2 de octubre de 2014

Baudelaire: El amor y el cráneo


Se sienta el Amor en el cráneo
                    de la Humanidad,
y sobre tal solio el profano,
                 con risa procaz,

sopla alegremente redondas burbujas,
                           que en el aire suben,
como para juntarse a los mundos
                         al fondo del Éter.

El globo luminoso y frágil
         en un amplio vuelo,
revienta y escupe su alma pequeña
                    como un áureo sueño.

Y oigo al cráneo, a cada burbuja,
                             rogar y gemir:
-«este fuego feroz y ridículo,
               ¿cuándo acabará?

Pues lo que tu boca cruel
            esparce en el aire,
monstruo asesino, es mi cerebro,
                ¡mi sangre y mi carne!»



Charles Baudelaire

(“Las flores del mal”)

-Imagen: Saturno Butto-

14 comentarios:

Verónica Calvo dijo...

Pasaré a leerles pronto.

Gracias por los comentarios.

Rafael dijo...

Gracias por aportarnos estos versos de Baudelaire.

poemas lichazul dijo...

el amor irrumpe por todos los intersticios de la palabra

besitos y buena jornada Verito
muakkk

S. dijo...

Eso, que los clásicos lo son porque ni el tiempo mata al arte. Cuanta fuerza en esos versos de uno de los muy grandes.

MAR dijo...

No conocía a este señor.
Gracias corazón¡ contigo me vuelvo más culta.
Besotes

Darilea dijo...

Baudelaire :) impactante, leí hace un tiempo "Flores del mal" y me resultó extraño pero me enganchó.
Besitos ;)

María dijo...

Gracias por compartir este poema, pero prefiero mejor los tuyos, hoy me voy con sabor a poco, porque me encanta leerte a ti.

Un beso.

LA ZARZAMORA dijo...

Coeur et raison... toujours au centre de tout. Et de tout poète, et français...

;)

Pero es que Baudelaire, a mí personalmente que lo leo, y le leo un poema de sus Fleurs du Mal antes de acostarme cada día y como una letanía desde que hace tantos otoños..., y ya casi sin querer, me hace amar el alma de todo poeta aborrecido, y arrebujarlo en esas horas perdidas de nadie, comme s´il s´agissait d´un ange déchu.


Sé que no necesitas traducción...
;)

Besos, mi Niña.

TORO SALVAJE dijo...

Que grande...

Besos.

Mª Jesús Muñoz dijo...

Impresionante su visión del amor asentado en e craneo de la humanidad...Esa energía, que nos mueve y nos conmueve siempre...Impresionante, amiga.
Mi gratitud y mi abrazo grande por tus buenos posts y tu cercanía.
M.Jesús

Verónica Calvo dijo...

De Patricia Hernández por e-mail:

Duro como la sangre, el color rojo lo resalta aún más. Un gran pensador y creador.

Darío dijo...

Inmenso Charles, al que hay que volver contínuamente... Un abrazo.

ReltiH dijo...

UN AMOR MÁS QUE IRREAL POR SU NATURALIDAD. GRANDE CHARLES!!!
UN ABRAZO

una chica de ojos marrones dijo...

siempre grande baudelaire, y en las flores de mal, un poquito más...
así que gracias por compartirlo!!!
y besotes!!!