14 de julio de 2010

Puntos de vista


Las dos amigas disfrutaban de una buena conversación ante sendos helados cuando una de ellas dijo mirando a una pareja de ancianos que pasaron ante su mesa en la terraza de la heladería cogidos de la mano:
   - ¡Qué bonito llegar a esa edad y seguir agarrados de la mano! (dijo la amiga Alpha).
A lo que la otra amiga, Beta, respondió mientras se llevaba una cucharada del helado con cuidado de no derramar el chocolate fundido en su vestido:
   - ¡Pero si lo hacen para no caerse!
Acto seguido recibió un merecido toque de atención en forma de manotazo en su brazo. Siguieron con sus helados como si allí no había pasado nada. Alpha pensaba en que esta Beta es tremenda, siempre provocativa y traviesa. Beta pensaba que Alpha siempre de buen talante y generoso corazón no entendía que hubiera personas así, que pusieran al otro en peligro de caer sólo por sentirse seguras. Ambas miraban de tanto en tanto la calle. Parecía que todos los ancianos del mundo habían salido a pasear esa tarde por esa avenida.
Entonces Beta no pudo aguantarse más:
   - ¿Te has fijado en esas dos parejas?
Alpha enseguida contestó:
   - No te puedes meter con ellos porque no van de la mano, a ver qué vas a decir.
   - Que la señora de azul celeste está cometiendo un acto de inconsciencia (dijo terminando de rebañar su tarrina de helado).
Alpha dio un respingo en su silla y dejó la cucharilla en la tarrina.
   - ¿Cómo que está cometiendo un acto de inconsciencia?
   - Vamos a ver, esa mujer tiene ya sus años y...
   - ¡Y bien guapa que va vestida de azul! no me digas que no es un amorcito...
   - Puede vestirse de los colores que quiera y será un amorcito, pero es una inconsciente en toda regla. ¿No ves lo zapatos que lleva?
La mujer llevaba puestos unos zapatos de tacón medio, ni finos ni gruesos, con la puntera cerrada y sin una tira que sujetara el resto a sus pies. Cada vez que caminaba por aquella acera de adoquines resbaladizos y desiguales parecía que iba a tropezar y a dejar los zapatos allí mismo.
Alpha no dijo nada.
   - Todo un acto de inconsciencia ir con esos zapatos... Con lo fácil que es romperse la cadera por nada... Alpha tuvo que asentir con un gesto sutil de desagrado.
Entonces la mujer de la otra pareja, al ver un pequeño socavón en la acera, se agarró de la mano de su marido.
   - Sin comentarios - dijo Beta -, que me pegas otra vez... ¿ves? encima el marido lleva bastón y cojea, así si se rompen la cadera se hacen compañía mientras se recuperan.
Alpha terminó su helado entre divertida y escandalizada y dijo:
   - No, si al final vas a tener razón... esos zapatos...
  - Pues vaya, ahora que yo pensaba que quien tiene razón eres tú, que soy una malvada, me reafirmas en ello. Creo que en este combate dialéctico semipenumbroso ambas hemos salido enriquecidas pues hemos visto el punto de vista contrario.

Alpha terminó su helado. Se levantaron, dejaron las tarrinas en el punto de reciclaje y se fueron a dar un paseo por el resbaladizo empedrado algarveño.

25 comentarios:

TORO SALVAJE dijo...

Yo haría buenas migas con Beta.

No dejaríamos títere con cabeza.

Besos.

Marisa dijo...

Dos puntos de vista distintos
pero los dos muy aceptables.
De todas formas me encanta
ver las parejas de viejitos
que van cogidos con tanta ternura.

Besos

bixitoluminoso dijo...

Dos amigas tan distinta comiendo helados se merecen un trocito de historia...

fue muy refrescante!

Arruillo dijo...

Las cosas siempre se ven de manera distinta desde fuera; es tan hermoso ese apoyarse en otro.
Buen detalle el de las dos amigas tirando la tarrina al lugar adecuado.
Un saludo

Ardaire dijo...

Sí quizá la amistad es eso ser capaz de aceptar otro punto de vista y seguir paseando y tomado helado entre sonrisas...

