2 de octubre de 2010

Violines y rayaduras



Le mira a los ojos.
Toma un trago corto de la copa de vino blanco, bien frío, como a ella le gusta.
Vuelve a mirar sus ojos y baja los suyos.

"Cuando me entrego feliz a los desvelos
que arrinconan mis sueños
y abro mi esencia al placer de tu fuerza,
siento que renazco y muero
en este laberinto donde desespero."

Acaricia el borde la copa sin mirarle.
Se relaja.
Se abandona por un instante y en secreto, nadie mira, nadie lo sabe (ahora todos lo sabemos), balancea con elegancia el zapato que parece un equilibrista empeñado en no caer a la alfombra de seda que sus dedos ansían acariciar.

"Me distraigo en tu belleza
Quiero arañar tu cuerpo, morderte por entero
Sublime castigo que ansían mis sentidos
Y me pierdo... y te sueño...
Cierro los ojos y te poseo."

Vuelve a beber, ahora un trago largo que delata sutilmente (tanto que él no se entera, menos mal, aún) que tiene el interior alborotado, lleno de burbujas y fluidos fluyendo por cada rincón vital que la componen.
Cae el zapato (¡por fin!), el pie queda quieto, los sentidos alerta.
Pero se inhibe momentáneamente.
Baja su pie desnudo y roza con las puntas de sus dedos la alfombra.
Se eriza, un latigazo recorre su espalda y eleva discretamente sus pechos a la vez que sacude disimuladamente la cabeza y el brillo de su larga melena (negra como ala de cuervo), lanza destellos como si fuera la cabeza de una santa (antes de caer en delicioso pecado, claro).
Desea tocarle, y muy despacio, recreándose en el placer que produce el suave y delicioso tacto de la seda en sus pies, comienza el erótico avance hacia la anatomía deseada de él.

"Lentamente, amor,
pausadamente,
recorreré los caminos
que me llevan a la esencia
donde la caída es sublime,
y el alma se eleva en unión.
perfecta, acoplada y auténtica,
siendo todo y nada contigo."

Ya casi ha llegado su pie. Siente eso que dicen que es el aura  -¿qué otra cosa podría ser -, y duda si rozarle la punta de su zapato o iniciar un atrevido ascenso por la pierna.
Mientras lo medita con sus hormonas, acaricia descaradamente el borde de la elegante copa mirándole desde los fuegos de sus pupilas y sonriente eleva despacio el pie...

 "No hace falta la luna,
ni velas ni melodías.
Sólo tu presencia y la mía
en esta mágica noche donde consumiremos
en cuerpo y alma estas ansias que nos empañan."

Entonces él, que ha estado mirando el escote de ella, deja los cubiertos sin gracia ni elegancia sobre el fino mantel de hilo que ella ha tardado horas en desempolvar del olvido, blanquear donde amarilleaba y planchar entre vapores y sudores (es lo que tiene heredar la ropa blanca de la bisabuela), y sonriendo mientras baja de nuevo la vista a su escote para volver a sus ojos, bebe un trago apresurado sin limpiarse la boca y sonriendo, ajeno a que entre sus dientes luce verde un trozo de lechuga, dice:
   - Qué bien cocinas. Para que yo me coma unas verduras ya tienen que estar buenas... Y de postre... ¿Con qué me vas a sorprender?

La música interna y el diálogo poético de ella han cesado de golpe. Ha escuchado un estruendo parecido al que producía una aguja sobre un vinilo rayado.

Y es que hay quien se sorprende de las migrañas repentinas... y crónicas.




22 comentarios:

TORO SALVAJE dijo...

A él solo le faltó eructar estrepitosamente.

Adiós a la magia.

Besos.

merce dijo...

Con exquisita sensualidad, deseo y belleza has recreado un espacio-tiempo delicioso.

Estos instantes cobran la fuerza de un vida entera.


Ananda amiga mia un abrazo.

La sonrisa de Hiperión dijo...

Por dios... tantos dolores de cabeza... Lo que le debe la abstinencia a las cefaleas.
jajajaj

Saludos y un abrazo.

Prudencio Hernández Jr dijo...

lindo texto..sutil como un sueño..lástima que hoy por hoy mucha migraña..muchos stres..mucho movil..de golpe..nos deja con una sonrisa..de haberlo vivido..
Saludos desde el sur...

TriniReina dijo...

De postre un portazo en las narices. Por simple.

Dios mío, Amanda, no tienes perdón.
Elevarnos tan seductoramente para dejarnos caer de golpe y ver como en nuestra falda perece la líbido:):)

Me ha parecido un texto genial, con desencanto incluido:)

Lo peor de todo es la "jartá" de blanquear y planchar el mantel:):)

Besos

El Ser Bohemio dijo...

Hermoso texto, me mantuvo atrapado hasta el fina. Me encanta como escribes y logras plasmar lo que sientes. Hermosa entrada. beso

http://el-ser-bohemio.blogspot.com/

Ananda Nilayán dijo...

Toro Salvaje: para mi que el tiparraco también lo hizo...Cuando lo imaginé, también se me ocurrió pero preferí dejarlo en algo "menos bochornoso" y es que me estoy volviendo tan TAN...
Besitos

Merce: si, hay momentos, como ese, que se graban de por vida :) Que no nos pase...
Muaks y cosquillas de alas.

Antonio: y hay quien se sorprende de ellas jajajaja
Besos irónicos.

