21 de diciembre de 2015

Ya están aquí

Ya están aquí: aglomeraciones, atascos, prisas… Lo de todos los años, que no hay nada nuevo bajo el sol. A lo que voy, que ustedes tienen prisas con preparativos y ya que tienen la gentileza de leer, no es cuestión de entretenerles.
Siguen sin gustarme estas fiestas. Por coherencia son religiosas y todo lo religioso suele tener una raíz pagana.
¿Saben lo que significa el árbol adornado, los regalos bajo sus ramas y el calcetín colgado de la chimenea,—inciso para declararme enamorada de una buena chimenea y si la tienen, disfrútenla por mí—, que se llenan de dulces?
Pues yo se lo cuento:
En la noche de los tiempos, en ciertos países nórdicos, era costumbre buscar setas que crecían bajo los abetos o pinos. Estas setas eran amanitas muscarias. Las llevaban a sus casas y las secaban, dentro de calcetines, en las chimeneas. Aquí podemos hablar del conocido adviento. El caso es que se las regalaban en Navidad, que para ellos esta palabra no existía, claro.
Las consumían en comunidad y era como una comunión, un acto sagrado donde tenían revelaciones etcétera, etcétera, etcétera.
Así que ponemos el arbolito con sus adornos rojos y blanco (la Navidad más allá de modas en colores, es roja y blanca) y ya tenemos a la amanita como si nada y sin saberlo. Los regalos: otra vez la seta. Y el calcetín inocentemente camuflado con motivos navideños y, ya saben...
Y sobre los cimientos de la sagrada amanita ponemos el consumismo, porque pocas personas celebran la Navidad como lo que es.

Lo único que me «agrada» es reunirme con la familia, aunque las ausencias de lo que no están a la mesa, tiene un peso enorme. Pero la vida sigue.
Y qué bueno es regalar a las personas que realmente son importantes para mí.
Y no cualquier cosa, no, que pienso siempre en los gustos.Como lectora y escritora, busco y rebusco libros para todos.

No les aburro más. Dense por felicitados si les gustan estas fechas, y si no les gustan, paciencia, que todo pasa.

Les dejo un enlace del 2010 por si les apetece entretenerse un poco más: Doce mariposas.

Sean felices siempre.

-Imagen tomada de la red-


17 comentarios:

Chaly Vera dijo...

A mi tampoco me gusta esta fiesta pagana, lo que si me gustan son las paganas.

Besos

TORO SALVAJE dijo...

Me apunto a la paciencia.
Pásalo lo mejor que puedas.
Y con quien más te guste estar.

Besos.

LA ZARZAMORA dijo...

Desde 2008 que abrí el blog cuento también lo mismo, pero jaté que estas Navidades me prometí exhalar, inhalar, y contar hasta mucho más de 1000 y no echar pestes. Dejarlas pasar como si conmigo no fuera la cosa, y funcionaaaa!!!
:)))

Besos, hoy mañana, y pasado mañana y al otro....
;)

Sergio dijo...

Yo he disfrutado con este y con el otro post que enlazas, a cual más interesante. Podemos celebrar o no las fiestas pero es bueno que sepamos por qué lo hacemos o por qué lo hace otra gente, sin trampas. A mí no me disgusta reunirme un par de noches a cenar opíparamente con la familia. No sé si las fiestas son paganas. El pagano soy yo. Así que sea como sea aprovecho para felicitártelas. Si nos ruzamos antes por la red, feliz nochebuena y Feliz Navidad.

Rosa dijo...

Gracias, sabes que me encanta la Navidad, su sentido profundo, y las reuniones familiares.

Te dejo un beso muy grande y que pases unos buenos días en compañía de los tuyos, querida Verónica.

una chica de ojos marrones dijo...

yo estoy ya en modo cuenta atrás... faltan cinco días para que todo vuelva a la normalidad... y de momento me mantengo tranquila, esperando que acaben, eso sí, con todos los regalos comprados hace ya tiempo, que no soy yo muy navideña, pero como odio las aglomeraciones, prefiero ir comprando antes de la locura y el espumillón se apoderen de la población...
por cierto! curiosísimo lo que nos cuentas... no tenía ni idea, y la verdad es que me ha encantado conocer esos orígenes paganos que casi toda fiesta religiosa esconde...
besotes!!!

Tracy dijo...

Suscribo tu entrada, pero intenta buscarle el lado bueno y fíjate sólo en eso.

Luna dijo...

Te regalo el deseo de una bellísima Nochebuena y una maravillosa Navidad.

Saludo enorme, hasta allá.

lichazul alqantar dijo...

jojojo felices fiestas Verónica
abrazos gorditos y colorinches
que el 2016 traiga mucha prosperidad a tu vida

:D

Pilar V dijo...

Muchas gracias por reducir un poco mi inmensa ignorancia ;)
A mi me gustan las fiestas así que estoy ya dispuesta a celebrar la vida junto a las personas que quiero.
Un abrazo

J. R. Infante dijo...

Yo llevo impresas sensaciones infantiles que jamás olvidaré y que en nada tiene que ver con lo religioso. Tiene que ver con alegría, familia, diversión, reuniones con amigos y comidas excepcionales. Por fortuna también había chimenea. Por eso no hagos pestes sobre la Nochebuena, aunque ahora no me coma ni un mantecado. Lo interesante es ser feliz y deseárselo a los demás de corazón, no por cumplir con el ritual.- Fuerte abrazo, Vero.

tecla dijo...

Te regalo mis buenos deseos, Verónica, y te animo a no pensar en nada que no sea pasártelo bien.
-Pero si no me pongo contenta con nada.
-Qué me vas a decir.
Hazte a ti misma el mejor regalo que encuentres.
Felices navidades, Vero.

Julieta dijo...

Interesante historia de la amanita...
Disfruta de estos días junto a los tuyos...

Abrazos

José Valle Valdés dijo...

Dices bien, amiga.

Felices fiestas y próspero 2016.

Abrazos

Sor.Cecilia Codina Masachs dijo...

Gracias Verónica, Navidad no es una fiesta pagana, la hemos hecho pagana los hombres, ya sabes cómo pienso y siento.
Por cierto el poema que he publicado en mi blog en vídeo, acaba de obtener el Primer Premio en el Foro, junto con otros dos premios más.
Vamos haciendo camino en la poesía clásica, lo mío me cuesta ¡jaja!
Un gran beso de ternura

ReltiH dijo...

CONVERJO PLENAMENTE CONTIGO.
ABRAZOS

Anónimo dijo...

si, estas fiestas de Navidades son para muchos todo celebraciones. Lo que cuentas de la seta “amanitas muscarias”, no lo conocía. Me parece muy interesante y curioso. Siempre tienes algún conocimiento que nos das a los que no sabemos. Gracias.