Besito para ti de buenas noches :)

Ananda Nilayán dijo...

Toro Salvaje: Seguro!!!... pero creo que al final se iría con Justiniano y tu y yo nos quedaríamos tirando cacahuetes a los monos-contemporáneos.
Un beso.

Marisa: qué buen corazón, como Alpha... a mi bastante me cuesta no levantar los ojos del suelo ultimamente (entre mal estado del pavimento y lo sucio que está todo...)
Un beso.

Bixito: dos amigas como ellas se merecen además de un buen helado un premio por llevar tantos años de camino juntas.
Besito.

Arruillo: bienvenido. Aunque esto del reciclaje es un negocio para los amos del mundo, hay que colaborar aunque sea por respeto a la naturaleza. Pasaré por tu blog con tiempo, que veo que hay una historia para seguir.
Abrazo.

Ardaire: puede ser... entre otras mil cosas. La amistad es la absoluta aceptación y respeto. Por eso tenemos tan pocos amigos.
Besito (qué bonito escribes)

La sonrisa de Hiperión dijo...

La amistad es una cuchillo que puede cortar... que se necesita, que hay que cuidar y limar estridencias...


Saludos y un abrazo.

disancor dijo...

Feliz fin de semana.
Un saludo.

Eurice dijo...

La que se deja llevar por el corazón y la que se deja llevar por la cabeza, pero ambas tienen su parte de razón.
Soy dual pienso como alpha y beta.
Besos Ananda
Buen finde

FRANK RUFFINO dijo...

Estimada Ananda:

Siempre los eternos opuestos o constantes reflejados en tu relato. Mas perdura la amistad, a pesar de las diferencias. Excelente tu escrito.

Abrazos fraternos en Amistad y Poesía verdaderas,

Frank.

Ananda Nilayán dijo...

Antonio: hay amistades que son más que de la familia, tal es el poder que pueden llegar a tener.
Un abrazo

Bienvenido disancor. Igualmente, be happy.

Eurice: dualidad, efectivamente. Dualidad, yin y yang, claro oscuro... Una cosa me ha enseñado la vida: todos llevamos razón pues es nuestra verdad, nuestra perspectiva.
Un beso, mi querida piscis (yo del 26 de febrero)

Fran: si es amistad verdadera, pueden caer bombas!!! Opuestos, contrastes... a mi personalmente me enriquecen. Me gusta hablar (ojo, hablar, dialogar, no pelear) con quien es opuesto que con quien coincido.
Un beso, poeta.

Martikka dijo...

Un poco de Beta y un poco de Alpha, esa es la verdadera riqueza (o sabiduría!)

Saludos

Caballo navegante dijo...

Pues yo creo que la ancianita es un amor, ante todo no pierde su coquetería aunque no pueda ni con su alma.. que bonito es querer levantarse cada día y seguir acicalandose un poquito para que tu compañero de vida te sigo viendo igual de mona que antaño.. 1 besito Ananda, que buenas historias cuentas! ;)

LEONORCITA dijo...

Hay una frase que me encanta que viene a decir: uno y uno son dos, pero dos y dos no son 4, sino 8, porque nos hacemos fuertes en la unión. Es importantísmo saber escuchar, enriquecerse de las opiniones de los demás, estar abiertos a nuevas ideas, saber ver las dos caras de la moneda. RESPETEMOS y seremos respetados, normalmente queremos que los demás nos acepten como somos pero dificilmente actuamos en consecuencia. Queremos pasar el mundo por el filtro de nuestros prejuicios, nuestras ideas, nuestros gustos, nuestros objetivos e intenciones y no nos damos cuenta que para enriquecernos y darnos la oportunidad de avanzar, tenemos que aceptar la diversidad del mundo y enriquecernos de ella.

Como siempre, una entrada que da pie a la reflexión y al debate. Sería muy interesante poder hacer esto: DEBATIR Y ENRIQUECERNOS.

Besitos............Leonorcita

இலை Bohemia இலை dijo...

Todas las historias tiene dos caras...como las monedas!

Bss

MarianGardi dijo...

