25 de enero de 2015

Como un vidrio



Siente el vacío,
la ausencia
de su propia vida.
Mira sus manos,
-nada que dar.

Escucha el silencio,
se estremece,
es hoja en el vendaval.
-Hablar, decir…
tantos oídos sordos.

Cae la tarde.
Se quiebra
como un vidrio.
-Dormir…
tal vez soñar.



-Verónica Calvo-

-Imagen tomada de la red-


22 comentarios:

Verónica Calvo dijo...

Paso a leerles en la semana.

Gracias por sus comentarios y su compañía.

Sean felices.

poemas lichazul dijo...

rota en mil trocitos
a veces sucede
y uno no sabe por donde rearmarse

precioso poema Verónica
felicitaciones
abrazos y buena semana

MAR dijo...

Sí¡ pero...los sueños, sueños son...
Bss

Esencia dijo...

Bello poema, realidad que se palpa tantas veces...
Un abrazo

Conchi dijo...

Bonito poema, también a veces los sueños se realizan.
Un abrazo Verónica.

S. dijo...

Un poema para identificarse un Domingo por la tarde cuando duele más esa ausencia de tu propia vida. A veces se nos llena el alma de huecos y hablamos sí, para muchos oídos sordos. Otra de esas creaciones tuyas que se te quedan en el recuerdo.

Marisa dijo...

Soñar también
es hermoso.

Un beso


Rosa dijo...

Un beso y buena semana, querida Verónica. Y soñar...

Rafael dijo...

Reflexiones en la tarde.
Un abrazo.

LA ZARZAMORA dijo...

Un vidrio soy también, Verónica.
Somos ya tantos cristales rotos...
Hoy te abrazo, y me abrazo.
Tras el cristal, en un vacío sordo, durmiendo.
Tq, linda.

Mª Jesús Muñoz dijo...

Verónica, hay momentos en la vida en que nos sentimos así...Y buscamos, dormidos, aquel sueño que nos haga latir de nuevo para dar y sentir...Mi felicitación y mi abrazo inmenso por tu claridad y sencillez.
M.Jesús

Marinel dijo...

A veces, quizá demasiadas veces, el dormir, tal vez soñar, es la única cura...
Besos.

TORO SALVAJE dijo...

Incluso aunque sueñe...
La vida la está devorando.

Besos.

una chica de ojos marrones dijo...

conozco la sensación... me reconozco...
muchos besos!!

J. R. Infante dijo...

Muy reflejado esos instantes dificiles que tan frágiles nos sentimos. Menos mal que soñar es gratis.
Un abrazo, Vero.

Lola Barea dijo...

A veces somos tan frágiles como el mismo cristal, quizás el miedo a muchas cosas...o esa soledad que a ciertas personas les aterra, puede que sea la causa de esa fragilidad, donde hay temor hay fragilidad. Puede que me haya ido por las ramas de tu poema, querida Verónica, pero al leerlo me ha dicho muchas cosas, en resumen, me ha encantado, felicidades poeta. Un fuerte abrazo para ti.
Lola Barea.

Amparo Donaire Erena dijo...

Escuha el silencio, es hoja de vendaval, me quedo con esa frase, dejarse llevar en el silencio nos aleja de todo excepto de nosotros mismos. Un placer volver por aquí. Saludos desde España

José Manuel dijo...

Frágil como un vidrio, que difícil sentimientos.

Besos

ReltiH dijo...

QUEDE CON LÁGRIMAS...!

Sor.Cecilia Codina Masachs dijo...

Gracias por pasar por mi casa, me hiciste feliz.
Un poema muy profundo de una mujer rota, pero si puede soñar se recompondrá poco a poco.
Un beso de ternura.

DKTMK7 dijo...

Es un poema precioso, de los que más me han gustado.

Un abrazo.

Verónica Calvo dijo...

De Patricia Hernández por e-mail:

Estremece ese vacío existencial, que te corta y te penetra en las venas.