30 de julio de 2019

Estío

-Imagen Duy Huynh-

Estío. Todo es amarillo.
Hora de inventar
un paisaje poblado
de azucenas.
Hora de arrancar
la sombra, que habita,
entre mi yo y la niebla.

Estío. 
       Hastío.

Queda caminar
hacia el olvido.
Qué poco importan ya,
los pasos perdidos.

Hastío. 
         Estío…


-Verónica Calvo-

42 comentarios:

Amapola Azzul dijo...

La verdad es que te comprendo.

Besos.

Verónica Calvo dijo...

Amapola, no lo dudo.
Menudo hastío...

Besos.

MalaEnTodo dijo...

Arrancar la sombra y seguir!

Verónica Calvo dijo...

Mala, pues sí. Hay tanto que arrancar... sombras, hastío... el estío pasará y nos llegará otro ciclo.

Abrazo.

lichazul dijo...

tiempos amarillos
tiempos de cosechas y amores maduros
frutos del peregrino conocimiento

besitos de sol
buena semana

Verónica Calvo dijo...

Elisa, sí.
Cada ciclo, su tiempo. Cada etapa, un aprendizaje.
A mi en lo mundano, el verano me agota.

Buena semana.
Besos!!!

Carlos Augusto Pereyra Martínez dijo...

ESe verano que se quedó en la memoria con fastidio. Un abrazo. Carlos

lunaroja dijo...

Hermoso el juego de palabras: hastío y estío, tan diferentes pero aparentemente casi idénticas.
A veces arrancar las sombras es tan difícil, es como si nos envolvieran con su densidad,sin poder ver una salida.
Refleja un estado de ánimo por el que tantas veces hemos transitado.
Me pareció bellísimo. He pasado tantas veces por ahi.
Un besazo admirado querida Verónica!

TORO SALVAJE dijo...

Mi hastío es íntimo de las cuatro estaciones y hasta del día bisiesto.

El poema me gusta mucho.

Besos.

Ceciely dijo...

Dos vocablos que armonizan, el estado de alma... con la vida y sus ciclos existenciales.
No dejemos secar las hojillas amarillentas, desprendidas del tiempo. A reinventarse amiga!
Abrazos.

Maite dijo...

Hastío y estío y eso que este verano está siendo diferente...
No hay más que pasar esta temporada, otra vendrá. El tiempo pasa rápido. Mientras tanto disfrutemos de lo que podamos.
Besosss, Verónica

Verónica Calvo dijo...

Carlos, en general, el verano me produce hastío.

Abrazo.

Verónica Calvo dijo...

Lunaroja, para mi, hastío y estío van de la mano.
Sí. Cuesta arrancar(se) la sombra y a pesar de ello, lo hacemos. A veces encontramos la salida y otras queda inventarla y seguir.
Transitamos parajes teñidos de estados de ánimo, nada del otro es ajeno. El verano alarga sombras y ahí continuamos... un atardecer de verano sostiene.

Besos, querida mía, con la admiración que bien mereces :)

Verónica Calvo dijo...

Toro Salvaje, hay estaciones y momentos que nos llenan de hastío, no nos libramos de él. Ni me nombres los bisiestos... no soy supersticiosa pero los dos últimos me han dejado tiritando.

Me alegra que te guste este poema.

Bss.

Verónica Calvo dijo...

Ceciely... no queda otra :)

Abrazos.

Verónica Calvo dijo...

Querida Maite, pues sí, llevas razón.
Ahora, que como venga otra ola de calor asesina, emigro al Polo. En serio...

Besos!!!

Sergio dijo...

A mí el verano me hastía a ratos y a ratos me desespera. Se me funde el cableado cerebral y no tengo ánimo para nada. Empiezo a contar su final desde el primer día. Creo que julio es el contendiente más duro así que espero sobrevivir a Agosto. En Septiembre ya seré persona otra vez. Saludos y gracias por el alivio de tu poema.

Verónica Calvo dijo...

Sergio, me pasa  como a ti, pero yo revivo en octubre, cuando se nota el otoño.

Gracias a ti por leer este poema.
Abrazo.

andre de ártabro dijo...

Ni tus pasos se han perdido . Tú dejas huella en todas las estaciones.
Un beso
André

Verónica Calvo dijo...