Es bueno contrastar puntos de vista distintos, de ellos se aprende.
Buena historia nos acercas amiga!!
Un abrazo

Ananda Nilayán dijo...

Martika: y equilibrio, y perspectiva... gracias por el aporte!!!
Abrazo

Caballo navegante: tu harías buenas migas con Apha, sin duda. Y yo, como ando un poco torcida, hoy Beta, te digo: hay que acicalarse para una, que el resto, si quiere que lo disfrute, pero para una mi niña, para una ;-)
Besito

Leonocrcita: todo ha de empezar por uno y para uno y ahí enpieza el largo camino de la conciencia, todo un viaje de vida. Me encanta tu comentario, qué bien expresado en tan poco espacio.
Debatir y enriquecernos será idílico ya que el mundo de los egos pelea por llevar la razón, así que, nosotras a debatir, si te parece.
Un beso.

Bohemia: como l avisa misma, que caundo escuchas a amabas partes, como es su verdad, a ver quien quita o da razón!!!
Besito.

Marian: te podrá gustar más o gustar menos como está escrita, pero se que la esencia de lo que dice te gusta (he cotilleado y disfrutado tu otro espacio), así que, andamos orbitando en la vibra del entendimiento. Cómo no parecerte buena historia ;-)???
Un abrazo para ti también, compañera.

Nómada planetario dijo...

Tiene un mérito el caminar con tacones de aguja sobre empedrado, tal como he visto hacer a algunas féminas en ocasiones. Envidio su vocación de funambulista, pero no cómo terminan de machacados sus pies.
Besos en mármol llano y fresco.

Ananda Nilayán dijo...

Nómada, jajajaja, ya te digo!!! y lo veo casi a diario en Portugal. Pero lo más espeluznante que he visto ha sido a cuatro en minifalda y con botas de tacón en la Bola del Mundo (sierra de Madrid) cuando había una nevada de esas que hacen historia!!!

Recibos esos besos fresquitos y te mando uno bien helado pero de corazón.

** MARÍA ** dijo...

Pero siempre amigas, verdad?

No hay nada más bello que la verdader amistad, salvando obstáculos.

Un placer saludarte de nuevo.

Un beso tierno y dulce para ti.


** MARÍA **

merce dijo...

Vengo con retraso, y me siento con tus amigas, me tomo un helado, de...chocolate, creo que a veces soy una y a veces la otra, asi que intentaré encontrar el punto medio entre las dos, aprendiendo siempre.

Besos mariposa de alas azules

JOSÉ TADEO TÁPANES ZERQUERA dijo...

Querida Ananda:
Siempre es curioso y interesante ver cómo podemos ver cosas tan dispares aun teniendo delante el mismo fenómeno. Esto nos dice mucho de la naturaleza humana. Interesante la reflexión que emana de tu historia. Besitos:
Tadeo

Ananda Nilayán dijo...

María: Siempre. Es lo que tiene la verdadera amistad, ya lo creo. A veces un amigo es mucho más crecano y querido que un familiar.
Besito para tí también, mi dulce María.

Merce: venga, te hacemos sitio!!! si, duales. A veces una, a veces más otra...
Y entre una cosa y otra la vida parece tan hermosa...
Abrazo y alto vuelo con alas brillantes.

Querido Tadeo: Interesante tu comentario, y bueno para reflexionar y aprender de tus palabras. Cierto, lo mismo se recibe de distinta manera.
Besitos

Anónimo dijo...

Inolvidable esa tarde que pasamos juntas, sentaditas viendo la representación teatral. Lo has descrito muy bien como vivimos esos momentos, tomándonos el helado y el remate final de la descripción muy simpático, con chispa, pues al final siempre hay intercambio a pesar de los diferentes puntos de vista.- Todo lleno de imaginación - , después de lo vivido.

Patricia

Ananda Nilayán dijo...

Patricia: el Gran Teatro de la Vida!!! Nada mejor para mis letras que tu compañía, un helado cargado de calorías (nos lo podemos permitir) y que haya tanta gente alrededor para poder observar como buenas espectadoras que solemos ser.
Contigo siempre es un placer compartir puntos de vista y reflexiones (esta vez con infusión)
Abrazo