19 de junio de 2017

Ha muerto un año

-Imagen tomada de la red-
Ha muerto un año
envuelto en la tristeza.
En mis venas un paisaje
que se torna primavera.
Apoyo la cabeza en una nube
y el sol acaricia mis pestañas.
La desgana, el insomnio, las ojeras,
y las vértebras marcadas
son vestigios que el tiempo borrará,
aunque quede el eco del pasado
resonando cada tanto.

Y yo me visto por entera con el campo.
Y perfumo mis cabellos con la mar.
Y en mis huesos los ancestros y sus raíces.

 Quedará lo importante.
                                  El resto será aire.

-Verónica Calvo-

21 comentarios:

Sergio dijo...

Pero como bien dices, ese año ha muerto. Has sobrevivido a sus golpes. ahora eres más fuerte. Y te deseo lo mejor. Un abrazo

Anónimo dijo...

hay que quedarse con lo importante como dice tu poema.
el año dejarlo atrás.

Patricia

María Socorro Luis dijo...


Hermoso mensaje de superación y esperanza en tu estupendo poema. Ritmo bien logrado.

Cariños, Vero.

Darilea Charo Cano dijo...

Ha muerto ese año, pero han sobrevivido los recuerdos y lo importante de sus días. Tú sigue fluyendo en los poemas. Besitos Verónica :) cuídate mucho.

Rafael dijo...

Seguro que vendrán otros momentos importantes.
Un abrazo.

Conchi dijo...

Ese año ha muerto, pero el siguiente será para ti armonioso y cargado de cosas positivas Verónica.

Besos mil.

Lujan Fraix dijo...

Después de un duelo aparece de a poco la esperanza; un camino empieza con todo lo bueno, con tu historia, con el amor que no se olvida... pero con más huellas que se irán borrando un poco con el tiempo. Sólo un poco.

Besos mi querida poetisa

Trini Reina dijo...

Cada año que dejamos atrás dejó su cara y su cruz.
De todos hemos de extraer su bondad y eliminar del cuerpo y del espíritu sus velos de maldad.
Caer es comprensible. Lo imperdonable es no levantarse.

Besos

TORO SALVAJE dijo...

Sí.
El tiempo va borrando todo, y a veces pienso que eso es una tremenda injusticia.

Un abrazo.

lunaroja dijo...

Siempre las pérdidas, nos llevan a vivir un duelo, no solo las pérdidas de seres queridos,sino cualquier tipo de pérdida o fracaso. Dicen que hay que pasar un año y que poco a poco,todo comienza a reverdecer, y aunque quede la herida,aún doliente, la vida nos impulsa a seguir siempre.
Hermosísimo poema!

Noelplebeyo dijo...

Que sea fecundo, eso es lo importante

Besos

Rosa dijo...

Quedará lo importante.
Sí.
Me gusta mucho el poema, es muy esperanzador.

Un beso, querida poeta.
Y otro, ahora mismo, al poemario.
:)

Demian dijo...

Somos ese retoño de los ancestros y sus raíces. Pequeños vestigios caminado la angostura. Hermoso poema Vero!!!

José Manuel dijo...

El año y sus 365 días nos traen alegrías y tristezas, sobreponerse a estas últimas y recordar las primeras, es lo mejor que podemos hacer.

Besos y fuerte abrazo.

Maite Lorenzo dijo...

Quedará lo importante.
Precioso poema, Verónica.

Besos

José Valle Valdés dijo...

Me resulta un poema muy bien logrado, amiga. Discursa con un rítmo exquisito.

Abrazos

Mª Jesús Muñoz dijo...

Me encanta ese mensaje de renovación que nos dejas en tu poema, Verónica...Durante muchos años mi lema de vida ha sido y es: La vida empieza cada día, ello me ha salvado de muchas tristezas y depresiones...Todo va quedando atrás, pero lo importante es el momento presente.
Mi abrazo y mi cariño, amiga.

Lichazul oo dijo...

el tiempo es la excusa que la vida tiene para hacernos vulnerables

besitos de sol

LA ZARZAMORA dijo...

Cada vez más se venden recuerdos y se compra olvido. Y lo que queda después es lo esencial para seguir avanzando.
¿Será?

Besos, cosa guapa.

Lola Barea dijo...

Lo muerto, hay que dejarlo atrás, en su sitio. Bellísimo poema, Verónica, bellísimo. Gracias por compartir.
Abrazos grandotes para ti. Feliz verano, amiga.

Lola.

Patty dijo...

He leído tus poemas (no todos, pero ya encontré otro rincón de lectura) y siento que eres un alma limpia y maravillosa, me han encantado :*