André, alegría tenerte por este poema :)

Abrazo grande.

Luján Fraix dijo...

Arrancar la sombra y el hastío. Es difícil a veces caminar la rutina sin cansarse.
Bello como siempre amiga.
Un abrazo grande.

Anónimo dijo...

Si no existiese estío nos perderíamos ese bello poema... y el deseado otoño, seguro que llegará.

Te envío un fresco abrazo,

El Ataporquero.

Verónica Calvo dijo...

Luján, sí, a veces se hace difícil. Se entra en un bucle y hay que salir rápido o te traga.
Gracias por tu presencia.

Abrazo con todo mi cariño.

Verónica Calvo dijo...

Ataporquero de Atapuerca...
Llegará el otoño y yo le espero con ganas. El verano en el océano es llevadero, en la ciudad, insoportable.

Me quedo ese abrazo fresquito como la sombra de la Gran Dolima.

Besos.

Jose Vivo dijo...

En los días de Hastío o Estío hay que dejarse llevar, sin oponer resistencia a la sombra. Lo mejor es imaginar y vivir esos paisajes de azucenas que pongan una sonrisa en nuestro interior más íntimo.
Un abrazo Verónica

Verónica Calvo dijo...

Sí, Jose. Hay batallas perdidas de antemano. Fluir y llenarse de azucenas hasta que pase.

Abrazo.

Juan Ramón dijo...

O aquel otro de mi infancia: tu tío, es tío / estío, es verano / verano, es ver tu culo / ver tu culo, es tu ver culo / y tubérculo, es una patata... Luego ¡tu tío es una patata!

Luego crecí claro, perooooooo...

Marian Ruiz dijo...

Un interesante juego de palabras y una sensación en la que coincido. Estío-hastío. Lo mejor es que el otoño viene de camino...
Un abrazo, poeta.

Verónica Calvo dijo...

Marian, hay palabras que se dan la mano cuando sintonizan con un sentimiento.
Otoño... le esperamos :)

Abrazo enorme.

Verónica Calvo dijo...

Juan Ramón, no entiendo tu comentario.
Este poema ni tiene rima ni es para niños.
Puede gustar o no, peeeero...

evan dijo...

Hasta aquí llego y me gusta lo que leo... con tu permiso me ospedo en tu casa.
Besos

Verónica Calvo dijo...

Bienvenida, evan.
Gracias. Pasaré a leerte.

Abrazo.

Julieta dijo...

que hastío de calor, inventar, que delicia, para mejorar el paisaje...
Abrazos Verónica.

Verónica Calvo dijo...

Julieta, la verdad que sí. Hastío de calor. Las neuronas se han derretido, ya poca inventiva me queda. Disfruta, sueña, inventa...   :)

Abrazos

A do outro lado da xanela dijo...

Hastíos estivales... de los peores que hay.
Al menos los invernales van acordes con el tiempo.

Saludos

Verónica Calvo dijo...

A do outro lado da xanela, bienvenida y gracias por tu tiempo en leer y comentar :)

Sí, los hastíos estivales, al menos para mí, son muy difíciles de llevar.
Todo acaba pasando.

Saludos.

Mª Jesús Muñoz dijo...

La poesía nos ayuda a crear y recrearnos, ya lo sabes Verónica. El verano pesa, pero pasa rápido.Buen juego de palabras, que le da ritmo y originalidad al poema.
Mi abrazo y feliz noche.

Verónica Calvo dijo...

Querida María Jesús, siempre agradecida por tu presencia y comentarios.
Sí, el verano pasará, como todo. Qué brevedad en lo eterno.

Buen finde, amiga, abrazo.

Laura dijo...

Y aquí es invierno, te sirve un abrazo ? Beso enorme

Verónica Calvo dijo...

Me sirve, Laura :)

Disfruta!!!

Besos.

LA ZARZAMORA dijo...

Este estío-hastío se bañó de abrasadores sensaciones.
Dejar de lado el hastío es tal vez la mejor opción.
Bellos versos, preciosa.

Besos, Verónica.

Verónica Calvo dijo...

Eva Rebelde, y lo que cuesta sacarse el hastío... Días y días :)

Besos, Corsaria.