16 de abril de 2017

Queda


-Imagen tomada de la red-


Qué poco queda
de aquellos días de ternura.
Solo queda
el desconsuelo del recuerdo en mis venas.

 Qué poca vida,
               cuánta tristeza.

Queda
este silencio que reaviva tu ausencia.

-Verónica Calvo-

18 comentarios:

Kristalle dijo...

Me ha encantado^^

saludos

Amapola Azzul dijo...

Es precioso.
Besos.

Marinel dijo...

Las ausencias, algunas, duelen tanto que hasta en el río de las venas aparece el dolor.
Y en los hermosos poemas que brotan de ese sentimiento.
Besos.

TORO SALVAJE dijo...

Eso no lo alivia ni el mejor poema.

Un beso, Verónica.

tecla dijo...

La ausencia y el vacío son el dolor más duro que se pueda soportar.
Ojalá sea tan solo un poema.

Mª Jesús Muñoz dijo...

A veces el dolor y la ausencia son todo un reto para el espíritu, que ensaya nuevos vuelos, mientras el alma trata de reinventarse...Hermoso y profundo poema para la reflexión, Verónica.
Mi abrazo y mi cariño siempre,amiga.

Rafael dijo...

Muy profundo y cierto en muchas ocasiones.
Un abrazo.

lunaroja dijo...

Qué delicadeza al describir la tristeza, huyendo del melodrama, versos limpios sin excesos. Es la manera perfecta de transmitir. Precioso Verónica!

ReltiH dijo...

UFFFFF QUÉ AGONÍA...!
ABRAZOS

Noelplebeyo dijo...

Algún camino alternativo puede existir

Besos

Rosana Marti dijo...

Muy hermoso ahí donde más duele. Besos preciosa adoro las letras que compones, son magia.

Rosa dijo...

Muy profundo.
La ausencia duele mucho.
Comprender el sentido del dolor es un gran desafío.

Un beso, querida amiga.

Lichazul oo dijo...

ocurre aquello
pareciese que las ausencias se hacen más presentes
mientras más años tengamos

besitos de sol

Maite Lorenzo dijo...

Queda.

Precioso poema, Verónica.
Gracias por tu visita.
Un beso muy fuerte

Sergio dijo...

El recuerdo siempre da donde más duele. Intentamos abastecernos de recuerdos pero estos a veces no vienen para alegrarnos. Con el tiempo tal vez se vuelvan más dulces.
A ver quién no se identifica con este poema. Saludos

joaquín galán dijo...

Apenas nada queda tras la pérdida del amor,si acaso unos versos sentidos y sublimes para apaciguar en lo posible el dolor de la ausencia.

Un abrazo

María Socorro Luis dijo...


Lindo poema a la añoranza. Buenas noches, Vero.

Anónimo dijo...

Un poema con mucho sentimiento y recuerdos...

Patricia