dijo...

Desborda mística por toda su poesía.
Hermoso texto.

Besos.

Priego dijo...

Hola Verónica, una entrada estupenda, he de reconocer que nunca leí nada de Tagore.
Un abrazo.

Forbidden dijo...

Puertas cerradas, pero cuando ellas se cierran, se abre alguna ventana.

Besos!

Luján Fraix dijo...

Nunca he leído a Tagore en su totalidad, sí algunos pensamientos, es algo que me queda pendiente.

Es muy profundo y a la vez melancólico. Me gusta mucho.

Besos Verónica.

una chica de ojos marrones dijo...

preciosa la cita que compartes... así que gracias!!
y muchos besos!!!

Tracy dijo...

Mi autor de culto en mi adolescencia.

José Manuel dijo...

Leer a Tagore es dar satisfacción al espiritu. Gracias por acercarnos a su obra.

Besos