Prudencio: tu lo has vivivo??? algo así??? nooooo!!!! dime que noooooo!!!
Sonrisas y besos desde este sur al tuyo.

Trini: te imaginas qué horror??? digo principalmente por la jartá a planchar (hay que estar en el año 2010 y ser prácticas) y en segundo lugar, si me toca un impresentable así, hago la levantá y a tomar viento, ohú!!!
Besos risueños.

Ser Bohemio: gracias ^^ Este texto es un experimento. Quería mezclar versos y prosa. No sabía para dónde iría o si acabaría en la papelera por no tener coherencia y mira... me siento satisfecha con el resultado.
Besitos de vino frío.

rombo dijo...

Eres una escritora que atrapa...atrapa sin remedio... Besos.

patricia dijo...

amiga querida, luego de un tiempo sin visitarte, hoy me alegra tanto encontrar que este espacio tuyo siga siendo un lugar perfecto para disfrutar y saborear cada palabra.
tu entrada anterior, también me parece maravillosa.
un abrazo fuerte!

JOSÉ TADEO TÁPANES ZERQUERA dijo...

Querida Ananda:
Hay mucho de lo sublime en tu historia de amor aderesada con suculentos platos. Ahhh, los placeres, y al final, por esas cosas mágicas de la vida, el dolor aparece a lanzar sobre la mesa, o sobre las sienes, la manzana de la discordía. Buen texto. Besitos:
Tadeo

Marisa dijo...

¿Cómo se puede matar
momento tan bello?.

Excelente experimento
prosa y verso.

Un gran abrazo

Nómada planetario dijo...

Hay miopes de de todo tipo, cosa de no entender las distancias cortas.
Un texto perfectamente urdido por parte de la autora.
Besos de tarde de descanso de reformas.

Ananda Nilayán dijo...

rombo: qué cosas me dices...
Besitos coloraos

Patricia: me alegra verte por el kipu. Ya estamos de vuelta, ahora a bucear por el Samsara y a danzar.
Hari Om... muaks

Tadeo: La vida tiene estas cosas. Mejor que tirar la manzana de la discordia, humor. Es la mejor lanzadera.
Besitos y abrazos

Marisa: pero qué razón tienes... hay cosas que parecen asesinatos de la belleza, la entrega y el amor. qué pena.
Besitos y gratitudes

Nómada: miopes vitales!!! en las distancias cortas se miden las maestrías... que me las den todas!!!
Besito de domingo pre vuelta al trabajo con menos ganas que qué

Mónica López Bordón dijo...

jajaja, eres única Ananda.

bss

Anónimo dijo...

No sé como decirte, que cada día lo haces mejor. Como te sale, fluido como si fuera una corriente de agua en movimiento, limpia y transparente. Me parece muy acertado como mezclas la poesía y la prosa , te ha salido de una forma muy natural, espontánea. Podrías hacer mas mezclas pues son muy interesantes.Me ha gustado mucho.

Patricia H.

V de Tierra dijo...

jajaja.. de postre un zapatazo!!! Caramba, como la dejan asi, tan erotico que estaba el asunto! Super texto @+

rombo dijo...

Hoy lo he vuelto a leer por si me había perdido algún detalle...

FRANK RUFFINO dijo...

Estimada Ananda:

Creo el pedacito de lechuga en los dientes del amante desencadenó la migraña. En mi caso si el residuo de hojita de lechuga hubiera estado en los dientes de ella, con amor le lamo sus preciosos dientitos, que no pasa nada, nada, todo dentro del juego.

Abrazos fraternos en Amistad y Poesía verdaderas,

Frank.

P.D. Un muy buen texto; con treinta o más de ellos haces una obra interesante y con premio. Totalmente seguro.

Ananda Nilayán dijo...

Mónica: pero que bueno tenerte aquí ^^ Jajajaja, mi madre dice textualmente que "estoy como una regadera"
Besitos

V de Tierra: noooo, jajajaja, que el zapato era caro, jajajaja, no lo merece!!! ;)
Besito enorme

rombo: jajajaja, gracias
Muaks

Frank, mi querido amigo: calla calla... para que eso te lo permita una mujer ya tiene que estar de vuelta de tanto... o estar deliciosamente embriagada (de amor o alcohol, digo yo) Te aseguro que si a mi me pasa me muero de la verguenza (ya ves, una tiene sus limitaciones ^^) Pero es hermoso que tu no seas aprensivo y que esa naturalidad no te impida disfrutar.
Te diré que las cosillas que subo al blog, en su mayoría son ideas que desarrollé o estan en proceso, y que mucho es lo olvidado en el cajón. Da igual, bueno, malo, espantoso o sublime, lo subo sin buscar aplausos por el simple hecho de que no se diluyan en el olvido.

Mi mayor premio es que todo un poeta-antipoeta como tú, y sobre todo, la persona auténtica y valiente que te forma como mi querido Frank, me diga algo así. Ya tengo mi premio.

Te abrazo, siempre.

mateosantamarta dijo...

Un hermoso texto con un final frustrante y corriente...
Un abrazo.

✙Eurice✙ dijo...

Las migrañas, las cefaleas cuantas veces nos salvan de las situaciones tediosas
Un fuerte abrazo amiga

Ananda Nilayán dijo...

Mateo: qué pena, no??? digo por lo de "corriente" :(
Abrazo

Eurice: ya te digo!!!
Te abrazo fuerte ^^