10 de junio de 2018

Padre

-Imagen Pierre Soulages-
Desde la quietud de esta madrugada.
Desde mi silencio que es palabra.
Así vuelvo a tu presencia
tan añorada y necesitada.

Decir que tu voz
resuena en mi alma
y tu calor, en mi corazón,
unido al tuyo por la magia.

Una vez más
un poema a tu ausencia,
a ese dolor que no acaba.

-Verónica Calvo-
 (A mi padre, en su memoria)

19 comentarios:

Rafael dijo...

Bonito recuerdo...
Un abrazo Verónica.

Anónimo dijo...

Un buen homenaje. Bien sabes que es tu fiel ángel de la guarda y que sigue protegiéndote a través de un hilo conductor que conecta esa complicidad entre la tierra y el cielo.

P MPilaR dijo...

cuando habla el corazón
cuando sobran palabras
cuando es el recuerdo magia

Qué hermosa confidencia hacia tu padre, Verónica

Anónimo dijo...

Abrazo fuerte, tanto como aquel recuerdo.

Sarco.

TORO SALVAJE dijo...

Me vas a hacer llorar.

Un abrazo.

Fanny Sinrima dijo...

Hay ausencias difíciles de aceptar, mas en el poema encuentra acomodo porque es un medio para expresar las emociones y regresar a los seres queridos-

Con mi admiración, un abrazo, Verónica.

LA ZARZAMORA dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Elisa Alcántar dijo...

qué cosas Verito
estamos a nada a conmemorar el día del papá acá en este lado del mapa
y en julio conmemoro su nacimiento y muerte solo con 10 días de diferencia
el destino es paradójico por decir

besitos de sol

Marian Ruiz dijo...

La memoria se alía para transformar la pérdida. Creo que nos invita de paso a poner gratitud en el recuerdo. Tuvimos suerte de tenerlos con nosotros y de heredar su impulso.

Un abrazo, poeta. (Convencida de que él te lee).

Noelplebeyo dijo...

precioso

un homenaje que nunca debe faltar

estará orgulloso

besos

lunaroja dijo...

Qué belleza!
Cuánta nostalgia,cuánto amor expresa cada verso de este poema tan lleno de cariño y recuerdo.
Precioso Vero!
Besos!

Mª Jesús Muñoz dijo...

Hago mío tu poema, Verónica...
Hoy estoy en el pueblo, en la casa de mis padres.
Cuando llego la casa está en silencio y en ese silencio vuelvo a encontrarme con ellos...en un fluir constante de recuerdos...
Mi abrazo y feliz domingo, amiga.

Rosa dijo...

Un beso.
Sigue contigo.

Precioso.

Sergio dijo...

Yo ese dolor a los padres que ya no están lo siento por anticipado así que no quiero ni imaginarlo real. Pero tu poema es maravilloso. Tan íntimo que pertenece a la intimidad de cualquiera porque está en el idioma que todos podemos entender o mejor dicho, sentir. Un abrazo, Verónica.

LA ZARZAMORA dijo...

Es... sin palabras...
Tanto que me hubiese gustado haberlo escrito a mí.
No digo más.
Ahora sí.
Un abrazo, querida Corsaria Dark.

José Valle Valdés dijo...

Un poema que, además de su buena factura, emociona, amiga. Logras trasmitir muchos sentimientos. Estupendo!

Abrazos

Rosana Marti dijo...

Un emotivo y bello homenaje.

Mi abrazo con cariño.

Verónica Calvo dijo...

Muchas gracias por sus comentarios y compañía.

Maite Lorenzo dijo...

Te envío un fuerte abrazo.

Besosss